Compartir
Publicidad

Uber va contra todos: gobiernos, taxistas... y competidores

Uber va contra todos: gobiernos, taxistas... y competidores
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Quién no ha oído hablar de Uber? Sí, esa aplicación que permite que conductores profesionales o particulares nos recojan y nos lleven cual taxi --de momento solo en Barcelona-- sin necesidad de efectivo. Los que más han hecho por promocionar Uber han sido los propios taxistas con sus protestas, clarísimo efecto bumerán.

Pero Uber no solamente pelea contra los taxistas, también contra las administraciones públicas, buscando implantarse rápido antes de que los cosan a multas o los prohíban (ya que se saltan la legalidad en varios sitios). Si eso no fuese suficiente, también está jugando sucio contra su competencia. Es el caso de Lyft en EEUU.

Lyft no opera en España. Sus coches se distinguen por la calle por un bigote morado, que los vuelve modositos y reconocibles a la primera. Ofrecen la funcionalidad tipo taxi, y también la tipo Blablacar, de compartir un viaje. Hay que destacar que Blablacar no opera en EEUU.


Lyft acusa a Uber de boicot

Pues bien, según datos que Lyft ha aportado a CNN Money, desde el 3 de octubre hasta anteayer, casi 180 empleados de Uber con diferentes cuentas han solicitado y después cancelado más de 5.500 recorridos. Las consecuencias de esta táctica son evidentes:

  • Los conductores pierden el tiempo y combustible
  • Lyft pierde dinero en compensaciones a los conductores
  • Los clientes serios aumentan su tiempo de espera mientras los conductores dan vueltas en balde
  • Teniendo el móvil de los conductores, se puede aprovechar para persuadirles de que trabajen con Uber

¿Es jugar limpio? Claramente no. Lyft ha relacionado las cuentas y usuarios que han producido muchas cancelaciones con números de teléfono de empleados de Uber. Igual no violan ninguna normativa, pero no es lo que podemos entender por competencia sana.

Uber

Desmenuzando los datos de CNN Money, encontramos:

  • Un solo usuario canceló 300 viajes en dos semanas, tenía otras 21 cuentas con las que canceló 1.524 viajes (en total)
  • Otro tenía "solo" 14 cuentas y canceló 680 viajes
  • También han troleado al competidor Gett, con 100 cancelaciones en tres días
  • Se ha intentado confundir a los conductores diciéndoles que no se puede trabajar a la vez en Uber y Lyft, lo cual es falso

Desde luego esta gente en la tierra de las oportunidades va a cuchillo para ganar usuarios y comer cuota de mercado a los taxistas. De hecho, en algunos casos están ofreciendo viajes a pérdida, el conductor se lleva más dinero del importe de la "carrera". Eso es un dumping en toda regla, el summum de la competencia desleal.


Cierto es que las formas y los modos de algunos taxistas contra Uber nos parezcan excesivos y fuera de lugar, pero no hay que olvidar que no les falta razón. No se puede prestar un servicio de transporte colectivo sin jugar en igualdad de condiciones de impuestos, requisitos técnicos, etc.

En lo del seguro de responsabilidad civil no tienen razón, ya que Uber tiene su propio seguro que extiende la cobertura de la póliza del conductor (de su vehículo). En España Uber no tiene competencia como tal, están las aplicaciones de taxi para los taxis legales como MyTaxi, y las aplicaciones de VTC (alquiler con conductor) como Cabify.

Se supone que estas peleas comerciales son beneficiosas para el cliente al estimular la competencia. Uber y Lyft van a ofrecer el mismo servicio, dividiendo el coste entre los pasajeros, de la misma forma que se puede hacer en un taxi: Uberpool y Lyft Line, respectivamente. Difícil competir contra eso.

Fuente | CNN Money
En El Blog Salmón | Uber y Lyft, ¿vale todo para crecer y ganar a la competencia?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos