La DGT va a cambiar estas señales de tráfico para evitar estereotipos de género

La DGT va a cambiar estas señales de tráfico para evitar estereotipos de género
33 comentarios

Han pasado casi 20 años desde que se modificaron por última vez las señales de tráfico. Ahora, hay un borrador de Real Decreto elaborado por el Gobierno para modificarlas y adaptarlas al momento actual.

El cambio del reglamento debería entrar en vigor el 2 de enero de 2023 con muchas novedades, desde las nuevas señales para patinetes eléctricos, hasta el lavado de cara de la señal STOP, que cambia después de 18 años. También hay nuevas indicaciones específicas para la movilidad eléctrica y otras que cambian por cuestiones de género, todas están recogidas en este catálogo.

La perspectiva de género llevada a las señales de tráfico

Senal Senderistas
Señal S-115 que avisa de la posible presencia de senderistas

El objetivo de esta actualización es adaptarse a las nuevas tecnologías y formas de movilidad y renovar el diseño de algunas señales para que se vean mejor. Pero hay una tercera razón que se recoge en la página 4 del borrador: “Eliminar connotaciones inadecuadas en materia de género”.

En el punto 6 del Real Decreto, titulado “Impacto de Género”, se amplía la información al respecto de ese objetivo, que se ha establecido de acuerdo a la “perspectiva de género y seguridad vial” conforme a los apuntes que llevó a cabo la Fiscalía General del Estado en 2019. Este punto consta de tres apartados:

  • a) “Hay señales de tráfico que representan a un hombre como peatón o como conductor”.
  • b) “En otras la mujer aparece en una situación de dependencia y subordinación; por ejemplo, mujer que sigue a un hombre senderista (S-115) o, incluso, en caso de niños, niño que lleva de la mano a la niña, que va detrás del niño, ambos al colegio”.
  • c) “En las señales relativas al cuidado de personas o al ámbito doméstico es una mujer la representada. Aun cuando se han hecho progresos, todavía perviven las señalizaciones contrarias a los principios de igualdad.”

Peligro por la proximidad de un lugar frecuentado por niños

Senal P21 Y P21a
Señal P21 vigente en el actual Catálogo de Señalización Vertical y nueva señal P21-a

El nuevo reglamento trata es evitar todo esto modificando las señales vigentes e introduciendo otras nuevas, de tal manera que si hay una que representa a un hombre como peatón o conductor, esa figura pasará a ser neutra.

En el segundo caso, directamente se cambiarán los roles, dando lugar a nuevas señales, como la P-21a, que sustituye a la P-21. En la antigua parece la figura de un chico que lleva de la mano a una niña y en la P21a será al revés: una chica llevará de la mano a un niño.

Indicación de zona peatonal

Senal S30
Señal S30 vigente en el actual Catálogo de Señalización Vertical y nueva señal S30-a

De la misma manera, cambiarán otras señales porque “tampoco eran nuetras desde una perspectiva de género”. Es el caso de la S-30, una señal de indicación general que avisa de una zona peatonal muy similar a la S28, que indica zona residencial y está más extendida.

A partir del año que viene dejará paso a la S-30a, que significará lo mismo, pero tendrá otro pictograma. En la S-30 aparece la figura de un hombre andando y la de una mujer llevando un carrito de bebé, pero en la S-30a será al revés: la mujer andará y el hombre empujará el carrito.

Indicación de la proximidad de un supermercado

Senal Hipermercado
Nueva señal para indicar la presencia de un supermercado cercano

Según el borrador, las razones para modificar estas señales son las siguientes: “En el contexto actual, no tiene sentido atribuir las tareas de hacer la compra y el cuidado de los hijos al género femenino, por lo que se modifican ambos pictogramas. En el de «Hipermercado» aparece una figura masculina (del mismo tipo que en todas las señales en las que solo aparece una persona), mientras que en el de «Zona peatonal» es una persona de género masculino el que lleva el carrito del bebé”.

Por último, el borrador del nuevo reglamento concluye el citado apartado 6 de Impacto de género así: “Por tanto, se considera que estas modificaciones indicadas junto con otras propuestas en la señalización vertical tienen un impacto positivo por razón de género”.

Peligro por la proximidad de un lugar frecuentado por ancianos

Senal P21b
Señal P21b

Es por ello que, de cara a nuevas señales, como la P-21b, que hasta ahora no existía e indica peligro por la proximidad de un lugar frecuentado por ancianos, como un centro dedicado a la tercera edad o una residencia, se ha tenido en cuenta la perspectiva de genero para su diseño.

Esta nueva señal P-21B cumple desde el principio con esta premisa porque el pictograma representa a dos ancianos, una mujer y un hombre, sin embargo, no es del agrado de las personas mayores.

Nunca llueve al gusto de todos

En el medio 65 Y Más se han hecho eco de ello, recogiendo declaraciones como la de Inocente Gómez, presidente de Secot, que ha dicho: "No representa a todos los mayores. Se da una visión del mayor, o en este caso del anciano casi impedido, súper dependiente, que interfiere con el tráfico y que hay que tener cuidado con ellos porque son un peligro, y eso es un poco feo". Algunas asociaciones ya proponen una señal alternativa para no vulnerar a los mayores.

En cualquier caso, el Real Decreto que modificará el Reglamento General de Circulación todavía es un borrador, por lo que estos cambios no entrarán en vigor hasta el próximo mes de enero.

Eso sí, el mismo borrador establece que cada administración competente podrá implantar las nuevas señales cuando lo considere oportuno, puesto que “los nuevos Catálogos propuestos no obligan a ninguna administración a la instalación de nuevas señales verticales y marcas viales”.

Tampoco hay un plazo determinado para la desinstalación de las señales que se quedarán obsoletas a partir de la aprobación del Real Decreto o la sustitución de aquellas cuyo diseño se modifique. El borrador deja claro que las señales que ya están puestas “mantendrán plenamente su vigencia” y “solo deberán ser sustituidas por motivos de conservación y mantenimiento”.

En definitiva, que cuando una señal deba cambiarse porque se encuentra en mal estado, la administración competente deberá sustituirla por la nueva. Hasta entonces, seguirá en vigor la misma que hasta ahora, por lo que esta modificación del Reglamento General de Circulación no supone un gasto extra para las arcas públicas.

Temas