Publicidad

Casi 2.800 McLaren tendrán que ser revisados para evitar posibles incendios como los del McLaren Senna

Casi 2.800 McLaren tendrán que ser revisados para evitar posibles incendios como los del McLaren Senna
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

Nadie está a salvo de las llamadas a revisión, por espectacular, caro o lujoso que sea el coche. McLaren ha tenido que ejecutar un llamamiento para que casi 3.000 vehículos pasen por sus instalaciones para ser chequeados.

En concreto se trata de 2.763 unidades en las que un fallo en el sistema de alimentación podía provocar riesgo de incendio súbito, un hecho que se hizo especialmente relevante al verse afectado el McLaren Senna del youtuber Salomondrin.

McLaren Senna, 720S y 570GT a revisión

En realidad no fue uno, sino varios los McLaren Senna que fueron pasto de las llamas en extrañas circunstancias. Estos hechos han forzado una llamada a revisión ejecutada a través de la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) que afecta a los Senna y a otros modelos de la marca británica: 720S entre 2016 y 2020 y 570GT entre 2017 y 2019.

Nada menos que 2.763 McLaren tendrán que ser inspeccionados. Sólo en 2018 los de Woking vendieron 4.806 coches y 2.640 más en el primer semestre de 2019, así que la cifra de coches afectados es más que significativa.

McLaren 720S

El problema reside en el aislamiento del depósito de gasolina, concretamente en el aislamiento de la parte inferior compuesto por una espuma aislante encargada de mitigar el ruido y las vibraciones del motor. Esta espuma puede corroerse por culpa de la humedad, permitiendo al combustible salir al exterior y que sus vapores se inflamen con las elevadas temperaturas de la mecánica inglesa.

Los clientes deberán llevar sus McLaren al servicio oficial a medida que vayan siendo notificados. Allí sus depósitos serán inspeccionados a fondo y si se detecta la posibilidad de fuga serán sustituidos por completo, sin coste para los propietarios.

McLaren 570S Spider

De las 500 unidades que compondrán la producción del McLaren Senna, al menos dos ya se han confirmado como bajas debido a este problema con las llamas, pero hay otras unidades en las que aún no se ha confirmado el origen del incendio.

Un final aciago para cualquier supercoche, pero especialmente para uno que toma su nombre del legendario Ayrton Senna, equipado con un motor 4.0 V8 biturbo de 800 CV y 800 Nm para 1.189 kg de peso y una aerodinámica descomunal. Todo un pura sangre de circuito homologado para circular por carretera y un precio de casi un millón de euros.

En Motorpasión | La década de 1950 fue muy loca, y los coches nucleares son el ejemplo perfecto de cómo se nos fue la pinza con la energía atómica

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios