Compartir
Publicidad

El olor a coche nuevo no gusta en China, y Ford quiere ponerle remedio "horneando" sus coches al sol

El olor a coche nuevo no gusta en China, y Ford quiere ponerle remedio "horneando" sus coches al sol
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A estas alturas no es ningún secreto que el mercado de automóviles de China, el mayor del mundo por volumen de ventas, es también el más importante para muchos fabricantes, y por supuesto los gustos y preferencias del cliente chino difieren bastante con respecto a los del europeo o el americano.

Mientras que en occidente el característico olor a coche nuevo no se considera algo negativo, sino más bien algo agradable e incluso un signo positivo relacionado con el reciente estreno del coche, en China hasta un 10% de conductores se quejan de este olor a nuevo según el estudio de calidad 2018 de J.D Power en China. Y, claro, los fabricantes toman nota rápidamente de los gustos chinos.

Así pues, al mismo tiempo que en Europa o Estados Unidos se venden decenas de productos para reproducir dicho olor a coche nuevo en el habitáculo de los automóviles, en China algunos fabricantes están buscando la forma de evitarlo, directamente. Y es que el cliente chino a la hora de comprar un coche nuevo antepone muchas veces el olor del mismo a sus prestaciones o nivel de seguridad.

Ford China olor coches nuevos

De hecho, algunos fabricantes cuentan con la figura de "oledores de coches" (u olfateadores, si se quiere), que se aseguran de que los elementos más importantes del coche (volante, alfombrillas, tapicería, etc...) no tengan un olor que desagrade al cliente chino.

¿Qué es el olor a coche nuevo?

Hablamos de un olor muy característico que se crea debido a compuestos orgánicos volátiles que se liberan de materiales como el cuero, el plástico o el vinilo, sobre todo en condiciones de altas temperaturas. A este olor también contribuyen los pegamentos y adhesivos utilizados en el interior, así como algunas pinturas, alfombras, etc...

Ford, por ejemplo, según la publicación Detroit Free Press, tiene entre manos desde hace tiempo una patente a modo de "remedio para el olor a coche nuevo", aunque de momento no ha desarrollado del todo la idea, basada en "hornear" el coche para que así se liberen dichos compuestos de los diversos materiales y vayan desprendiéndose de dicho olor.

Ford China olor coches nuevos

El proceso descrito en esta patente, pensada para vehículos autónomos o semiautónomos, pasa por dejar el coche aparcado al sol con las ventanillas ligeramente bajadas y, opcionalmente, activar el motor y el sistema de climatización. Mediante diversos sensores de calidad de aire, el sistema sería capaz de detectar cuándo se ha eliminado este olor. De hecho, el coche sabría cuándo se está generando dicho olor a coche nuevo y podría conducir hasta un lugar apartado para el proceso de "horneado" al sol.

"Aunque el olor a coche nuevo está arraigado en la cultura americana, sabemos que a los clientes chinos no les gusta este aroma. La patente es el resultado de años de investigación y es simplemente una idea que estamos considerando utilizar en el futuro", afirma Debbie Mielewski, responsable técnica de sostenibilidad de materiales en Ford.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio