La DGT pondrá más radares de tramo para controlar la velocidad: habrá casi 130 vigilando las carreteras

La DGT pondrá más radares de tramo para controlar la velocidad: habrá casi 130 vigilando las carreteras
25 comentarios

La DGT sigue dando batalla al exceso de velocidad en las carreteras españolas y tiene previsto seguir incrementando los radares para controlar a los conductores que se pasan pisando el acelerador. Entre ellos estarán más de 40 radares de tramo nuevos, que sumarán a los más de 80 que ya están instalados en España.

Así lo ha confirmado el Gobierno en la Comisión sobre Seguridad Vial celebrada en el Congreso respondiendo al diputado Óscar Gamazo, del Partido Popular. El Ejecutivo indicó que "se ha iniciado la tramitación" para la instalación de un total de 45 nuevos radares de tramo.

Adicionalmente, la DGT señaló en noviembre que este 2021 se reforzará con hasta 75 dispositivos de control de velocidad, entre los que se incluyen fijos, pero también móviles.

¿Cuándo llegarán y dónde podrían estar colocados?

La DGT incrementará la vigilancia en carreteras secundarias

Según los datos actualizados de la DGT a fecha de 15 de febrero, a día de hoy hay 82 radares de tramo instalados en España. Los últimos en llegar han sido dos colocados en la carretera CL-517 en Salamanca, en un tramo de 12 kilómetros de longitud y concretamente en los puntos kilométricos kilómetros 4.38 (decreciente) y 16.35 (creciente), que están operativos desde octubre.

De esta manera, con los 45 nuevos confirmados por el Gobierno, se pasaría a 127 radares de tramo vigilando los excesos de velocidad en España.

Respecto a cuando estarán activos estos dispositivos, Tráfico nos confirma que aún quedan meses para que estén operativos y que "va para largo", pues aún no están presupuestados. Previsiblemente, podrían instalarse incluso más allá de 2021.

Radar de tramo

Sobre la ubicación de estos nuevos cinemómetros tampoco se ha indicado, aunque la DGT ha señalado recientemente que seguirá incrementando la vigilancia en las carreteras convencionales, donde se aglutinan el mayor grueso de accidentes (en las de un solo carril por sentido) y donde en la última campaña de velocidad se detectaron el 61 % de infracciones por exceso de velocidad.

Así, estos nuevos radares de tramo, bien podrían ubicarse en su mayoría en este tipo de vías. Por ejemplo, los de Salamanca se han instalado en una carretera convencional de un solo carril por sentido.

Actualmente, los más de 80 radares de tramo están acompañados de 624 dispositivos fijos y existen hasta 1.325 puntos susceptibles de estar vigilados por cinemómetros móviles de los que la DGT dispone unos 550.

¿Cómo funcionan los radares de tramo?

Los radares de tramo se diferencian de fijos y móviles que, en vez de detectar la velocidad en un punto concreto de forma instantánea, lo que hacen es medir el tiempo de paso de un vehículo en un tramo específico. Es decir estos dispositivos calculan la velocidad media de un vehículo en el mismo.

Radar de tramo, ¿cómo funciona?

Así, para controlar un tramo dado, se colocan a la entrada y salida del mismo una o varias cámaras, que además habitualmente son infrarrojas para poder reconocer las matrículas en situaciones de baja visibilidad.

Los datos registrados por dichos dispositivos son procesados por una computadora y el sistema mide si hay exceso o no velocidad en función del tiempo que se tarde en recorrerlo: si se hace por encima del límite, se hará en menos tiempo y por tanto detecta que se ha superado la velocidad establecida.

En Motorpasión | Con la nieve nos estamos dando cuenta de la diferencia entre un SUV y un 4x4, aunque los neumáticos siempre importan | Así funcionan los cruces inteligentes, la apuesta de la DGT para llevar la tecnología a los viejos STOP de la carretera

Temas
Inicio