Compartir
Publicidad
Publicidad

Nuevo vuelco en el Caso Pedalgate

Nuevo vuelco en el Caso Pedalgate
Guardar
115 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Del escándalo de la pérdida de fiabilidad de los coches japoneses, fundamentalmente claman al cielo los problemas de aceleración incontrolada, que podían deberse a dos causas. Podía ser o bien un atasco provocado por una alfombra mal diseñala (de fábrica) o por un acelerador electrónico defectuoso.

Se están investigando 2.000 casos de aceleración incontrolada, mientras que 8 millones de coches son o han sido llamados a revisión para atajar esos posibles problemas. La marca se defendió en su momento diciendo que los pedales de acelerador solo podrían atascarse en condiciones muy raras e inhabituales.

Pues bien, de acuerdo a las investigaciones de la marca, y según Wall Street Journal, también de la NHTSA, hay gato encerrado. En la mayoría de accidentes investigados, la centralita de los coches informó que el freno no se pisó, o se pisó poco, y que el acelerador fue pisado a fondo. En otras palabras, fallo humano.

Acelerador Toyota CTS Corp.

La propia NHTSA de momento no se ha pronunciado al respecto. Es un tema muy serio, ya que hablamos de 89 muertos ligados a 71 accidentes mortales desde 2000. Si se demostrase que ha sido, casi siempre, un error humano, estaríamos repitiendo la triste historia del Audi 5000.

Hay un detalle que me parece especialmente revelador, y es que la mayoría abrumadora de problemas de aceleración incontrolada son en Estados Unidos. En dicho mercado, Audi tuvo muchos problemas de reputación por gente que tuvo accidentes de tráfico pisando a fondo el acelerador cuando creían estar pisando el freno.

La marca alemana reaccionó cambiando el diseño de los pedales para hacer la confusión más difícil, pero no fue suficiente. Actualmente, muchos coches cortan la inyección de combustible cuando se pisan a la vez el freno y el acelerador, pero eso es 100% inútil si se pisa el acelerador a fondo y no el freno.

Entiendo que a más de uno le parecerá esto jocoso y gracioso, pues más de uno por aquí le gusta pisar a fondo el acelerador, pero habría que ponerse en la piel de la gente que ha tenido un accidente, pisando a fondo “el freno” y viendo con impotencia cómo el coche, en vez de frenar, ganaba velocidad.

Hay que esperar a las conclusiones de la NHTSA, en su día Audi quedó absuelta, ya que fueron fallos humanos. No niego que haya podido haber algún accidente por fallo mecánico, pero no hablaríamos de tantas muertes, y las batallas judiciales podrían quedar invertidas en muchos casos.

¿Culpable el hombre o la máquina? El portavoz de Toyota en Torrance (California) también aclara que algunos pedales de acelerador se quedaron atascados por culpa del conductor, por ejemplo, por tener objetos en esa zona que no debían estar ahí, ¿botellas? ¿paquetes de pañuelos? ¿alfombrillas mal colocadas?

James Sikes
A nivel oficial, las autoridades de Estados Unidos no se han pronunciado sobre el factor humano en esta cuestión. Esto no quita que haya habido damnificados por otros problemas en turismos Toyota, ni todos los problemas de fiabilidad que se han ido produciendo, eso va por otro lado.

Sin embargo, si realmente el factor humano ha estado detrás de casi todos los accidentes, debería haber una profunda reflexión en ese país, y comprobar si es una cuestión de dislexia de los pies, o que el pedal del freno debe separarse más del acelerador, o enseñar a la gente a parar coches automáticos con “aceleración incontrolada”.

¿Recordáis los casos de aceleración incontrolada del Toyota Prius, que tenían otro pedal de acelerador distinto? Al final, todo quedó en papel mojado, no se demostró que en ningún caso fuese culpa del coche. El famoso Jimmy Sikes no quedó como un estafador, pero desde luego, fue culpa suya y no del coche.

A ver en qué acaba este culebrón.

Fuente | Automotive News, Wall Street Journal
En Motorpasión | Caso Pedalgate, ¿Por qué fracasó el Audi 5000 en EEUU?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos