Este curioso centro de recarga de Audi es un salón de primera clase y tiene capacidad para cargar hasta 80 coches eléctricos cada día

Este curioso centro de recarga de Audi es un salón de primera clase y tiene capacidad para cargar hasta 80 coches eléctricos cada día
3 comentarios

Por norma general las estaciones de recarga para vehículos eléctricos no son muy interesantes, pues la mayoría se reduce a un puñado de cargadores situados en la parte trasera de un aparcamiento o una gasolinera. Audi ha querido cambiar ese concepto y acaba de terminar su nuevo y elegante primer proyecto de centro de recarga para vehículos eléctricos que ha denominado como ‘Audi charge hub’.

Con una filosofía muy parecida a la de las salas de espera para clientes VIP de cualquier aeropuerto, este curioso proyecto es por el momento único en su clase. Está situado en Núremberg (Alemania) y cuenta con seis estaciones de carga rápida con potencias de hasta 320 kW, además de una gran cantidad de servicios de entretenimiento para los clientes.

Precios similares a los de la recarga doméstica para clientes

Salon Centro Carga 3

En este centro experimental, en lugar de tener que esperar en un aparcamiento desolado o dando vueltas por un centro comercial en el mejor de los casos, los propietarios de los vehículos eléctricos de la marca pueden disfrutar de una experiencia diferente cuando tengan que parar a recargar sus coches entre las 10 de la mañana y las 19 horas de la tarde.

El resto del tiempo, estará abierto para uso y disfrute de los conductores de coches eléctricos de cualquier otra marca.

Los cargadores de la estación de carga podrán reservarse a través de la App myAudi en dos sencillos pasos y a su llegada los clientes solo tienen que preocuparse por relajarse y disfrutar hasta que su vehículo esté recargado. Al ser un proyecto experimental, Audi quiere utilizarlo “para recoger información sobre una infraestructura de carga rápida, flexible y de alta calidad en el espacio urbano”, tal y como ha declarado el director del proyecto, Ralph Hollmig.

El ‘Audi charging hub’ emplea baterías de iones de litio usadas y procesadas como fuentes de almacenamiento de energía con el objetivo de no depender de líneas eléctricas de alta tensión o potentes transformadores que elevarían los costes. Estas baterías, por el momento, son capaces de almacenar casi 2,45 MWh.

Salon Centro Carga 2

Así, según el fabricante, la estación de carga solo necesita una conexión de 200 kW a la red de baja tensión disponible que se complementan con los hasta 30 kW que aportan los paneles solares colocados en el techo del centro. De esta forma, se pueden cargar de forma simultánea seis coches eléctricos con hasta 320 kW de potencia, y en total, unos 80 vehículos cada día sin sobrepasar los límites de potencia del centro de recarga.

El salón que está situado en la planta superior del Audi charging hub’ tiene una superficie aproximada de 200 metros cuadrados y cuenta con un diseño abierto y numerosas zonas para sentarse, disfrutar de un café, o trabajar mientras el vehículo se carga.

Centro Carga

El centro también tiene un patio de unos 40 metros cuadrados para pasar el rato y gadgets para entretenerse como una enorme pantalla de 98 pulgadas que puede utilizarse, por ejemplo, para mostrar información sobre la carga del vehículo, detalles sobre el centro de carga o incluso acceder a un configurador de Audi. Por si esto no fuera suficiente para mantenerse ocupado, el ‘Audi charging hub’ también dispone de minibar y pone a disposición de sus visitantes un servicio de entrega de comida bajo pedido.

Además, cuenta con una estación de intercambio de baterías de bicicletas eléctricas, un servicio de préstamo de patinetes eléctricos y pruebas de conducción supervisadas en el Q4 e-tron y el RS e-tron GT.

Dejando a un lado todas las posibilidades que ofrece, el centro de recarga está construido con "cubos contenedores flexibles" que permiten montar y desmontar este tipo de estaciones en cuestión de días en cualquier lugar.

Según el fabricante alemán, el ‘Audi charging hub’ ha sido pensado especialmente para las personas que no pueden cargar su coche eléctrico en casa, “ya sea porque viven en un apartamento y no una casa individual o simplemente porque no tienen acceso a un puerto de carga”.

Como apuntó Ralph Hollmig, "Queremos llegar a los clientes que no se levantan por la mañana necesariamente con el coche eléctrico completamente cargado y, al mismo tiempo, pensamos en el aumento de la demanda de puntos de recarga en el futuro". Hablando de carga, los visitantes con un contrato de servicio e-tron con la marca pueden recargar sus coches por 31 céntimos el kilovatio hora.

En Motorpasión | Así sufre la autonomía del coche eléctrico con el frío: hasta un 30% menos de rango entre cargas

Temas
Inicio