Publicidad

Rimac C_Two contra el muro: el doloroso crash-test de un hiperdeportivo de 2,2 millones de euros (y por duplicado)

Rimac C_Two contra el muro: el doloroso crash-test de un hiperdeportivo de 2,2 millones de euros (y por duplicado)
2 comentarios

El Rimac C_Two será el coche más excesivo que hayamos visto en tiempo. Ya sabemos que en Rimac son muy capaces, tanto que consiguen mejorar en sólo tres meses lo que prepara Porsche, y no hace tanto que observamos a su última creación rodando a fuego para dar rienda suelta a esos 1.940 CV eléctricos que erizan la piel con sólo pensarlo.

Ahora, lo que en cualquier otro fabricante sería un paso más en el desarrollo de un vehículo, los crash-tests, en el caso del Rimac C_Two se convierte en una prueba más que dolorosa en la que se le atizan golpes y más golpes a 11 prototipos de un coche hiperdeportivo que, cuando llegue al mercado en 2021, costará alrededor de 2,2 millones de euros.

Este "intenso" (según las palabras de Rimac) programa de pruebas de choque arrancó en 2019 tras varios años de simulaciones en escenarios virtuales, y atraviesa ahora una segunda ronda con el fin de completar este proceso y obtener la homologación para poderse vender en todos los mercados del mundo.

Por ahora, Rimac ha dado a conocer los resultados de dos de estas pruebas.

Sin daños de importancia para los ocupantes

Rimac C Two Crash Test 2

En esta segunda ronda de crash-tests, el Rimac C_Two salió adelante incluso en la prueba de impacto de barrera deformable con desplazamiento del 40 %, que se realizó a 56 km/h. La unidad probada no registró daños en el monocasco, lo que significa que apenas hubo deformación del habitáculo, intrusión de pedales o unos niveles de fuerza excesivos soportados por el conductor o el pasajero.

En el siguiente vídeo podemos ver el trabajo de los ingenieros de Rimac y dos de las pruebas de choque que se han realizado hasta ahora: primero someten una unidad a una colisión a 40 km/h (11,111 m/s), y más tarde realizan la misma prueba con otra unidad, pero a 56 km/h (15,556 m/s).

Rimac C Two Crash Test 3

La diferencia en la violencia del golpe, con una disparidad de velocidades de sólo 4,44 m/s, obedece al hecho de que la energía cinética que se disipa en la colisión tiene en cuenta la velocidad multiplicada por sí misma, además de la masa del vehículo, que obviamente permanece constante.

Además, Rimac ha publicado un segundo vídeo, en el que se analiza pormenorizadamente los detalles relativos a estas pruebas de choque, así como los daños sufridos por las diferentes partes del vehículo tras los crash-tests y mil curiosidades al respecto de este programa.

Llegados a este punto, sólo podemos desear que a medida que se sucedan las nuevas pruebas de choque del Rimac C_Two, la empresa de Maté Rimac siga mostrándonos sus avances.

En Motorpasión | ¡Alucinante! El Bugatti Bolide de 1.850 CV pasa de 0 a 100 km/h en 2,17 segundos, supera los 500 km/h y podría tener el récord del Nürburgring

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios