Publicidad

Bentley nos muestra las entrañas de su pantalla rotativa: una obra de ingeniería de 153 piezas y dos motores

Bentley nos muestra las entrañas de su pantalla rotativa: una obra de ingeniería de 153 piezas y dos motores
15 comentarios

Publicidad

Publicidad

El nuevo Flying Spur y el Continental GT son los embajadores de la pantalla giratoria Bentley: una obra de ingeniería para aquellos que buscan huir de salpicaderos al uso (y tienen dinero).

Este complejo mecanismo está formado por más de 150 piezas, dos motores y cajas de engranajes separadas que consiguen rotar la pantalla táctil de forma que desparezca y abra paso a un estilo más clásico.

Más de tres años de desarrollo

Bentley Rotating Display 3

El equipo de Bentley creó una pieza central única, que brinda a los clientes la posibilidad de elegir -al pulsar un botón- entre la pantalla táctil de infoentretenimiento principal de 12,3 pulgadas, un conjunto de tres relojes/medidores analógicos que muestran la temperatura del aire exterior, una brújula y un cronómetro o un panel de madera que se integra a la perfección en el salpicadero.

Todo depende de si estás en modo purista o tecnológico ese día.

De hecho, la firma de lujo asegura que el mecanismo de la pantalla giratoria tiene una tolerancia de 0,5 mm, asegurando una alineación casi perfecta. Para lograrlo, el 'Bentley Rotating Display', consta de 153 componentes, de los cuales 40 son móviles.

Bentley Rotating Display 4

Además lo conforman las unidades de accionamiento de caja de cambios rotativas y lineales personalizadas acopladas a motores de "alto refinamiento", controlados por una unidad de control electrónico (ECU).

La ECU, como un autodidacta, se encarga de utilizar el control de velocidad inteligente para variar la velocidad de los motores y ajustar las variaciones en la fricción mecánica y el impacto en la batería.

Para proporcionar la rotación mientras se mantienen espacios libres, de menos de 0,5 mm para cada uno de los lados, se requieren tres movimientos separados pero vinculados. El primer movimiento retrae la unidad hacia el tablero de instrumentos para proporcionar espacio libre para la segunda etapa, la rotación, antes de que la unidad vuelva a la posición de los motores, explica Bentley.

Además, dentro del mecanismo hay un par de ventiladores independientes que ayudan a mantener fresca la pantalla principal de la pantalla táctil hasta una temperatura ambiente de 50 °C.

Lo que no conocemos es el precio de este capricho en el configurador, que forma parte del equipamiento opcional. Seguramente no sea barato.

En Motorpasión | Las mejores series, películas y documentales de Netflix, Prime Video y Movistar+ con horas y horas de coches para disfrutar

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios