Compartir
Publicidad
Publicidad

Volkswagen Passat 2011, presentación y prueba en Barcelona (parte 2)

Volkswagen Passat 2011, presentación y prueba en Barcelona (parte 2)
Guardar
87 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para la prueba dinámica del Volkswagen Passat teníamos a nuestra disposición una ruta por carreteras de montaña y pequeños tramo de autopista y carreteras más comarcales. Visto que el plan de ruta prometía, nada mejor que elegir un motor para disfrutar del trayecto, así que elegí el 1.8 TSI de 160 CV.

No era el más potente pero quizá si que puede ser el menos vendido (pregunté pero no hubo respuesta) y me quería comprobar la diferencia entre el 2.0 TDI y éste, ya que el primero está más que probado y “re-probado” y para que voy a mentir, siempre me ha tirado más la gasolina que el diésel.

Por supuesto, con el cambio DSG de siete relaciones. Puestos a probar algo y probarlo para divertirte, nada mejor que ese cambio para que la experiencia fuese completa. Cuantas más veces conduzco un coche con DSG, más me gusta ese cambio. La suavidad en el cambio y la velocidad de respuesta son sus principales virtudes.

El Volkswagen Passat por carreteras de montaña

Presentación del Volkswagen Passat 2011 en Barcelona

Cuando te pones al volante del Volkswagen Passat sabes que no estás a los mandos de un deportivo. La simple imagen que te proporciona el salpicadero, con esa sobriedad alemana que le caracteriza corta toda pretensión de meterlo en un circuito, pero no por ello es menos divertido.

Con 160 CV bajo el pie derecho y una larga carretera plagada de curvas era el momento de sacar de contexto a esta berlina y meterla en una faena que no es propia de ella. Insertamos la llave en su ranura y pulsamos el botón de encendido situado junto a la palanca del cambio. El sonido del motor, al ralentí, es casi imperceptible dentro del coche.

La primera parte de la ruta transcurre por autopista y ahí pongo la suspensión en el modo Confort. La suspensión se torna más blanda haciendo la conducción más cómoda. En las largas curvas de la autopista el balanceo es apenas existente y las irregularidades del firme no llegan a apreciarse de forma incómoda en los asientos. No las elimina al completo, pero se convierten en baches diminutos, por decirlo de alguna forma.

Salimos de la autopista y toca carretera de curvas. Primero hago la prueba con la suspensión en su modo medio y ya se nota algo más dureza sin ser excesivamente dura (válgame la redundancia). Se podría hacer un viaje perfectamente en esta posición sin que nuestros riñones lo acusasen. A ello también ayudan los asientos.

Presentación del Volkswagen Passat 2011 en Barcelona

Ponemos el cambio en modo S y pasamos a controlarlo de forma manual con las levas. La suspensión, también en modo S. No es que este coche sea un deportivo, pero si conduciendo de forma agresiva se consigue que el coche no haga ningún extraño y sientes que siempre lo tienes todo bajo control, en conducción normal debe ser aún mejor.

Y así es, porque hay que ser muy burro para que este Volkswagen Passat se te vaya de las manos. El chasis está realmente bien equilibrado y junto a la respuesta de la dirección, permite al conductor llevar el coche siempre por donde uno quiere sin balanceos extraños ni sustos a media curva.

De hecho, sólo en una curva el coche tendió a subvirar y fue simplemente porque entré pasadísimo en la curva. Recolocar el coche con el ESP a todo trapo fue pan comido. Realmente me dejó un muy buen sabor de boca su forma de conducción. Como decía, si haciendo el animal te sientes seguro con él, yendo con la familia lo es más aún.

En lo que respecta a consumos, cuando acabó el día no me creía la cifra que marcaba el ordenador de a bordo. 9,5 l/100 km para haberme tirado media mañana conduciendo de forma deportiva y cambiando a más de 4.000 rpm con un motor de 160 CV no lo veo para nada una exageración cuando homologa en mixto un consumo de 7,1 l/100 km.

No soy de probar los coches en conducción eficiente, buscando reducir los consumos al máximo, pero si hacerlo de forma normal y en los tramos en los que no se podía correr, dejaba al DSG hacer su trabajo y las aceleraciones las hacía de forma suave, evitando subidas de vueltas innecesarias. Vamos, lo que haría todo hijo de vecino con su coche.

Ayudas a la conducción

Volkswagen Passat 2011

Entre las ayudas a la conducción que ofrece el Volkswagen Passat en esta nueva generación cabría destacar el Lane Assist de nueva generación, el detector de fatiga del conductor o el ACC + Front Assist, un control de crucero adaptativo con asistencia a la frenada de emergencia en ciudad.

El detector de fatiga es de serie en toda la gama y realmente me costó “averiguar” como funciona. Si empiezas a conducir de forma errática, un aviso acústico te invita a realizar una parada para el descanso. La cuestión es que más que detectar que te estás durmiendo al volante lo que hace es analizar las trayectorias del coche.

El Lane Assist es sin duda un gran invento aunque algo incómodo si lo tienes activado siempre y circulas por carreteras estrechas, como era nuestro caso. Es curioso ver como el coche conduce solo si sueltas el volante, haciendo curvas de gran diámetro sin salirse de la calzada. Tampoco penséis que el Volkswagen Passat conduce solo, pero si te duermes, te evitará un susto gordo, gordo, gordo.

El Front Assist no tuve el valor de probarlo. Si conduces a menos de 30 km/h la cámara que hay tras el retrovisor interior puede detectar obstáculos parados delante del coche y frenarlo por si solo. Lo intenté, pero mi subconsciente frenaba siempre antes de que lo hiciese el coche por temor a un Volvogate. Será efectivo, pero no me quería jugar el tipo.

Otra de las novedades es el Park Assist II que añade a sus funciones la opción de aparcar en batería. Como en anteriores versiones, el conductor lo único que tiene que hacer el controlar el acelerador y el freno, dejando a las cámaras y al sistema hacer las maniobras pertinentes. Asusta ver como el coche se mete sólo en el aparcamiento, pero es una opción útil para los negaos aparcando.

volkswagen_passat_2011-35.jpg
Por último, hacer una pequeña reseña de una grandísima pijada que se incluye dentro del paquete Keyless Access, el Easy Open (en opción para Advance y Highline, 510 euros).

Como digo, no es más que una pijada pero que puede llegar a ser realmente útil si eres uno de esos que van siempre con las manos cargadas y cuando tiras a abrir el maletero te toca dejar la mitad de cosas en el suelo.

Con este sistema, si llevas la llave en el bolsillo simplemente con pasar el pie por debajo del paragolpes trasero el portón del maletero se abrirá automáticamente.

Como digo, algo prescindible por el precio que tiene pero útil como él solo. Que el maletero se abra desde la llave del coche puede ser útil siempre y cuando no lleves ambas manos cargadas, con este sistema ese problema desaparece.

Pagaría antes por esto que por la apertura desde el mando del coche, sin duda alguna, aunque fuese algo más caro. Aunque ya puestos a ofrecer cosas útiles, poco le hubiese costado a Volkswagen ofrecerlo de serie, aunque fuese para los acabados más altos. Así si que sería realmente útil y no una opción curiosa (y algo cara).

Conclusiones finales

Presentación del Volkswagen Passat 2011 en Barcelona

El posicionamiento del Volkswagen Passat frente a sus rivales se queda en un terreno de nadie, siendo la opción más barata en el acceso a las berlinas Premium y la opción más cara en el sector de las generalistas. Se puede pensar que para lo que ofrece es caro respecto a sus rivales, no lo niego, pero lo que te da, te lo da de calidad.

Simplemente por contar entre su equipamiento con el cambio DSG (aunque pagado a buen precio) podría ser una opción determinante en la elección de compra. Ninguna berlina ofrece un cambio tan satisfactorio como éste y esa exclusividad hay que pagarla de alguna forma.

De cualquier forma, soy de los que piensan que cada cosa tiene un precio y si la gente está dispuesta a pagarlo, es que su precio está justificado. Volvemos a lo mismo, comparado con las generalistas es caro pero si nos vamos a las Premium tienes casi lo mismo que te ofrecen estas a un precio menor.

Es difícil situarlo en un terreno cuando se mueve, como he dicho antes, en terreno de nadie.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Volkswagen Passat 2011, presentación y prueba en Barcelona (parte 1)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos