Compartir
Publicidad
Publicidad

Toyota también llama a revisión al Land Cruiser

Toyota también llama a revisión al Land Cruiser
Guardar
35 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando se destapó el problema de estabilidad que sufría el Lexus GX 460 se dijo que el equivalente Toyota no tenía ese problema. Pues sí lo tiene. Los Toyota Land Cruiser 150 (Land Cruiser a secas o Land Cruiser Prado en otros mercados) sufren esa potencial pérdida de control, pero solo en modelos concretos.

La división española de Lexus se apresuró a decir que ningún Lexus GX ha sido vendido en nuestro mercado, lo cual es cierto. Pero sí se han vendido Land Cruiser 150 afectados, 239 unidades van a ser llamadas a revisión de inmediato para reprogramar el control de estabilidad (Vehicle Stability Control).

A nivel europeo se van a revisar 7.500 unidades, tanto de Land Cruiser 150 como de GX 460, que se ha vendido en algunos países del este. El arreglo es gratuito y se realiza en 40 minutos. La marca dice no tener constancia de que los coches puedan llegar a volcar ni que haya que lamentar ninguna víctima.

Toyota Land Cruiser

¿Cómo se pierde el control de uno de estos coches? Toyota explica que deben concurrir varias circunstancias a la vez:

  • Solo ocurre en modelos con volante a la izquierda
  • Land Cruiser 150 con equipamiento VXL o Limited (incluyen el VSC y el sistema de suspensión dinámica KDSS) o Lexus GX 460
  • Unidades fabricadas desde agosto de 2009 a abril de 2010
  • Circulación a unos 100 km/h
  • El conductor levanta el pie del acelerador de golpe
  • Se gira el volante más de 90º de forma brusca
  • No se interviene en los pedales

Si todo eso se da a la vez, que ya es difícil, el sobreviraje resultante no será corregido por el VSC. En esta ocasión la reacción de las marcas de los elipses y la flecha de lujo ha sido mucho más rápida, pero lo cierto es que ya llevan inercia. Desde el segundo semestre de 2009 Toyota está que no para con problemas.

Si hubiese probado ese modelo os garantizo que no habría detectado fallo semejante, pues la última cosa que se me ocurre con semejante tanque es hacer un intento de drift que deje a Keiichi Tsuchiya como un simple novato y arriesgarme a partirme todos los dientes, con lo cara que fue mi ortodoncia.

En otros modelos Lexus no se ha “contagiado” un problema de este tipo, ni en otros Toyota. En el caso del Land Cruiser 150 y el Lexus GX, que son básicamente el mismo coche, han reproducido el mismo fallo. Menos mal que para descubrirlo deben concurrir circunstancias bastante raras y poco habituales.

En Motorpasión | Toyota Land Cruiser 150, Lexus suspende la venta del GX 460 en EE.UU.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos