Publicidad

De producir corcho a fabricar coches. Así ha reflejado el logo de Mazda los 100 años de historia de la marca
Mazda

De producir corcho a fabricar coches. Así ha reflejado el logo de Mazda los 100 años de historia de la marca

HOY SE HABLA DE

Como ocurre con otras marcas de coches, Mazda no empezó su andadura fabricando automóviles ni tampoco ha tenido siempre el mismo logo: el emblema de la firma japonesa ha ido evolucionado desde que el primero viera la luz. Repasamos como ha ido mutando a lo largo de sus 100 años de historia. Y es que, precisamente este 2020, Mazda cumple su centenario.

La historia de Mazda comienza concretamente el 30 de enero de 1920 cuando Jujiro Matsuda (Hiroshima, 1875) fundó la Toyo Cork Kogyo, que se especializó en la producción de corcho para aplicaciones industriales como juntas, aislamientos o material de amortiguación.

La evolución del logo de Mazda en 100 años Logo Toyo Koygo

Solo siete años después, en 1927, la empresa pasó a centrarse en la fabricación de herramientas y maquinaria pesada, rebautizándose como Toyo Kogyo. Fue entonces cuando el primer logo de "Mazda" vio la luz: un sencillo anagrama formado por un círculo rojo y dos pequeños segmentos horizontales. Aunque por entonces la compañía aún no se llamaba Mazda ni los coches estaban en la ecuación...

Primeros logos, de cuando Mazda fabricaba motocarros

La evolución del logo de Mazda en los 100 años de historia de la marca

No fue hasta 1934 cuando nació propiamente Mazda y el cambio vino de la mano de un nuevo enfoque para la empresa: la fabricación de motocarros.

Así, la firma de Matsuda pasó de Toyo Kogyo a Mazda, denominación inspirada en Ahura Mazda, la máxima deidad del zoroastrismo (religión mayoritaria del antiguo Imperio Persa), aparte de relacionarse con la sabiduría y la inteligencia pues en avéstico, mazdå alude a ambos términos. Además, Matsuda pronunciado en japonés, es similar fonéticamente a Mazda.

Y con el cambio de nombre, llegó un nuevo logo: el primer emblema de Mazda como tal era tipográfico y curiosamente utilizando caracteres del alfabeto latino, pensando en la proyección internacional de la empresa.

La evolución del logo de Mazda en 100 años El primer logo de Mazda, estrenado en su motocarro Mazda-Go.

Éste lució en el depósito de combustible del Mazda-Go, el motocarro de tres ruedas que se convirtió en el primer vehículo de Mazda y estuvo presente en varios de los siguientes lanzados por la empresa nipona hasta 1954.

Sin embargo, no fue el único logotipo de Mazda hasta dicha fecha. En 1936, Mazda estrenó un nuevo emblema que estaba inspirado en Hiroshima, ciudad natal de Matsuda, cuya bandera representa tres líneas onduladas blancas sobre fondo verde, simbolizando los tres brazos del delta del río Ota en su desembocadura en esta urbe nipona.

El logo Mazda en los 100 años de historia de la marca El logo de Mazda inspirado en la bandera de Hiroshima, ciudad natal de Jujiro Matsuda.

Pero la compañía reinterpretó este emblema, insertando la letra M en las tres ondas, además de contar con un formato más recto. Tres líneas, o emes, que formaban el anagrama de Mazda Motor Corporation, además de emular a unas alas, símbolo de "agilidad, velocidad o la capacidad para ascender a nuevas alturas".

Esta idea ha trascendido hasta nuestros días, pues el logo actual está representado por dos alas que simulan una letra M. Sea como fuere, este logo lució en el frontal de muchas de las últimas versiones del Mazda-Go hasta 1959.

Y otro logotipo convivió con ambos, el utilizado para los motocarros exportados fuera de las fronteras japonesas, de nuevo con la palabra Mazda, aunque con un estilo menos caligráfico que el nacido en la década de los 30.

La M como epicentro

El logo Mazda en los 100 años de historia de la marca

Casi 30 años después, Mazda dejó de lado los motocarros y se embarcó en el lanzamiento de su primer coche, el Mazda R360 que llegó al mercado japonés en 1960, y vino acompañada de un nuevo logo.

Se trataba de un sencillo círculo cromado y con una M minúscula en su interior, cuyos extremos se prolongaban hacia arriba y hacia abajo hasta tocar dicha circunferencia.

La evolución del logo de Mazda en 100 años Logo de Mazda entre 1960 y 1974.

Este emblema se estrenó en el capó del Mazda R360, que por cierto era un kei car con espacio para cuatro ocupantes y que cosechó un éxito más que notable: el primer día que se puso a la venta se comercializaron 4.500 unidades y aquel año Mazda acaparó el 15 % de las ventas de coches en Japón.

Un total de 14 años estuvo este logo en activo en los coches de la firma japonesa, concretamente hasta 1974. Lo pudimos ver por ejemplo en el Mazda P360 Carol, que fue otro superventas de la marca en aquellos años.

La evolución del logo de Mazda en 100 años

Aunque de nuevo, otro emblema convivió con éste, o más bien el mismo pero rediseñado y que se presentó por primera vez en el prototipo del Mazda Cosmo en 1964. Si bien mantenía la M minúscula y alargada en sus extremos, se enmarcaba en el interior de un triángulo de Reuleaux, imitando las formas de los rotores de la mecánica más aclamada y famosa de Mazda: su motor rotativo.

El color de fondo de este logo varió según modelo, adoptando el rojo que lució el Cosmo concept en su presentación, pero también una tonalidad azul oscura. Por ejemplo, el primer Cosmo de producción optó por el azul, que resaltaba en su carrocería blanca, aunque también adornaba las llantas y el volante de este gran turismo coupé.

La evolución del logo de Mazda en 100 años

Mazda utilizó este logotipo en todos los coches con propulsor rotativo aquellos años, lo que permitía identificarlos fácilmente: entre ellos encontramos al Luce R130 Coupé (1969-1972), al RX-2 (1970-1978) o al RX-3 (1971-1978). Mientras, el resto de modelos Mazda mantuvo el circular clásico estrenado en el R360.

Vuelta al logo tipográfico y el efímero diamante

La evolución del logo de Mazda en 100 años Mazda RX-7

A partir de 1975, un nuevo emblema identificaría los retoños de la marca, que volvía a utilizar la denominación Mazda, pero con una tipografía más sencilla y destacando la Z central formada por tres líneas separadas.

Este logo idéntico a la tipografía de marca que utiliza Mazda hoy en día y se utilizó hasta 1997, aunque también coexistió con otro en los años 90, como ha venido siendo habitual en la historia del fabricante.

La evolución del logo de Mazda en 100 años Logo de Mazda (1975 - 1997)

Lo llevó, por ejemplo, en sus dos primeras generaciones el deportivo Mazda RX-7, también conocido como Savanna RX-7, así como modelos más convencionales, pero de éxito como el 323 o el 626. Pero en general estuvo presente en automóviles y demás vehículos de Mazda varias décadas.

Tras quince años con este emblema, Mazda lanzó un nuevo diseño en 1991 y que de nuevo era más tipo logo. Se trataba de un diamante insertado en un círculo que, según el fabricante, estaba inspirado en la imagen de unas alas y el sol en un círculo de luz. Su restyling llegó rápido: en 1992 se ajustó su diseño por su parecido con el rombo de Renault, suavizando las aristas del diamante interior.

La evolución del logo de Mazda en 100 años Mazda RX-7 (1992)

Si bien duró pocos años, este logo estuvo presente por ejemplo en los últimos Mazda MX-5 de primera generación, aunque también lo llevo en su última entrega el RX-7.

Las alas de Mazda

La evolución del logo de Mazda en 100 años

Llegado 1997, la marca japonesa renovó una vez más su logotipo, con unas alas en forma de uve, que además pasaba a simular de nuevo la letra M de Mazda, evocando en palabras del fabricante, "el pensamiento flexible, la creatividad, la vitalidad, la amabilidad y la fortaleza". En definitiva, el diseño que lucen ahora los coches de la firma, aunque se actualizó ligeramente en 2015.

Y de nuevo volvió a adoptar el tipográfico de los años 70 pero como apoyo de imagen de marca: a finales de la década de los 90 era completamente azul, mientras que en 2015 el interior de las letras pasó a ser plateado y enmarcado en tonalidad azul. Además, también ese año el logo alado cambió a un plateado más intenso, pero manteniendo su forma.

La evolución del logo de Mazda en 100 años Logo Mazda (1997 - 2015)

A día de hoy, la identidad visual de Mazda es idéntica, pero suele representarse sobre fondo negro, y el logo tipográfico ha abandonado el reborde azul.

La evolución del logo de Mazda en 100 años

No obstante y con motivo del centenario de Mazda, las ediciones especiales 100 Aniversario, disponibles en el Mazda2, Mazda3, así como en el MX-5, el CX-3, el CX-30 o el eléctrico MX-30, además del logo común en todos sus automóviles, cuentan con dos emblemas específicos.

Uno circular con el logotipo alado en centro y rodeado por una esfera en la que se lee 100 years y las fechas 1920 y 2020, y otro rectangular con idénticos datos. Ambos aparecen tanto en el exterior como en el interior de estas variantes especiales, así como en su llave. La guinda perfecta para este recorrido. ¡A por otros 100 años!

En Motorpasión | Motor central, tracción trasera y alas de gaviota. El Mazda AZ-1 que lo tenía todo para triunfar y fracasó

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios