Compartir
Publicidad
Joyas a subasta: ¿pagarías hasta 4,5 millones de euros por este Mercedes-Benz CLK GTR?
Superdeportivos

Joyas a subasta: ¿pagarías hasta 4,5 millones de euros por este Mercedes-Benz CLK GTR?

Publicidad
Publicidad

A lo largo de la historia muchos son los automóviles icónicos que Mercedes-Benz ha puesto a la venta, pero pocos tan espectaculares y llamativos como el Mercedes-Benz CLK GTR de finales de los años noventa, que era un exclusivo coche de competición para la calle.

Dentro de unas semanas, el próximo 25 de agosto, la casa de subastas RM Sotheby's pondrá a la venta una unidad de este modelo en su evento con motivo de la Monterey Car Week, en California, concretamente el ejemplar número 9 de los únicos 25 Mercedes-Benz CLK GTR que se fabricaron.

Mercedes-Benz CLK GTR
Mercedes-Benz CLK GTR

Una de las bazas de esta excepcional unidad es su originalidad, ya que conserva tanto la carrocería de serie como la pintura exterior, el motor 6.9 litros V12 original y el cambio secuencial con levas. Además, apenas tiene 1.500 kilómetros en el odómetro e incluye los manuales originales, llave de repuesto y numerosos extras, además de piezas de repuesto.

Su primer propietario, el alemán Hermann Eschmann, vendió el coche en 2005 a un coleccionista de Hong Kong, lugar donde pasó doce años en una colección privada hasta que fue adquirido por su dueño actual e importado a Estados Unidos. Al parecer, el coche tiene una licencia Show or Display, por lo que sólo se puede conducir en vía pública en exhibiciones y similares.

Mercedes-Benz CLK GTR
Mercedes-Benz CLK GTR

Según la casa que lo pone a la venta, RM Sotheby's, el precio en subasta de este modelo, rival en su día de bestias como el Porsche 911 GT1 o el todopoderoso McLaren F1, podría moverse entre 4,25 y 5,25 millones de dólares, es decir, de 3,6 a 4,5 millones de euros. Lejos del precio del Ferrari 250 GTO by Scaglietti de 1962 que se subasta en el mismo evento, pero un dineral en todo caso.

CLK GTR: todo un icono

Nacido a finales de los años noventa junto a la categoría GT1 de la FIA, como modelo para homologar la variante de competición mediante 25 unidades de calle, el CLK GTR fue diseñado y fabricado por AMG en apenas cuatro meses. 128 días después del boceto en papel, el primer CLK GTR estaba listo y fue puesto a prueba en un circuito español antes de recibir luz verde.

Mercedes-Benz CLK GTR
Mercedes-Benz CLK GTR

A diferencia del McLaren F1 GTR, que el fabricante británico derivó de su modelo de calle, AMG tomó el camino opuesto, creando un coche de carreras que después adaptaría a la carretera, por lo que estamos ante, básicamente, un coche de carreras homologado para la calle, misma receta que ha utilizado más recientemente Ford para su actual Ford GT.

Así pues, el CLK GTR compartía muy poco con el CLK convencional, más allá de los cuatro faros redondos y los pilotos traseros. La versión de calle fue equipada con aire acondicionado y también con ABS, por aquello de incrementar la seguridad, pero no tenía muchas más comodidades.

Mercedes-Benz CLK GTR
Mercedes-Benz CLK GTR

Con Bernd Schneider al volante, el primer CLK GTR de carreras consiguió clasificarse en la pole en el circuito de Hockenheimring, en Alemania, a finales de marzo de 1997. Mientras tanto, más de 300 clientes habían mostrado ya su interés con respecto a la versión de carretera, y se pusieron a la cola para acceder a una de esas 25 unidades (20 coupés y 5 roadsters).

Tras un arranque de temporada movidito, el CLK GTR consiguió victorias en los circuitos de A-1 Ring (actual Red Bull Ring), Suzuka, Donington, Sebring, y Laguna Seca, asegurando el título de constructores para AMG y el de pilotos para Bernd Schneider.

Fotografías | RM Sotheby's

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio