Compartir
Publicidad
Suzuki Vitara, a prueba: un coche más SUV y tecnológico pero igual de todoterreno
Pruebas de coches

Suzuki Vitara, a prueba: un coche más SUV y tecnológico pero igual de todoterreno

Publicidad
Publicidad

Nota de Motorpasion

A mitad de su vida comercial el Suzuki Vitara ha recibido una actualización que cambia poco por fuera, pero mucho por dentro. Unos ligeros cambios estéticos por fuera identifican a una renovación que incluye un completo paquete de ayudas a la conducción y que refuerzan notablemente su seguridad.

Dos motores de gasolina de 111 y 140 CV mueven a esta mezcla entre SUV y todoterreno que si bien ha perdido parte de su esencia offroad sigue manteniendo muy buenas capacidades fuera del asfalto y deja un regusto muy agradable en el día a día.

El Suzuki Vitara se lava la cara por fuera y se da un baño de tecnología por dentro

Suzuki Vitara 2019 Prueba007

En Suzuki han trabajado en tres aspectos fundamentales para seguir manteniendo en la cresta de la ola a la que hoy por hoy es su punta de lanza. El Suzuki Vitara se ha renovado centrándose en tres aspectos principales: la calidad interior percibida, la incorporación de sistemas de seguridad avanzada y el sistema 4x4 Allgrip.

Por fuera el Suzuki Vitara sigue siendo precisamente eso, un Suzuki Vitara. Los cambios son pocos pero suficientes para mantenerlo con una imagen fresca y actual. En la parte delantera hay pocos cambios con unos grupos ópticos idénticos que escolta a una parrilla nueva, tridimensional y con inserciones cromadas en disposición vertical. En la parte inferior del paragolpes Suzuki ha buscado imprimir al Vitara una imagen más premium con la adopción de inserciones que van de un extremo a otro.

Longitud Distancia entre ejes Altura Anchura Altura libre al suelo
4.175 mm 1.610 mm 1.610 mm 1.775 mm 185 mm
Suzuki Vitara 2019 Prueba004

Los cambios más notables los encontramos en la zona trasera con unos pilotos totalmente nuevos con tecnología LED que le dan una apariencia más sofisticada (aunque no todo lo moderna que cabría esperar) y en el calzado. Las llantas de aleación de 17 pulgadas son nuevas tanto para los acabados que las incluyen en versión pintada como las de dos colores.

Exteriormente el Suzuki Vitara no cambia más allá de unos pequeños detalles que le hacen parecer más actual. Para encontrar las diferencias más notables hay que fijarse en su interior y en su equipamiento de seguridad.

Pasando al interior seguimos encontrando pocos cambios, pero bastante significativos en su caso. Detrás del volante el cuadro de mandos recibe una nueva pantalla LCD a color de 4,2 pulgadas que nos ofrece la información sobre el control de velocidad, el modo de conducción seleccionado, indicadores de potencia y par, medidor de fuerzas G o el consumo. Un punto moderno a tener en cuenta.

Suzuki Vitara 2019 Prueba002

Al margen del puesto de conducción que equipa el mismo volante multifunción de tacto correcto, Suzuki se ha centrado en que los ocupantes del Vitara perciban una mayor sensación de calidad. Toda la zona superior del salpicadero es nueva, con un nuevo material acolchado de tacto agradable, acompañado de una moldura horizontal plástica que no varía su textura en función del acabado, pero sí su decoración.

En el centro una gran pantalla para el sistema de infoentretenimiento común al resto de integrantes de la familia destaca sobre lo demás, y justo encima un nuevo reloj analógico situado en el centro. En las molduras de las puertas podrían haber utilizado el mismo material acolchado del salpicadero, pero han preferido seguir confiando al mismo plástico duro texturizado.

Suzuki Vitara 2019 Prueba006

En cuanto a habitabilidad el Vitara nos ofrece un espacio más que generoso en las plazas delanteras, tanto a lo ancho como a lo largo, con unos asientos que priman la comodidad sobre la sujeción con un mullido blando. Las plazas traseras son correctas para cuatro ocupantes, quizá con menos sitio del que nos gustaría para las piernas pero con buena altura disponible para la cabeza.

El maletero sigue siendo el mismo que hasta ahora con 375 litros repartidos en un espacio de formas regulares y con un doble fondo. Con los asientos traseros abatidos la capacidad sube hasta un volumen total de 1.120 litros.

Confortable en carretera y con garantías sobre terrenos complicados

Suzuki Vitara 2019 037

El Suzuki Vitara sigue confiando para 2019 en dos motores ya conocidos. Ambos son propulsores de cuatro cilindros de gasolina: un 1.0 Boosterjet de 111 CV y 170 Nm y el 1.4 Boosterjet de 140 CV y 220 Nm, el mismo que equipa el Suzuki Swift Sport. Ambos motores pueden escogerse asociados a una caja manual de cinco velocidades o a una automática de seis.

Empezamos la jornada probando el plato más fuerte, el Suzuki Vitara en acabado GLX con el motor 1.4 Boosterjet de 140 CV asociado a la caja de cambios automática de seis relaciones. Con esta combinación, una vez que nos olvidamos de que es el mismo motor que comparte con el chispeante Swift Sport, este coche a medio camino entre SUV y todoterreno destaca por su suavidad.

Suzuki Vitara 2019 047

El tacto es aterciopelado, el motor apenas se escucha y la comodidad de la caja de cambios es sobresaliente en un uso relajado. El Vitara en esta configuración se muestra como un coche agradable en el que se ha primado el confort, con un comportamiento general bastante equilibrado y sin resultar un coche tosco en ciudad; todo lo contrario, es muy SUV. La caja de cambios sí peca de demasiado conservadora y nos dejó la sensación de no aprovechar totalmente el potencial del motor.

El Suzuki Vitara ya no es el todoterreno con reductora que fue años atrás, pero sigue conservando muy buenas capacidades fuera del asfalto gracias a un peso contenido y un efectivo sistema Allgrip 4x4.

Sí es cierto que el confort general tiene una contrapartida, y es que en curvas cerradas tiene cierta querencia a inclinar la carrocería y la dirección no es todo lo precisa que nos gustaría, pero es el precio que hay que pagar por tener cualidades todoterreno, así que nos fuimos a probarlas.

Suzuki Vitara 2019

Cuando el asfalto se queda atrás y la orografía se complica es cuando el Suzuki Vitara muestra su mejor cara. Puede que ya no sea el todoterreno de raza que era antes pero sigue defendiéndose con vehemencia en zonas donde un todocamino tendría que darse media vuelta.

El sistema 4x4 Allgrip se maneja desde un mando junto al freno de mano y nos deja seleccionar entre tres modos: Snow, Sport y Auto, con la posibilidad de conectar manualmente la tracción integral. Utilizamos todas las combinaciones posibles, incluso las menos propicias para el terreno húmedo, embarrado y vadeando arroyos y el Vitara no falla. Con el ESP es lo suficientemente permisivo como para divertirse pero sin perder efectividad, al igual que el control de descenso automático a la hora de enfrentarnos a pendientes de esas que ponen los pelos de punta.

Suzuki Vitara 2019 Prueba001

Para continuar con la ruta de nuevo en carretera escogimos cambiar y subirnos en el 1.0 Boosterjet, esta vez con cambio manual y salvo por el equipamiento algo mas escueto de la versión GLE no encontramos grandes diferencias. Sí es cierto que estira un poco menos que el 1.4, pero se sigue defendiendo con dignidad. Empuja, recupera y es divertido dentro de sus capacidades, en gran parte gracias al trabajo de Suzuki por mantener el peso del conjunto en torno a los 1.200 kg.

Rodeados de un tráfico denso al aproximarnos de vuelta Madrid pudimos probar el completo paquete de equipamiento de seguridad que conforma una de las grandes novedades de este modelo. Al control predictivo de frenada y control de velocidad adaptativo (exasperantemente conservador, por cierto) con Stop&Go del Vitara anterior, este restyling incluye alerta de cambio de carril con asistente de mantenimiento, alerta antifatiga, reconocimiento de señales, detección de ángulo muerto y alerta de tráfico cruzado.

Suzuki Vitara 2019

En su mayoría estas ayudas pasan bastante desapercibidas y no son nada intrusivas, salvo por la alerta de fatiga que detecta si vas haciendo 'eses' de un lado a otro del carril y lanza una alerta sonora. Una alerta un tanto incómoda ya que en un tramo de apenas 15 km de carretera de curvas nos saltó tres veces.

El nuevo Suzuki Vitara está disponible desde hace algo más de un mes en los concesionarios en un total de 15 colores (ocho de ellos con carrocería en dos colores, tres de ellos nuevos) a un precio de tarifa que arranca en 18.540 euros y va ascendiendo hasta los 27.790 euros del 140 CV con caja de cambios automática más equipado. Los precios del Suzuki Vitara se reparten de la siguiente manera:

  • Suzuki Vitara GL 1.0 2WD MT5: 18.540 euros
  • Suzuki Vitara GLE 1.0 2WD MT5: 20.440 euros
  • Suzuki Vitara GLE 1.0 2WD AUT6: 21.940 euros
  • Suzuki Vitara GLE 1.0 4WD MT5: 22.540 euros
  • Suzuki Vitara GLE 1.0 4WD AUT6: 24.040 euros
  • Suzuki Vitara GLE 1.4 2WD MT6: 21.640 euros
  • Suzuki Vitara GLX 1.4 2WD MT6: 23.890 euros
  • Suzuki Vitara TORO SR 1.4 MT6: 24.905 euros
  • Suzuki Vitara GLX 1.4 4WD MT6: 25.690 euros
  • Suzuki Vitara GLX 1.4 4WD AUT6: 27.790 euros
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio