Noble vuelve a la carga con un nuevo deportivo al estilo británico con el toque radical justo

Noble vuelve a la carga con un nuevo deportivo al estilo británico con el toque radical justo
3 comentarios

La ilustre lista de los constructores artesanales británicos es tan extensa que, con frecuencia, solemos olvidarnos de alguno de ellos. Un buen ejemplo es Noble Automotive, aunque su ostracismo no es (del todo) culpa nuestra: llevaban sin revelar nada de su M500 desde 2018.

Ahora según ha desvelado la propia Noble en su página web están ultimando los detalles de este nuevo deportivo antes de iniciar oficialmente su producción, lo cual esperan conseguir a finales de año. Cuando eso ocurra el M500 tomará el testigo del M600 pero ofreciendo un enfoque menos radical.

Una bestia algo más fácil de domar

Noble M500

Conscientes de la fama que tenía su M600 como supercoche extremo y sin concesiones (que le pregunten a Richard Hammond por su periplo italiano con él hace algunos años), en Noble quieren abrir su oferta a una masa más amplia de clientes que desean prestaciones aunque en una más justa medida.

Ahí es donde tiene previsto entrar el M500. Para empezar desdeña el V8 de 650 CV de su hermano mayor, optando por un V6 3.5 biturbo procedente de Ford (el conocido Ecoboost de la pick-up F-150, sin ir más lejos). Más pequeño pero con una potencia que la marca estima en torno a los 550 CV, lo cual no se aleja tanto de su ancestro como cabría pensar.

Noble M500

Por supuesto, la tradición de Noble obliga a instalar este propulsor en la parte posterior del coche, encajado entre el habitáculo y el eje trasero. La transmisión será manual de seis relaciones, a diferencia del prototipo original que se presentó en su día con una automática de doble embrague.

En cuanto a la plataforma, según apuntan medios como Motor Authority el M500 partirá de un chasis tubular sobre el cual se acoplarán los paneles de la carrocería, fabricados en compuestos plásticos en lugar de fibra de carbono. No obstante, desde la marca no excluyen utilizar este último material en el caso de que así lo pidiera el cliente.

Noble M500

La estética del nuevo retoño de Noble es continuista con respecto a la de sus antecesores, con las mayores diferencias concentradas en un frontal mucho más afilado que recuerda por momentos al Ferrari 488.

La trasera también innova a su manera con el alerón semicamuflado que, a la vista de las imágenes, parece que contará con una parte extensible en función de la velocidad.

Porque si de algo podemos estar seguros, es de que este Noble M500 será muy rápido. Y a pesar de las promesas de su constructor, tampoco parece que vaya a perder del todo su brutalidad pues, para no faltar a las costumbres de los artesanos británicos, no equipará ABS, ESP ni airbags. Todo un reto al alcance de pocas manos... y de pocos bolsillos.

Temas
Inicio