Compartir
Publicidad

Más de 1.700 Porsche Cayenne y Macan tendrán que pasar por el taller, por un defecto en la bolsa de esquís

Más de 1.700 Porsche Cayenne y Macan tendrán que pasar por el taller, por un defecto en la bolsa de esquís
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Porsche acaba de anunciar en un comunicado que llamará a revisión a más de 1.700 modelos Macan y Cayenne a nivel mundial por un error detectado en las bolsas de esquí. La marca ha descubierto un fallo de fabricación en las correas de este accesorio, que se equipa de serie en un buen grueso de los SUV de la marca de Stuttgart comercializados, el cual atenta directamente contra la seguridad, por lo que procederá a revisar a las unidades afectadas.

En total 1.738 del Porsche Macan y Cayenne incluían de serie este accesorio y, en concreto, afecta a las unidades producidas entre enero de 2017 y febrero de 2018. A éstos se suman todas aquellas bolsas de esquí que los clientes han adquirido de forma opcional, aunque la cifra no ha sido facilitada por el fabricante.

Es la segunda llamada a revisión masiva que afecta a Porsche este 2018: en mayo, los Macan Diesel S y los Cayenne Diesel S también fueron requeridos a instancias de la Oficina Federal para Vehículos a Motor (KBA) alemana tras descubrirse que podían estar haciendo uso de un software ilegal de reducción de emisiones. En aquella ocasión, las unidades afectadas ascendieron a 60.000.

Las correas podrían rasgarse

Más de 1.700 Porsche Cayenne y Macan tendrán que pasar por el taller, por un defecto en la bolsa de esquís

Según explica Porsche en el comunicado emitido, el problema ha sido descubierto en la sujeción de las costuras de las correas, las cuales no cumplen con los estándares de resistencia requeridos. Así, existe la posibilidad de que, estando atadas al cinturón de seguridad, éstas se rasguen cuando son expuestas a altos niveles de estrés, ocasionando que dicho accesorio se suelte con el coche en marcha, lo que se traduce en que la carga deje de estar asegurada en el habitáculo.

De los 1.738 modelos afectados, un notable porcentaje de los mismos (568 unidades) han sido comercializados en Alemania. Los restantes, que ascienden a 1.170, corresponden a mercados de todo el mundo, lo que incluye España. Porsche asegura que la medida ha sido tomada por precaución: este accesorio será revisado en los talleres de la marca y, dado el caso, se reemplazarán si fuera necesario.

Estas revisiones se ofrecerán de manera gratuita y personalizada para cada cliente de los SUV afectados y aseguran que el proceso de verificación se llevará a cabo en una media hora.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio