La solución de Toyota para mantener vivos a los motores de combustión ya está en marcha. Quemar hidrógeno suena así de bien

La solución de Toyota para mantener vivos a los motores de combustión ya está en marcha. Quemar hidrógeno suena así de bien
64 comentarios

Toyota está apostando más fuerte que nunca por la electrificación, pero no se olvida del motor de combustión interna. Eso sí, alimentado por hidrógeno, un combustible que podría ser la última esperanza para este tipo de mecánicas.

La marca japonesa lleva tiempo desarrollando propulsores térmicos que “queman” hidrógeno. Primero a través de un Toyota Corolla que debutó en competición hace más de un año y ahora de la mano del Toyota GR Yaris H2, que se acaba de estrenar en un rally europeo con el presidente de Toyota, Akio Toyoda, a sus mandos.

Renuncia a las emisiones, pero no al sonido

Toyota Gr Yaris H2 Ypres 6

Toyota está utilizando dos coches como laboratorio para probar este tipo de motores. Por un lado, un Toyota Corolla equipado con un motor tricilíndrico turbo de 1.6 litros alimentado por hidrógeno que lleva más de un año compitiendo en la serie de carreras Super Taikyu de Japón.

Por otro lado, el Toyota GR Yaris H2 Concept que se presentó a finales de 2021. Utiliza el mismo bloque que su hermano mayor, pero con ligeras modificaciones y combinado con el sistema de repostaje del Toyota Mirai de serie.

En comparación con el motor del GR Yaris de producción, esta mecánica del GR Yaris H2 está reforzada, cuenta con nuevos asientos de válvulas y un sistema de inyección mejorado. Hasta ahí las diferencias.

A pesar de estos cambios y de utilizar otro combustible, Toyota asegura que la mecánica de hidrógeno consigue niveles de eficiencia similares a la de gasolina. Debería, por tanto, desarrollar alrededor de 260 CV, aunque la marca no ha proporcionado cifras concretas.

Toyota Gr Yaris H2 Ypres 2

Precisamente el Toyota GR Yaris H2 ha sido el modelo escogido por Toyota para llevar a cabo las primeras pruebas de su motor de hidrógeno en la vía pública fuera de Japón, concretamente en Bélgica.

Aprovechando la celebración del Rally de Ypres, el GR Yaris H2 ha rodado como coche de seguridad en un tramo de 15 kilómetros. Solo a modo de prueba; su debut en competición todavía tendrá que esperar.

El encargado de conducirlo ha sido el presidente de Toyota, Akio Toyoda, que ha tenido un copiloto de primerísimo nivel: Juha Kankkunen. El finlandés fue campeón del mundo de Mundial de Rally en 1993 con un Toyota Celica Turbo 4WD y corrió por última vez en el WRC en 2010.

Al bajarse del GR Yaris H2, Toyoda dijo: “Agradezco a Juha su cortesía al permitirme conducir. Me guio en sincronía con mi conducción, haciéndome sentir cómodo. Pudimos demostrar en Europa el potencial del hidrógeno como una opción para alcanzar la neutralidad de carbono.”

Por su parte, Kankkunen declaró: “La conducción de Akio fue genial. Y el motor de hidrógeno genera un par sólido, por lo que no es diferente de un motor de gasolina".

"Debido a que emiten cero CO2, creo que los motores de hidrógeno se convertirán en una de las opciones para lograr la neutralidad de carbono, no solo en el mundo de los deportes de motor, sino también en el mundo de los automóviles de calle”, añadió Kankkunen.

El CEO de la firma nipona ha demostrado en muchas ocasiones ser un verdadero apasionado del mundo del motor. Gracias a él, han llegado a las calles modelos como el Toyota GR Yaris y el Toyota GR 86, que conviven sin ningún problema con la enorme gama de vehículos electrificados de Toyota.

Toyota Gr Yaris H2 Ypres 3
Juha Kankkunen y Akio Toyoda

Esa pasión por el mundo del motor ha hecho que este auténtico petrolhead, conocido como Morizo, siga defendiendo a ultranza los motores de combustión y los coches pasionales para seguir disfrutando de ellos por mucho tiempo. A pesar de las normativas anticontaminación y de las restricciones cada vez más exigentes.

Para conseguirlo, es uno de los principales impulsores del hidrógeno como combustible para los motores de combustión tradicionales. Después de llevar a producción la pila de combustible de hidrógeno de la mano del Toyota Mirai, Toyota se ha propuesto que el hidrógeno sustituya al diésel o la gasolina.

De esta forma, se conseguiría reducir drásticamente el nivel de emisiones  sin renunciar a las sensaciones y al sonido de los propulsores de combustión interna “de toda la vida”. Para muestra, el vídeo del GR Yaris H2 en acción, pero, sobre todo, el de este Toyota Corolla de hidrógeno:

Después de ver el GR Yaris H2 en los tramos de rally belgas, queda ver cuál es el siguiente paso. El Corolla de hidrógeno de pruebas ya ha demostrado que puede ser competitivo en las carreras y ya sabemos que BMW y Toyota seguirán apostando fuerte por el coche de hidrógeno.

Todavía es una incógnita si solo veremos este tipo motores en competición (incluso limitados para circuito) o también en las calles. Desde luego, en Europa lo tienen difícil porque la Administración se ha propuesto prohibir la venta de coches que no sean cero emisiones para 2035.

Toyota Gr Yaris H2 Ypres 4

Eso incluiría a los de hidrógeno porque emitirían un mínimo de CO2 (no llegaría a cero porque seguirían quemando algo de aceite), siempre y cuando ese hidrógeno sea verde.

Según los cálculos de Jason Finsk, de Engineering Explained, el Corolla de hidrógeno emitiría concretamente 0,58 g/km de CO2. No es nada, pero la Unión Europea es tajante.

Por suerte, en la industria del motor queda gente como Akio Toyoda. No cabe ninguna duda de que Morizo seguirá esforzándose porque alternativas como el GR Yaris H2 acaben siendo la salvación del motor de combustión interna.

Temas
Inicio