Compartir
Publicidad

El RACE ve "estéril" reducir la velocidad máxima como propone la DGT, y pide más inversión en las carreteras

El RACE ve "estéril" reducir la velocidad máxima como propone la DGT, y pide más inversión en las carreteras
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer, el director de la DGT, Gregorio Serrano, anunciaba que se podría reducir el límite de velocidad genérico en carreteras convencionales, que pasaría de 100 a 90 km/h. Como no podía ser de otra forma, las reacciones no han tardado en aparecer, y el Real Automóvil Club de España (RACE) se ha mostrado contundente.

De hecho, "lamenta que se vuelva a poner el foco en los automovilistas como principales responsables del incremento de la siniestralidad" y reclama mayor inversión en infraestructuras.

1.100 km con riesgo alto

Highway 1761825 340

El RACE ha comunicado su punto de vista acerca de la necesidad de realizar inversiones en tramos marcados como de 'riesgo elevado', pues se ha demostrado que viene de la mano con una disminución de fallecidos y heridos. Como ejemplo encontramos la N-6 entre Madrid y Segovia (PK 49,3 – 61,2), o la N-435 en Badajoz (PK 33,4 – 45,9).

Por el contrario, afirma, las medidas enfocadas a reducir la velocidad máxima fueron "estériles" en el pasado.

Recordemos que la DGT estudia incluir en la reforma de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial una reducción del límite de velocidad de 100 a 90 km/h en algunos tramos de carreteras convencionales, mientras que dará la oportunidad a los titulares de las vías a elevar la velocidad a unos niveles razonables en aquellas vías que consideren que tienen unas buenas condiciones.

Eurorap Fuente: Informe RACE-EuroRAP 2017.

El RACE ha puesto el foco en la adaptación del firme a las necesidades climatológicas y orográficas, en la señalización horizontal y vertical y en el desdoblamiento de carreteras en puntos conflictivos. Encontramos un buen ejemplo de este punto sin atender en la N-232 en La Rioja.

Respecto la estado de las carreteras, el último informe EuroRAP, en el que participa el RACE, señala que un 10 % más de las carreteras españolas padecían un 'riesgo elevado' de siniestralidad, con un total de 3.595 kilómetros en la Red de Carreteras del Estado catalogados como de 'riesgo elevado', de los cuales 1.100 kilómetros son de 'riesgo alto'.

Respecto al año pasado, los tramos de 'riesgo elevado' han aumentado, pasando de 3.264 km en 2016 a los 3.595 km del 2017. No obstante, cabe destacar que los tramos negros, aquellos de mayor riesgo, han descendido respecto al año pasado en 151 km.

Aún así, tenemos 1.100 km con riesgo alto, el mayor nivel, en nuestras carreteras.

Balances que no cuadran

N232 Alfaro

El debate de la peligrosidad de las carreteras secundarias no puede ser considerado ni siquiera estacional, porque siempre está en activo gracias a las funestas estadísticas. En 11 días, los 11 días que han durado los desplazamientos por las vacaciones de Semana Santa, han perdido la vida 30 personas en las carreteras.

Esto son tres más que en 2017, y la mayoría de muertes se han producido en vías convencionales: un total de 22. La DGT aludía en su balance a un incremento de los desplazamientos y del parque de vehículos circulante, en un intento por dar sentido a unas cifras tan terribles.

Como de costumbre, no se mencionó nada sobre el estado de las carreteras.

En 2016, la inversión en la red viaria disminuyó en un 22,9 %, tal y como denunció la Asociación Española de la Carretera en un informe: "Con un déficit que supera los 6.600 millones, la conservación de las carreteras sigue anclada en el suspenso".

Road 166543 960 720 1

En el EuroRAP de 2016 en el que se analizaba el nivel de riesgo en las vías que forman la Red de Carreteras del Estado se destacó que del total de 24.805 kilómetros analizados, el informe revelaba un alto nivel de peligrosidad en 3.264 kilómetros, lo que supone un 13,2% sobre el total.

Ante este déficit, se denunciaba que "los turismos cubren con creces sus costes de movilidad, por encima del 150 %, y en el caso de las motocicletas, pagan tres veces respecto a lo reciben".

Es decir, tenemos en 2018 más muertes en las carreteras; previamente una disminución de la inversión en la red viaria y la solución que se ofrece a día de hoy es disminuir la velocidad en las convencionales. La DGT tiene trabajo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio