Reto titánico: rescatan un Suzuki Jimny varado en Sierra Nevada... ¡casi medio siglo después!

Reto titánico: rescatan un Suzuki Jimny varado en Sierra Nevada... ¡casi medio siglo después!
11 comentarios

Esta es la historia de un colosal rescate, con un Suzuki Jimny de primera generación como protagonista y que ha estado varado y abandonado durante casi 50 años en el corazón de las montañas de Sierra Nevada.

Lo han llevado acabo los chicos de Matt's Off Road Recovery, que cuentan todos los pormenores de esta aventura en tres vídeos. Este equipo de rescate con sabor norteamericano se dedica precisamente a esto: a recuperar vehículos atascados en lugares de acceso casi imposible. Y este Jimny no ha sido una excepción.

Si te lo estás preguntando no, no se trata de nuestra granadina Sierra Nevada, sino de la cordillera homónima que está a medio camino entre los estados de California y Nevada en EE.UU.

Más o menos como ir a destruir el Anillo Único al Monte del Destino...

Hace 47 años, el dueño de este Suzuki Jimny LJ20, la que fue la primera evolución de la primera generación de este eterno todoterreno de bolsillo, estaba realizando labores mineras en la zona cuando se quedó atascado con su 4x4 debido a un desprendimiento de tierra.

Así, se puso en contacto con Matt's Off Road Recovery para ver si se atrevían a sacarlo de allí. Aceptaron el reto, claro, y de paso bautizaron la tarea: 'Operación Golden Nugget'.

Primeramente, y tras varias escalas de avión, se plantaron en la zona indicada para reconocer el terreno. Lo hicieron a pie y ya comprobaron que no iba a ser fácil: el camino hasta llegar al Suzuki Jimny varado incluía un sendero minero de poco más de un metro de anchura, un río y mucho, mucho bosque a través.

Cuando llegaron por fin al Jimny, se sumaron otros problemas: estaba atascado en una zona arbolada. A ello se sumó que el motor ya estaba completamente inoperativo, que la dirección estaba bloqueada y que la carrocería amenazaba con descomponerse tras pasar casi medio siglo en el bosque.

El panel izquierdo, por cierto, fue modificado por su propietario en aquellas y era una de las partes del coche que se encontraba en peor estado ya que fue confeccionado en madera.

Sin embargo, los chicos de Matt's Off Road Recovery consideraron que podrían sacarlo de allí y traerlo de vuelta la civilización. Para ello recurrieron a su Jeep Cherokee XJ, es decir el de segunda generación: un coloso todoterreno modificado y apodado como 'Banana'.

Y así comenzó un duro periplo para llevarlo hasta el Suzuki Jimny y que pudiera remolcarlo. En el vídeo podemos verlo acometer pasos imposibles, además de que tuvieron que talar árboles y mover no pocas rocas para ir abriendo paso al todoterreno.

Tras muchos esfuerzos y llegar hasta el Jimny, pasaron a firmar el reto más complicado: remolcarlo de regreso por todo el camino realizado. Al menos pudieron desbloquear más o menos la dirección, lo que ayudó algo en tamaña empresa.

Uno de los puntos críticos fue el de hacer pasar al todoterreno japonés a través del río. Tras vadearlo con el Jeep Cherokee tiraron el cabestrante para engancharlo al Jimny.

Durante varios minutos estuvo completamente sumergido ("El Titanic", bromearon) y se quedó enganchado en una roca, perdiendo en esta operación uno de sus faros y resultando dañada parte de la parrilla y el lateral.

No fue el único piloto que pasó a mejor vida en la maniobra, pues uno de los faros traseros del Jeep también pasó a mejor vida tras chocar con otra roca más adelante.

Pero más allá de estos daños, el Suzuki Jimny consiguió sortear todo el camino remolcado por el Cherokee sin más que lamentar, más allá el deterioro que ya presentaba cuando lo encontraron. Hubo momentos en los que hubo que remolcar ambos coches o los tuvieron que empujar por el angosto "no" camino.

Matt's Off Road Recovery considera que se podrá restaurar, así que han optado por comprar este Suzuki Jimny de primera entrega a su dueño. El cual, por cierto formó parte de la expedición pues solo él sabía donde se había quedado atascado años ha.

Este equipo de rescate le ha pagado 210 dólares (unos 181 euros al cambio) por el vetusto Jimny varado: 10 dólares más de lo que en su momento pagó su propietario.

En Motorpasión | Snow Cruiser: el coloso de la Antártida de 37 toneladas y 17 metros que nunca llegó a explorar nada | Adiós al Mitsubishi Montero: los orígenes y la evolución de todo un icono

Temas
Inicio