Los Mazda3 de primera generación, a revisión: el logo del volante puede romperse y salir proyectado si se activa el airbag

Los Mazda3 de primera generación, a revisión: el logo del volante puede romperse y salir proyectado si se activa el airbag
7 comentarios

Mazda protagoniza una llamada a revisión que afecta a cientos de miles de unidades de su compacto Mazda3 y en modelos de su primera generación. El defecto se ha detectado en la insignia del volante, concretamente en el material plástico que está concebida, y que en caso de activación del airbag podría fragmentarse y proyectarse contra los pasajeros.

La alerta ha sido publicada este mes de julio por la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA). Los coches afectados son las primeras unidades fabricadas de este compacto e implica a casi 261.000 unidades comercializadas en EE.UU.

Pero este problema también se ha detectado en modelos vendidos en otros mercados, como el europeo, lo que incluye a España. Según nos confirma la firma, cerca de 21.400 unidades comercializadas en nuestro país están afectadas.

Este defecto de fabricación que recuerda en cierta manera, pero salvando las distancias, al del activador de los airbag de Takata, que al abrirse podía expulsar fragmentos metálicos a modo de metralla. Aunque en este caso no se han notificado lesiones por este motivo ni tampoco fallecidos.

A vueltas con las insignias de poliuretano

Mazda 3 de primera generación, a revisión: el logo del volante puede romperse y salir proyectado

Según el aviso publicado por el organismo norteamericano, son 260.915 unidades del Mazda3 de primera generación las que podrían presentar este problema. Se trata de modelos producidos entre el 24 de junio de 2003 y el 22 de junio de 2006.

Pero en el caso concreto de España son 21.391 unidades las afectadas, y en su caso fabricadas entre febrero de 2003 y junio de 2006, según nos detalla Mazda España.

En el informe de la NHTSA se especifica que el logotipo de la cubierta del volante puede romperse durante el despliegue del airbag "proyectando fragmentos en el interior del vehículo", lo que podría ocasionar "graves lesiones de los ocupantes".

La causa se encuentra en el material en el que está concebida la insignia del volante en estas tempranas unidades. Y es que tras una investigación de la propia Mazda, se descubrió que los emblemas que contenían poliuretano podían deteriorarse, ocasionando su posible rotura en caso de activarse el airbag.

Mazda 3 de primera generación, a revisión: el logo del volante puede romperse y salir proyectado

Así, desde 2006 las unidades del Mazda3 ya comenzaron a equipar un logo confeccionado en poliéster, que no presenta esta posible degradación, y poniendo fin al problema.

Sea como fuere, Mazda ha instado a pasar por el taller a todas las unidades que porten la anterior insignia de poliuretano, donde se remplazará la cubierta del volante, y por tanto el propio logo, por una nueva. Ni el airbag ni el inflador serán sustituidos.

Como es habitual esta reparación será gratuita para los clientes afectados. Desde Mazda España nos confirman que ahora mismo están en proceso de contactar con los propietarios de los coches que presentan este problema para que se acerquen al servicio postventa Mazda más cercano.

Asimismo señalan que las tareas de intervención para sustituir la cubierta del volante llevan menos de una hora. En todo caso, los clientes de la marca pueden comprobar si su coche está afectado introduciendo el número de bastidor en la web del fabricante.

En Motorpasión | De producir corcho a fabricar coches. Así ha reflejado el logo de Mazda los 100 años de historia de la marca | Contra todo y contra todos: los orígenes del Mazda MX-5 y el triunfo absoluto de un coche que nadie iba a comprar |

Temas
Inicio