Del 'efecto mirón' al 'rebote': así son los peligros de los que advierte la DGT al viajar

Del 'efecto mirón' al 'rebote': así son los peligros de los que advierte la DGT al viajar
7 comentarios

Con la llegada del verano y tras el fin de las restricciones de movilidad por la pandemia, los viajes por carretera van a ir en aumento durante las próximas semanas. Unos desplazamientos en los que resulta imprescindible no solo revisar el coche, sino prestar a la conducción y evitar malas prácticas que ponen en riesgo nuestra seguridad y la de otros conductores.

Dichos malos hábitos van más allá de los excesos de velocidad o del uso del teléfono al volante, dos de las causas más concurrentes en la siniestralidad vial. Nos referimos al 'efecto submarino', 'efecto mirón' y otros tantos de los que la DGT alerta. ¿En qué consisten y cómo evitarlos?

Qué es el efecto elefante y cómo evitarlo

El efecto elefante tiene que ver con el uso del sistema de retención, en este caso en las plazas traseras, ya sea el cinturón de seguridad para un pasajero o para amarrar alguna carga u objeto que transportamos en la parte posterior.

El término acuñado proviene de una antigua campaña publicitaria francesa que rezaba 'no viaje con un elefante en el asiento trasero', pues según Tráfico, a una velocidad tan baja como 60 km/h un pasajero que pese 75 kilos golpearía el asiento delantero con una fuerza equivalente al peso de un elefante de 4,2 toneladas.

¿Cómo evitar el efecto elefante'? Tan sencillo como asegurarse antes de arrancar de que todos los ocupantes (u objetos) tienen el cinturón de seguridad correctamente abrochado.

Qué es el efecto acordeón en el tráfico y qué se debe hacer

Este explica por qué, tras una detención o un frenazo, la circulación se reanuda con más retraso cuanto más atrás se esté en la fila. ¿Por qué? Tras arrancar el primer coche, el segundo tarda un segundo extra; el tercero, suma otro segundo al anterior (1 + 1) y así sucesivamente…

El efecto visual es que la fila de vehículos se estira como un acordeón Y, por ejemplo, en una fila de 2.000 coches –que ocupa de 12 a 16 kilómetros de largo–, el último vehículo tardaría hasta 30 minutos en arrancar.

Un tiempo que es aún mayor si se tarda más de lo debido en arrancar, por lo que se debe prestar atención a lo que ocurre más adelante para estar prevenidos. Asimismo, mantener la adecuada distancia de seguridad con otros automóviles permite aminorar la velocidad sin frenazos y evitar el efecto acordeón.

El efecto túnel del que alerta la DGT: cuidado con la velocidad

Tráfico ha recordado en diversas ocasiones que el efecto túnel, representado en vídeo a través de sus redes sociales, se resumen en que a mayor velocidad, menor ángulo de visión.

La DGT explica que un conductor que está detenido con su vehículo tiene una visión lateral de 180º. Sin embargo, esto se reduce a 70º cuando circulamos a 65 km/h; a 42 grados si conducimos a 100 km/h; o solo 18 grados si se rueda a 150 km/h.

Así es el efecto pantalla: un peligro al adelantar a un vehículo pesado

En los días en los que sopla viento, uno de los momentos más peligrosos para la conducción se produce cuando este llega de repente, por ejemplo, al salir de un túnel o al adelantar a un vehículo voluminoso. Esto es lo que se conoce como efecto pantalla o interrupción temporal del viento.

¿Cómo se nota el efecto pantalla en el coche? Al adelantar, por ejemplo, a un camión, este nos tapa el viento que lateral que viene desde la derecha. Si bien, en cuanto lo pasamos, el conductor siente cómo su vehículo se desplaza con fuerza de forma lateral al sentir el empujón del viento, pudiendo llegar a ser peligroso si nos desvía la dirección hacia el sentido contrario o salirse de la vía.

Para prevenirlo, la DGT aconseja "esperar ya este empujón brusco del viento y girar un poco el volante en el sentido contrario".

Efecto submarino: qué es y cómo prevenirlo

La postura que adoptamos al conducir es esencial. Tanto que inclinar erróneamente el respaldo puede restar eficacia al reposacabezas y sobre todo, provocar el temido 'efecto submarino'.

¿Qué significa esto? Que cuando vamos demasiado inclinados o las bandas del cinturón no están bien ajustadas al cuerpo, en caso de frenazo brusco el cuerpo se puede deslizar por debajo de la banda abdominal del cinturón, sin que este nos retenga como es debido y pudiendo sufrir lesiones.

Para evitarlo, asegúrate de que el cinturón está bien abrochado y evita reclinar el asiento demasiado, así como poner toallas o almohadas en el asiento.

El efecto rebote al volante

Cuando un conductor toma cualquier estimulante –no tiene por qué ser una droga de abuso, puede ser un café o una bebida estimulante– para hacer desaparecer los síntomas del cansancio o la fatiga y este deja de hacer efecto, el sueño/cansancio vuelve a aparecer repentinamente y con más intensidad. A eso es lo que la DGT le denomina efecto rebote.

En este caso, lo mejor es hacer una parada y descansar un poco, pero no tratar de atenuarlo con más bebidas estimulantes pues las consecuencias pueden ser muy graves.

Efecto mirón: no seas morboso, céntrate en la conducción

Cuando veas un siniestro vial en la carretera, no ralentices tu marcha para mirar qué ha pasado pues esa pérdida de atención a la conducción puede desembocar en otro accidente de tráfico.

Y es que pararse a observar un siniestro vial desde el coche tiene muchas consecuencias que van desde la esfera de la seguridad vial hasta la de la ética y la moral. En Alemania, de hecho, está duramente castigado con multas de hasta 2.000 euros.

En España la Guardia Civil ha rebautizado este fenómeno llamándolo "EfectoViejalVisillo", en referencia al personaje del actor cómico José Mota: una anciana que observa a los demás tras la cortina. Más allá del tono cómico, las sanciones por infracciones leves como el 'efecto mirón' en España puede suponer una multa de hasta 90 euros.

En Motorpasión | La DGT recuerda cuáles son las multas por no llevar la matrícula del coche en buen estado

Temas
Inicio