Publicidad

Renault anuncia 15.000 despidos, reduce su presencia en China y mantiene la fabricación de coches eléctricos en Francia

Renault anuncia 15.000 despidos, reduce su presencia en China y mantiene la fabricación de coches eléctricos en Francia
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

El Grupo Renault ha desvelado hoy su plan de reestructuración. En él, propone reorganizar hasta cinco plantas de producción en Francia, prescindir de 15.000 empleados en el mundo (el 8 % de sus empleados en el mundo), de los cuales 4.600 en Francia, al mismo tiempo que reorganizará su centro de I+D principal, el de Guyancourt, no muy lejos de París.

Renault ha publicado pérdidas en 2019 por primera en los últimos 10 años. Por lo que el grupo galo ha decidido reorganizarse. Esta mañana ha desvelado su nuevo plan estratégico con el que pretende ahorrar en los próximos años 2.000 millones de euros.

La aplicación de este plan deberá ser aprobado y negociado con las fábricas y los sindicatos ya que incluye una reducción de la masa salarial de Renault en 15.000 empleados, 4.600 de ellos en Francia, pero sin recurrir a los despidos. Renault fomentará las bajas voluntarias, las prejubilaciones, las reconversiones, la no renovación de contratos temporales y los traslados a otros centros de producción.

Así Renault se “reorganiza al rededor de sus centros de actividad estratégicos, es decir, los coches eléctricos, los vehículos comerciales e industriales ligeros, la economía circular y la innovación con elevado valor añadido”. Estos centros estratégicos estaría todos basados en Francia.

Renault fábrica

Esto se traduce en una serie de medidas que van desde las economías de escala para reducir la diversidad y aumentar la estandarización de los componentes de los nuevos modelos. Es decir, aplicar el método de leader-follower que anunció Nissan en su plan el pasado miércoles.

Quizá en esta ocasión, Renault y Nissan compartan más componentes y modelos. Y es que tras varias décadas de Alianza, solo el Nissan Qashqai/Renault Kadjar, el Nissan Navara/Renault Alaskan y la plataforma CMF-B del nuevo Renault Clio (el de 2019 y que servirá también para el futuro Nissan Micra) han ejemplificado una verdadera sinergia entre las dos marcas.

Al mismo tiempo Renault reducirá su capacidad de producción mundial de 4 millones de coches al año a 3,3 millones de coches para 2024. Todo ello hace que algunas fábricas tengan que cerrar, que “estudiará el futuro” de otros centros de producción y reorganizará sus centros de I+D.

Renault Zoe

Concretamente, esto significa que Renault va a prescindir de casi todas sus consultoría externas en cuestiones de I+D y reagrupar la mayoría en su centro tecnológico de Guyancourt, cerca de París. Reduciendo la capacidad de los centros de I+D del grupo en el extranjero.

En cuanto a fábricas, el centro de producción de Flins, donde se fabrica actualmente el coche eléctrico Zoe, perdería el Zoe y se convertiría en un centro de economía circular cerrando sus plantas de Choisy-le-Roi y Bretaña en favor de esta.

Renault Fábrica

El objetivo para Flins sería reducir tanto la entrada de los materiales vírgenes como la producción de desechos, cerrando los «bucles», a la hora de producir los componentes que necesita Renault.

En cuanto al Renault Zoe, su producción se irá a Douai, donde Renault propone que esta fábrica se convierta en un centro de excelencia para coches eléctricos.

Reducción de la producción en el extranjero

Renault ha confirmado por otra parte que estudiará qué hacer con la factoría de Dieppe (Normandía) cuando termine la producción del Alpine A110. Lo cual de nuevo, pone en entredicho la continuidad de Alpine. Todo dependerá de si Alpina es capaz de lanzar un nuevo modelo, uno que no sea un remake del A110 y que toca la fibra de la clientela. Es decir, un modelo que pueda gustar a un mayor número de clientes. Y es que al final si no hay carga de trabajo, la fábrica cerrará.

Fabrication Alpine Dieppe

En el extranjero, Renault cancela sus planes de ampliación de sus fábricas en Marruecos y Rumanía y estudia optimizar la fabricación de cajas de cambios. Aquí, sí que España podría verse afectada ya que Renault posee en Sevilla un centro de producción de cajas de cambios, a pesar de que ésta nutre sobre todo a los fábricas de Valladolid y Palencia.

Por último, Renault se va de China. Cede su participación en Dongfeng Renault Automotive Company Ltd a Dongfeng Motor Corporation y abandona la venta de coches con motores de combustión interna en China bajo la marca Renault, pero se mantendría de momento la venta de coches eléctricos. Básicamente, dejan el mercado chino a Nissan, tal y como se explicó en el nuevo plan estratégico de la marca japonesa el pasado miércoles.

En Motorpasión | Del Nissan Patrol al eNV200 eléctrico: los coches más emblemáticos que ha fabricado Nissan en Barcelona desde 1983

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios