No irá a la cárcel porque es menor: la Guardia Civil caza a un chaval a 200 km/h y con el móvil en la mano

No irá a la cárcel porque es menor: la Guardia Civil caza a un chaval a 200 km/h y con el móvil en la mano
31 comentarios

Aún hay personas que deciden conducir de forma temeraria, poniendo en peligro las vidas de los demás, y por si fuera poco, lo documentan y suben a las redes sociales.

Dos nuevos casos de estas características han llegado a la Guardia Civil, que ha conseguido localizar a dos personas por conducir a más de 200 km/h en Madrid y en Ávila gracias a los vídeos subidos por los propios autores. Uno de ellos de 16 años.

Según ha explicado la Guardia Civil en un comunicado, se está investigando a dos personas por un delito de contra la seguridad vial en Madrid y en Ávila gracias a los vídeos que subieron de sus 'hazañas' en redes sociales.

El primero de ellos es un menor de 16 años por un delito de conducción temeraria que conducía a más de 200 km/h en la carretera M-410 (Arroyomolinos- Parla, en Madrid).

Por si fuera poco, este individuo, que solo cuenta con permiso para conducir ciclomotores, manipula el móvil mientras es grabado a esta velocidad.

A su lado, en el asiento del copiloto, se ha identificado a un varón de 19 años de edad, titular de vehículo y quien graba los hechos. A esta persona también se le investiga por un delito de conducción temeraria en calidad de cooperador necesario.

El segundo de los investigados es un conductor de un turismo por un delito contra la seguridad vial en la carretera CL-910 (Arenas de San Pedro, Ávila), por circular a 211 km/h en condiciones meteorológicas adversas por la lluvia.

Guardia Civil 3

Lo hacía demás por un vía cuya velocidad máxima permitida es de 90 km/h llegando a realizar una peligrosa maniobra de adelantamiento a más de 200 km/h mientras es animado por el copiloto.

Tras realizar la maniobra, atravesó un tramo regulado por una señal vertical que limitaba la velocidad máxima permitida a 80 km/h, sin que en el video, explica la Guardia Civil, se perciba una aminoración de la velocidad.

Los hechos fueron grabados por la persona que ocupaba el asiento del copiloto y posteriormente se colgó en una conocida red social.

En estos casos no solo se aplica la sanción administrativa (600 euros y retirada de seis puntos) sino que se sumarán también las penas por ser un delito contra el tráfico. Como reza el código penal, estas son:

“Penas de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. Y en cualquier caso, la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años”.

Es decir que un exceso de velocidad puede llegar a implicar penas de cárcel y la retirada del carnet de conducir durante un periodo de tiempo estipulado por ley.

Temas
Inicio