Compartir
Publicidad

La DGT cosecha en una semana 18.538 multas por velocidad, cinturón y distracciones

La DGT cosecha en una semana 18.538 multas por velocidad, cinturón y distracciones
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado mes de octubre arrancó una nueva campaña de la DGT centrada en la siniestralidad, bautizada como #VivoMuerto y protagonizada por anuncios televisivos de tal crudeza, que parecen hacernos regresar a la década de los 90. Las causas a relucir en estos spots son las distracciones, que ya está a la cabeza en siniestros, así como la velocidad, el uso del cinturón o el consumo de alcohol y drogas. Sobre este eje se mueven las nuevas propuestas para revisar el carné por puntos así como la última campaña de vigilancia de Tráfico, que ha tenido lugar en las carreteras convencionales, otro de los principales puntos que la DGT quiere revisar.

Este dispositivo especial de control ha tenido lugar la primera semana de noviembre saldándose con 18.538 conductores denunciados. ¿Y cuáles han sido las principales infracciones? El exceso de velocidad, no usar el cinturón de seguridad y las distracciones.

La DGT cosecha en una semana 18.538 multas por velocidad, cinturón y distracciones

Un total de 380.117 vehículos han sido controlados entre el 5 y el 11 de noviembre en las carreteras convencionales de nuestro país. Según la DGT, el objetivo de esta última campaña no es otro que "concienciar a los conductores y controlar su comportamiento mientras circulaban por vías que no disponen de separación física de ambos sentidos de circulación y que,pese a tener una menor densidad de tráfico, presentan una mayor siniestralidad".

Nada nuevo: este tipo de carreteras siguen siendo las que aglutinan el mayor número de accidentes, un 77% en el caso de las vías interurbanas. De hecho Pere Navarro ya ha confirmado que pretende unificar a 90 km/h la velocidad máxima en este tipo de vías (actualmente las hay según tipología de 90 y 100 km/h).

Distracciones y uso del cinturón, también a examen en las convencionales

Movil Coche Dgt

Sin embargo, a pesar de focalizar esta última campaña en el exceso de velocidad, también se han controlado especialmente las distracciones o el uso del cinturón. Recordemos que ambas infracciones contemplan elevar la resta de puntos en las propuestas definitivas por Pere Navarro.

La DGT quiere atajar cuanto antes que dejemos de distraernos al volante: el 32% de las muertes en carreteras fueron ocasionadas por ello el año pasado. De igual manera, quiere acabar con conductores y pasajeros que no hacen uso del cinturón de seguridad, así como de sistemas de retención infantil.

Por ello, no llama la atención que, junto a la velocidad, hayan sido de las infracciones más numerosas registradas en esta campaña, aunque se encuentran lejos del exceso de velocidad. No en vano, las secundarias llevan desde hace tiempo contando con no pocos radares, tanto fijos, como móviles.

EXCESO DE VELOCIDAD

7.491

DEFICIENCIAS TÉCNICAS

1.141

SIN CINTURON

1.129

DISTRACCIONES (teléfono móvil)

1.017 (751)

Asimimso, la DGT ha puesto especial hincapié en vigilar las deficiencias técnicas de los vehículos en esta campaña, siendo la tercera infracción más numerosa registrada durante estos siete días. Tráfico considera, acertadamente en nuestra opinión, que circular con un vehículo en mal estado atenta directamente con la seguridad vial. De los más de 1.440 conductores denunciados, 38 de los vehículos tuvieron que ser inmovilizados.

También llama la atención que 1.605 conductores hayan sido denunciados por no llevar en regla la documentación del vehículo, así como que 844 no contasen con el permiso de conducción o bien lo llevasen caducado.

¿Menos alcohol y drogas al volante?

Al volante

Hay otro dato que llama la atención de esta última campaña de Tráfico: los conductores sancionados por conducir abajo los efectos de las drogas o el alcohol. Los infractores registrados no superan en ambos casos los 800, con 694 y 794 respectivamente.

Esto se traduce en que o bien los conductores ya comienzan a concienciarse de que alcohol, drogas y volante no son buena combinación, o bien que los controles de este tipo se han reducido en esta campaña. La DGT no menciona nada al respecto en el comunicado.

Hay que recordar que la DGT anunciaba en su balance de siniestralidad de 2017 que este año se pondría en marcha un nuevo plan integral contra el alcohol y las drogas en la conducción, además de endurecer las sanciones para los reincidentes. Y aunque no está en la hoja de ruta de Pere Navarro rebajar la tasa de alcohol o dejarla en 0,0, o al menos así lo ha declarado en estos meses en los que ha vuelto al cargo de director de Tráfico, el alcohol es uno de los protagonistas en los nuevos anuncios de la DGT.

Pero, ¿y qué hay del estado de las carreteras?

Carreteras en mal estado, España

"No podemos asumir todo", comentaba Pere Navarro este verano cuando se le preguntaba por la mejora del estado de las carreteras o la colocación de la doble bionda en los guardarraíles. El director de Tráfico sigue prefiriendo la sanción a la prevención: ya ha recordado en más de una ocasión que España necesita más radares, pues los 1.000 dispositivos fijos existentes no le parecen suficiente.

No obstante, se suelen echar de menos en las estadísticas de siniestralidad de la DGT una cifra que tenga como causa las infraestructuras deficientes. Pero según un informe publicado este verano por la Asociación Española de la Carretera (AEC), España acumula un déficit de inversión en mantenimiento de las carreteras de 7.000 millones de euros.

Carreteras en mal estado, España

En concreto, la asociación denuncia que la red de carreteras estatales, principalmente en el caso de las vías convencionales, presenta deficiencias de conservación de 2.211 millones de euros, de los cuales más del 90% se registran en la propia infraestructura. Por su parte, las carreteras autonómicas registran una falta de mantenimiento que se cifra en 4.843 millones, de los cuales sólo 329 millones corresponden a señales y otras dotaciones.

De igual manera, EuroRAP presentó este verano su informe anual que evalúa el estado de nuestras carreteras, donde se refleja que sigue habiendo en España un total de 85 tramos de riesgo elevado, de los cuales 16 son calificados de alto riesgo (tramos negros). En total, ambos suman 244 kilómetros de los 101.788 totales que conforman las vías españolas (entre estatales y urbanas). En ellos, a lo largo de 2017, se resgistraon 140 accidentes mortales y graves, y tienen una media de 36 fallecidos y 138 heridos graves anuales. De media, dichos tramos registran un volumen de 4.354 vehículos diarios.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio