Asistimos a la inauguración del Centro Infiniti de Zaragoza y probamos el FX50 s

Asistimos a la inauguración del Centro Infiniti de Zaragoza y probamos el FX50 s
16 comentarios

Infiniti es una marca relativamente joven (comenzó a ser un proyecto viable en 1985), y desde que llegó a Europa Occidental, España siempre ha sido un referente para la marca de lujo de Nissan, a pesar de la crisis.

De hecho, el primer Centro Infiniti dn Europa, abierto en 2006, fue el de Madrid. Por eso no es de extrañar que la ampliación de la red de concesionarios siga siendo una de las prioridades de la marca.

Por el momento la marca cuenta con Centros Infiniti en Barcelona, Madrid, Valencia, Bilbao, Sevilla, Las Palmas, y a partir de 2012 se inicia una ambiciosa ampliación, que permitirá que otras cuantas ciudades tengan su propio concesionario de la marca (A Coruña, Murcia, Burgos, Oviedo, Girona y Málaga).

Gama Infiniti

Fijaos que hablamos de Centro Infiniti y no de concesionario. Para la marca esto es muy importante, porque significa que cada Centro Infiniti tiene todos los modelos en exposición, con una gran superficie por coche (afirman que la mayor entre sus competidores), y una atención personalizada, que significa desde ser atendido en una sala cerrada a tener una zona de espera con todas las comodidades, además de ser siempre atendido en el propio Centro.

Siempre que la marca ha entrado en un nuevo mercado, se ha hecho de la mano de importadores/distribuidores privados, y una vez más, a la hora de abrir el nuevo Centro Infiniti en Zaragoza (Grupo Arvesa) se ha contado con el grupo Bergé como piedra angular de este nuevo proyecto.

Además de conocer los planes más inmediatos de la marca, los responsables de Infiniti nos proporcionaron una curiosa información. Seguramente os acordaréis del Infiniti FX50 S Sebastian Vettel.

Se trata de la versión más deportiva del SUV más grande de la marca, cuyo radical aspecto debía corresponderse con un comportamiento enfocado en las prestaciones, y con modificaciones en el aspecto exterior, el chasis, el motor, la suspensión y el equipo de frenos.

Gama Infiniti

Pues bien, por un lado parece que la posibilidad, como se anunció, de que este SUV alcance los 300 kilómetros por hora es relativamente escasa. Es muy posible que la marca se acoja al pacto tácito de autolimitar los vehículos a 250 km/h.

Por otro lado, parece que a Europa llegarán al menos 50 unidades de este modelo, y en España ya se han confirmado, al menos dos reservas, y eso que aun no se sabe el precio exacto que tendrá el modelo.

Dicho esto, permitidnos que os contemos las impresiones de conducción que nos transmitió durante esta inauguración un modelo del que no habíamos hablando y que pudimos conducir muy brevemente. Hablamos del Infiniti FX50 S. También pudimos probar el Infiniti M35h, pero ya os hablamos de este modelo durante la presentación en Valencia (parte 1 y 2).

Gama Infiniti

Toma de contacto con el Infiniti FX50 S

De este modelo ya os hablamos ampliamente a finales de 2010, pero dado que el modelo probado fue el de motor diesel (FX30d S), nos ha parecido adecuado probar brevemente el modelo más potente de la gama.

Hablamos de un SUV 4,87 metros y un peso de 2.195 kilogramos, que en esta versión, monta un motor V8 de 5 litros que desarrolla 390 CV a 6.500 revoluciones. Con esta mecánica, el Infiniti FX es capaz de acelerar hasta los 100 km/h en 5,8 segundos.

A priori, y sin haber conducido el coche, cualquiera podría imaginar que es un coche cómodo, con potencia suficiente para moverse en amplias autopistas. Sin embargo, precisamente lo que más distingue a este SUV es un planteamiento deportivo.

Gama Infiniti

Esto se nota nada más entrar en el habitáculo. El puesto de conducción es casi perfecto para tratarse de un coche de su altura. Los asientos recogen perfectamente el cuerpo, llevamos las piernas razonablemente estiradas y el volante nos queda cerca del pecho.

Arrancamos el motor y el pequeño golpe de gas que se produce con la ignición provoca un sonido bronco que nos advierte que estamos ante la versión más deportiva de toda la gama.

El volante de cuero perforado y las enormes levas de magnesio que encontramos detrás del volante también nos dan algunas pistas sobre el planteamiento del vehículo.

Gama Infiniti

Al principio dejé que el cambio en modo completamente automático, y la verdad es que la suavidad es muy destacable. No hace falta acariciar con mimo el pedal del acelerador para arrancar de una manera suave y controlada. Esto será una ventaja cuando estemos aparcando.

Casi sin darnos cuenta, estamos en 80 kilómetros por hora, sorprende el poco esfuerzo que tiene que realizar este coche para alcanzar velocidades de crucero.

Sin embargo, después de un breve trayecto urbano, nos enfrentamos a una incorporación a una autopista en la que nuestra velocidad de partida es baja, unos 40 km/h. Esta vez sí decido comprobar lo que rinden los 400 CV.

Gama Infiniti

El resultado es, desde luego, muy satisfactorio. A fondo, el cambio apura las marchas más allá de las 6.500 vueltas, pero realiza los cambios con mucha suavidad, y sin apenas interrupciones en la entrega de potencia.

No obstante, aunque desde luego las prestaciones de este coche permiten movernos con agilidad más que suficiente, el peso del vehículo empaña en cierta medida las prestaciones de este Infiniti. Se nota que hay mucho peso del que tirar, aunque esto es algo común a todos los vehículos de su clase.

Comportamiento sorprendentemente ágil

En vista de que con 400 CV bajo el pie derecho resultaría muy fácil salir bien retratados en una fotografía de la DGT, nos desviamos a una carretera de curvas, y es aquí donde surge lo mejor de este modelo.

Gama Infiniti

En la segunda curva ya vamos cómodos a un ritmo rápido, buscando los límites del coche con toda confianza. La dirección directa y precisa es su principal argumento para conseguirlo, así como una puesta a punto enfocada descaradamente a la efectividad en el paso por curva.

De hecho, me parece uno de los SUV más adecuados para disfrutar en una carretera de curvas. Es al menos igual de ágil que un Porsche Cayenne S a la hora de cambiar de trayectoria, aunque no me atreveré a compararlos por lo rápida que fue la toma de contacto con este Infiniti.

Otro de los aspectos que nos permitirán tener confianza para rodar a un ritmo rápido por una carretera revirada es el equipo de frenos, con una potencia de deceleración destacable.

Gama Infiniti

El reto no es fácil desde luego, parar un vehículo que mira por el retrovisor a las dos toneladas y que cuenta con 400 CV de potencia no es cualquier cosa, pero este Infiniti lo consigue. Sobre la resistencia al calentamiento no puedo hablaros, de nuevo, por el poco tiempo que pude probarlo.

Además, para aquellos que quieran un comportamiento más deportivo, es posible ajustar la dureza de la suspensión. El modo más duro (denominado Sport), sólo es recomendable si vamos circulando por una carretera con buen asfalto y no llevamos pasajeros muy sensibles.

La diferencia entre el modo más blando (duro de por sí), y el más firme es importante, aunque tampoco ganaremos demasiada confianza, y sin embargo si algo de incomodidad.

Gama Infiniti

Por si todo esto no fuera suficiente para que disfrutemos en una carretera de curvas, si accionamos las levas de cambio, pasaremos al modo manual, en el que el cambio nos deja hacer (si alcanzamos el régimen máximo de revoluciones, aguantará por un momento la marcha, aunque después pasará a la siguiente).

De hecho, a diferencia de otros coches, nos dejará reducir con bastante rapidez (un buen conductor siempre será más rápido con un cambio manual por supuesto), y la capacidad de retención es alta. Eso sí, no nos encontraremos con tirones a la hora de reducir, lo que seguramente nos agradecerán nuestros pasajeros.

En este modo, la inmediatez a las solicitudes de aceleración por parte del conductor es alta, y más que suficiente para disfrutar conduciendo. Como digo el cambio de 7 velocidades responde correctamente, y será fácil entrar en una curva en la marcha que queramos.

Gama Infiniti

Como estáis viendo en las fotos, tuvimos la oportunidad de probar el vehículo, muy brevemente, por caminos sin asfaltar. La conclusión ya la estaréis adivinando muchos, todo lo bueno que tiene en carretera lo pierde fuera de ella.

No tiene reductora, ni control de descenso electrónico, aunque sí cuenta con un modo pensado para circular por vías con baja adherencia, denominado Snow, que no tiene diferentes niveles de intrusión.

Sí ayuda, no obstante, el sistema de tracción integral, que en condiciones normales envía toda la potencia a las ruedas traseras, pero al detectar pérdidas de tracción, puede enviar hasta un 50% de la potencia al eje delantero.

El pequeño maletero (410 litros), una suspensión demasiado dura para el día a día y el elevado consumo juegan en su contra, pero al final, nunca se puede tener todo.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Infiniti FX 30d S, prueba (exterior e interior, conducción y dinámica, equipamiento, versiones y seguridad, valoración y ficha técnica)

Temas
Comentarios cerrados
Inicio