Compartir
Publicidad

Continental quiere eliminar el olor a coche nuevo para que en China los conductores no se sientan tan ofendidos

Continental quiere eliminar el olor a coche nuevo para que en China los conductores no se sientan tan ofendidos
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

China odia el olor a coche nuevo. Bueno, en realidad sólo se trata de un 10 % de los conductores consultados allí por J.D. Power, pero hay fabricantes que andan detrás de contentar a ese interesante grupo de clientes, y un ejemplo de esto es Continental, que, siguiendo la senda abierta por Ford hace unos meses, está desarrollando un nuevo plástico perfumado que emite fragancias diferentes a las clásicas que encontramos en los coches con olor a nuevo.

Para los conductores chinos que se muestran contrarios al olor de coche nuevo, esa característica tan habitual de los plásticos clásicos supone un problema mucho más importante que el consumo de carburante. Esto, en un país que sufre contaminación a escala absurda, con consecuencias incluso en las habilidades cognitivas de sus habitantes. Así de curiosa es la naturaleza humana.

El olor a coche nuevo es una característica que percibimos debido a unos compuestos orgánicos volátiles que se liberan de materiales como el plástico, el vinilo o el cuero, sobre todo en condiciones de altas temperaturas. A este olor también contribuyen los adhesivos y algunas pinturas que se utilizan en el interior de los coches.

Es por esta razón que los fabricantes cuentan con olfateadores de coches que se encargan de detectar olores desagradables para el cliente en elementos como el volante, las alfombrillas, las tapicerías. Y de la investigación sobre el terreno en China, Continental ya ha sacado algunas conclusiones.

El olor a coche nuevo, enmascarado con aromas de naranja, té verde o perfume para hombre

Olor Coche Nuevo 2

Mientras que en el mercados europeo el olor a coche nuevo no se percibe como un problema, y aunque en el mercado americano se percibe incluso como un valor positivo, en China los consumidores llevan tres años seguidos protestando por ese intenso aroma que consideran desagradable.

Y la posibilidad de perder ventas por esa característica ha llevado a Continental a trabajar en la elaboración de plásticos dotados de una capa aromática que enmascara el olor de las piezas originales. En esto se diferencia de la solución hallada por Ford, que consiste en calentar el coche al sol para eliminar el olor.

La capa aromática de Continental estará disponible con aroma de naranja, té verde, o perfume para hombre, y se colocará sobre los plásticos del salpicadero y sobre las puertas, liberando su fragancia en distintos niveles para eliminar todo rastro de olor a coche nuevo.

Según explica Continental, estos aromas se evaporarán en seis u ocho meses, dependiendo de cuál sea la fragancia elegida para tapar el olor a coche nuevo. Cai Dongdan, jefe del equipo de desarrollo responsable de esta novedad en la firma de neumáticos y componentes de automoción, explica que su gama comprende "aromas ligeros, afrutados y frescos que los clientes aceptan" en China.

Según detalla, tardaron "sólo un año desde la investigación inicial hasta la producción en serie", y defiende que sus clientes, los fabricantes de coches que utilizarán este nuevo producto, "están muy satisfechos por haber podido resolver el problema del olor en tan poco tiempo".

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio