Compartir
Publicidad
Publicidad

Toyota, el aceite de colza y las aves carroñeras

Toyota, el aceite de colza y las aves carroñeras
Guardar
65 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante años bromeaba con mis amigos cuando íbamos a alguna hamburguesería de dudosa calidad diciendo que seguramente habrían utilizado aceite de colza para freírlas. Dicen que viajar es aprender, y efectivamente años después me sorprendí al ver en algún país que no recuerdo el aceite a la venta.

Los 700 muertos del aceite de colza en 1981 provocaron que se dejase de utilizar masivamente en España. Pero el efecto colateral es que gente como yo llegamos a pensar que el problema era el aceite y no una partida contaminada. Es decir, como si en Estados Unidos pensasen que el aceite de oliva es venenoso por haber consumido una partida contaminada.

Afortunadamente para Toyota el caso de sus aceleradores no será tan grave como el del aceite, pero la historia nos puede dar alguna pista sobre algunos de los efectos que la marca tendrá. No se trata de que sus coches no tengan calidad, sino de qué pensará la gente que sepa tan poco de coches como yo del aceite que se vendía hace tres décadas.

Seguramente con haber leído más de un par de artículos sobre el asunto se nos quite el miedo a comprar un Toyota en España. El problema puede venir para todos aquellos que no sigan la actualidad del motor pero sí medios generalistas, que al fin y al cabo son la mayoría de los compradores.

En este caso, las noticias que llegan al consumidor son del tipo “Toyota hace aceleradores malos” o “Fernando Alonso está en Renault” (me temo que la venta de Ferrari no interese a la mayoría del público). Y este es el problema de comunicación al que se enfrentará Toyota en los próximos meses.

Aves carroñeras

A principios de la semana nuestro comentarista toni22m nos envió un correo que no me consigo quitar de la cabeza. Es una posibilidad, no confirmada y quizás algo alarmista, pero que convendría al menos pensar:

[...] puede ser un batacazo mundial para Toyota como la justicia yanki se vaya en serio a por ellos. Es justo lo que necesita la industria americana del automóvil para salir de la crisis, ojo a ese dato.[...]

Por el momento tanto las acciones como las ventas de Toyota en Estados Unidos han caído de forma considerable. Quizás no sea la justicia sino el Gobierno o las grandes marcas americanas las que hagan leña del árbol caído.

El impacto real de los problemas de Toyota

Con todo esto no quiero justificar que Toyota lo haya hecho lo mejor que ha podido. Ellos mismos han reconocido que quizás hayan bajado sus niveles de calidad. Lo injusto del asunto puede ser que el precio que paguen por ello sea demasiado alto, y más si tenemos en cuenta que en materia de seguridad hacerlo mal pero de forma disimulada sale gratis.

Javier Moltó, de Km77, recomendaría comprar un Toyota. E intenta hacerse las preguntas correctas antes que buscar las respuestas fáciles: no nos gusta que muera gente por culpa de un coche, pero no sabemos si 30 muertos en Estados Unidos son mucho o poco, y quizás Toyota siga siendo una marca más segura que sus competidores.

¿Se puede medir ese impacto?

Lo que nadie ha querido o ha podido hacer hasta el momento es un ránking de los coches más mortales en carretera. Primero, porque sería sesgado: la gente que es agresiva o irresponsable al volante puede tener una tendencia hacia comprar cierto tipo de coches, y a la vez una tendencia a tener más accidentes, pero el coche no tiene por qué influir.

Es la paradoja de las versiones deportivas de utilitarios, compactos o berlinas. En las manos adecuadas, un modelo sport es más seguro que su equivalente básico: mayor equipamiento de seguridad, neumáticos más grandes, mejor estabilidad, mejores frenos… sin embargo las manos más arriesgadas suelen buscar esas versiones.

Y como este problema podríamos pensar en muchos más. De ahí que EuroNCAP sea la mejor métrica que tenemos actualmente: no es la mejor que podría haber pero sí la menos mala de las que tenemos.

Conclusiones

A día de hoy en España comprar un Toyota es tan seguro, o tan poco seguro, como comprar un coche de cualquiera de sus rivales. Esto es, deberíamos ser lo suficientemente razonables como para seguir métricas fiables y contrastadas como EuroNCAP y no convertir una excepción en regla.

De hecho, como comenta Javier Costas cabe la posibilidad de que Toyota se convierta en la más fiable, si no lo era ya, al buscar un nivel de calidad que nadie pueda discutir.

Pero debemos aprovechar la situación para hacernos una pregunta que yo llevo mucho tiempo haciéndome. ¿Por qué si mueren varios miles de personas en España en las carreteras se le da tan poca importancia? ¿Por qué se le da tanta importancia por ejemplo a la seguridad aérea en aviones comerciales, en la que, afortunadamente, la mayoría de los años mueren cero personas?

Es una cuestión tan importante como compleja, en la que las vías, los conductores y los coches tienen el peso repartido. Y transmitir la sensación de que se reduce a fallos concretos y llamadas a revisión es perderse gran parte de la película.

En Motorpasión | Seguimiento exahustivo de todo lo relacionado con el caso pedalgate
En El blog salmón | El caso Toyota, otro golpe al “milagro económico japonés”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos