Cuando todo vale para hacerse viral: se graba en vídeo bailando sobre el techo de su coche... en marcha

Cuando todo vale para hacerse viral: se graba en vídeo bailando sobre el techo de su coche... en marcha
16 comentarios

La obsesión por hacerse viral en redes no tiene límites. Hasta el punto de cometer delitos contra la seguridad contra el tráfico y, sin pudor alguno, grabarse en vídeo y publicarlo en una plataforma social.

El último capítulo lo escribe este irresponsable, que pensó que era una buena idea abandonar el volante de su BMW Serie 3, subirse al techo y ponerse a bailar unos segundos sobre el mismo con el coche en marcha.

El conductor fue denunciado por otros usuarios que, al ver el vídeo de esta story de Instagram, optaron por facilitar el enlace de la publicación a la Guardia Civil. Se enfrenta a un posible delito contra la seguridad vial por conducción temeraria.

En un estrecho túnel con un carril por sentido

Fue el pasado 20 de diciembre, sobre las 12:00 horas, cuando el automovilista en cuestión se grabó para disfrutar de sus minutos de gloria en redes. ¿El lugar? El túnel del pantano del Cenajo, en el término municipal de Hellín (Albacete), según ha detallado la Guardia Civil de Albacete.

Además de la peligrosidad que entraña el acto en sí, dejar el puesto de conducción y subirse al techo mientras el coche sigue circulando, se suma que lo hizo en un tramo considerado peligroso.

Y es que este túnel que atraviesa el embalse del Cenajo, conectando Albacete con Murcia, es un estrecho paso con un solo carril para cada sentido y con arcén de menos de 1,5 metros.

Tunel Del Cenajo Albacete Murcia
Fuente: Google.

Así, en el vídeo ya vemos al automovilista subido en el techo de su Serie 3 E46, donde se mantiene bailando durante unos diez segundos para bajar después y volverse a meter en el coche. Las imágenes las graba, se entiende, un conocido desde otro vehículo.

Toda la maniobra la realiza a baja velocidad, claro, pero sin capacidad de reacción alguna si hubiera cogido un bache o ante cualquier imprevisto. A lo que se suma que podría haberse caído en el intento, dejando el coche a su suerte.

Parece que este conductor quiso llevar más allá el reto viral conocido como 'In my feelings challenge', que data de 2018 y que consistía en bajarse de un automóvil en marcha, ponerse a bailar y grabarlo para deleite del público. Aunque en aquel caso era sobre el asfalto, que no por ello menos peligroso.

Sea como fuere, el "iluminado" automovilista está siendo investigado por conducción temeraria que, tal y como lo estipula el Código Penal en su artículo 380, es uno de los delitos contra el tráfico recogidos en la normativa.

De esta manera, podría enfrentarse a penas de cárcel de entre seis meses y dos años y la retirada del carnet de conducir entre uno a seis años. Lo de conseguir un puñado de likes en Instagram le ha salido caro.

En Motorpasión | Así fue como en 1917 la doctora June McCarroll introdujo las marcas viales para mejorar la seguridad de las carreteras | La ausencia de límites de velocidad en Alemania como 'icono cultural': ¿Es la Autobahn un terreno sagrado?

Temas
Inicio