Publicidad

Más allá del coleccionismo: el Aston Martin Bulldog volverá a intentar superar los 320 km/h 40 años después de su nacimiento

Más allá del coleccionismo: el Aston Martin Bulldog volverá a intentar superar los 320 km/h 40 años después de su nacimiento
6 comentarios

La historia de la automoción debido a su propia naturaleza está plagada de prototipos, ideas y bocetos. Algunos no pasan de esbozos en una pieza de papel y otros se convierten en coches reales que incluso siendo completamente funcionales no llegan a nada.

En 1980, la época dorada de los deportivos con forma de cuña y siluetas dibujadas a machetazos, nació el Aston Martin Bulldog, un coche que prometía superar la barrera de las 200 millas por hora (321 km/h). Cuatro décadas después va a volver a intentarlo.

Aston Martin Bulldog: la cuña voladora

Aston Martin Bulldog 1

Una de las épocas más emocionantes a nivel de avances, diseño y prestaciones fue la década de los 80. De ella nacieron iconos que quedarán grabados a fuego como el Lamborghini Countach, y otros que nos dejaron con la miel en los labios.

El Aston Martin Bulldog se presentó como un innovador deportivo de altas prestaciones. Un coche a caballo entre superdeportivo y GT con motor central gestado cuando la compañía británica estaba en manos de los americanos Peter Sprague y Geeorge Minden.

Aston Martin Bulldog 3

Aparte de su diseño futurista llevando la forma de cuña a su máxima expresión (integraba los grupos ópticos delanteros encastrados en el centro del capó bajo una cubierta pivotante), los argumentos del Bulldog eran rotundos.

El motor se situaba en posición trasera-central, confiando en una mecánica de 5.3 litros V8 turboalimentada que podía producir una potencia máxima situada entre 600 y 700 CV. Unas cifras desorbitadas para la época.

Aston Martin Bulldog

Lo llamativo del modelo se topó de lleno con los problemas financieros de la marca, que no dispuso de los fondos suficientes para acometer el proyecto final. En cambio sí pudo hacer un intento por alcanzar su velocidad máxima en 1981, consiguiendo las 191 mph (307 km/h), lejos de las 237 mph (381 km/h) que estimó la marca.

Ahora, 40 años después, desde Piston Heads aseguran que el actual propietario del Aston Martin Bulldog tiene planeado llevar a la gloria a su coche, no dejarlo aparcado por el resto de sus días. Quiere superar las 200 mph que en su día no alcanzó. El encargado de llevar al Bulldog hasta su meta será el piloto de carreras Darren Turner, piloto de Aston Martin en pruebas de resistencia.

Aston Martin Bulldog 4

Para poder llevarlo a cabo el Aston Martin Bulldog deberá someterse a un profundo programa de puesta a punto y mantenimiento. Todos los cambios necesarios tras cuatro décadas parado no serán pocos, pero ha de quedar en perfecto estado de revista para rendir al máximo.

El coche será restaurado completamente por Classic Motor Cars a lo largo de un proceso que se prolongará en torno a 18 meses. Todo lo que haga falta para superar las 200 mph.

En Motorpasión | Coches futuristas con los que hemos soñado y que el cine ha hecho posible: 'Blade Runner', 'La Naranja Mecánica'...

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio