Compartir
Publicidad
Probamos el Honda Civic Type R, un lobo con piel de... lobo
Pruebas de coches

Probamos el Honda Civic Type R, un lobo con piel de... lobo

Publicidad
Publicidad

Los que vimos el estreno de la primera entrega de 'Regreso al futuro' en el cine o de la primera aparición de KITT en la tele, todavía nos cuesta acostumbrarnos a que Honda no nos deje con la boca abierta cada vez que saca un nuevo modelo. Aunque sea injusto, siempre tenemos grandes expectativas. La empresa que puso en pie Soichiro Honda nos acostumbró a cosas como el sistema V-TEC, 4WS o el SH-AWD.

Fue también Honda que, con el NSX, echó un jarro de fría realidad al establishment europeo de los superdeportivos. Y por supuesto están las versiones Type R que durante tantos años no pudimos disfrutar en Europa hasta que a finales de los 90 llegó el Integra Type R y en 2001 el Civic Type R de segunda generación (fabricado en el Reino Unido). Hoy, probamos el nuevo Honda Civic Type R, el primero de los Honda deportivos con motor sobrealimentado. E inmediatamente no puedo evitar preguntarme: ¿Estará a la altura de nuestras expectativas? ¿Es realmente el último representante de los GTi de la vieja escuela?

Soy un deportivo y lo asumo

¿Qué tienen en común los Volkswagen Golf R, SEAT Leon Cupra, BMW M135i y -hasta cierto punto- Renault Mégane RS? Aparte de unas potencias que se acercan o superan los 300 CV, tienen una estética de lo más discreta. Vale, algunos más que otros, pero a veces cuesta diferenciar un Leon Cupra de un Leon FR. Y el caso del Volkswagen Golf R es aún más flagrante: ¿Qué pasó con la bestialidad original del Golf R32?

Honda Civic Type R

Todos han adoptado una estética conservadora, consensuada y discreta. Para los fans es una pena, pero para el cliente de este tipo de coches es la excusa perfecta para poder comprarlo. Y de este modo, por ejemplo, no tiene que llegar a la oficina y que sus jefes lo miren mal o que sus suegros le encuentren así un nuevo defecto. Por una parte, se puede entender que un cliente que ya no tiene 20 años quiera algo de discreción, pero por otra parte, se pierde ese punto diferenciador y que, seamos sinceros, satisface nuestro ego: no conducimos el mismo compacto que nuestros vecinos.

Honda Civic Type R detalles

Con el Civic Type R, Honda ha optado por la táctica opuesta: si todos estos lobos van disfrazados de cordero -como si tuviesen vergüenza de ser deportivos-, el Type R es un lobo que asume su condición de depredador. No engaña a nadie, es un deportivo, de los de verdad. Y por eso cuenta con extensiones de alas (que permiten aumentar las vías 40 mm), (falsos) extractores de aire en las aletas, un spoiler delantero (que rasca en casi todas las rampas del mundo), un alerón digno del WTCC y cuatro enormes colas de escape encajadas en un difusor.

Honda Civic Type R
Si todos los lobos del segmento van disfrazados de corderos, el Honda Civic Type R es un lobo que asume su condición de depredador

Según los ingenieros de Honda, todos estos apéndices aerodinámicos no están ahí por razones estéticas, sino para mejorar la eficacia aerodinámica del coche. Dicho de otro modo, generar apoyo aerodinámico y estabilidad a gran velocidad. Así, lejos de ser un coche simplemente llamativo per se, es el único compacto capaz de generar sustentación -negativa- a gran velocidad para empujar el coche hacia el suelo. Además, cuida mucho su resistencia aerodinámica para poder alcanzar los 270 km/h de velocidad máxima anunciados por Honda.

A bordo

Honda Civic Type R Interior

No me extenderé mucho acerca del interior del Type R (puedes leerlo con más detalle en la toma de contacto que tuvimos con el coche en Bratislava), pero sí he de reconocer que el habitáculo es "100 % GTi". Los baquets Recaro -de los cuales no es fácil salir o entrar- son cómodos y sujetan a la perfección, mientras que el pomo de cambio en aluminio es un short shifter de manual, si me permites la expresión. Palanca corta, recorrido todavía más corto (40 mm), manejo firme y preciso, todos los cambios manuales deberían ser así (al menos, en los deportivos). El pedalier de aluminio y el volante de cuero con sus toques rojos completan el interior deportivo.

Honda Civic Type R Detalles Interior

Por lo demás, es un Honda Civic como los demás. Acabados de calidad pero a la japonesa, es decir, con plásticos de diferentes texturas y tonalidades de negro que pueden desconcertar el público europeo y una buena habitabilidad en las plazas traseras. Incluso cuenta con un maletero idéntico al Cicic "civil", pero sin doble fondo, por lo que en la ficha técnica del Type R ofrece 498 litros y en la de un Civic 1.8i V-TEC, por ejemplo, "tan sólo" 401 litros.

Dos en uno

El Honda Civic Type R equipa un nuevo 4 cilindros 2.0 litros V-TEC sobrealimentado por turbo. Uno solo, sin complejidades y de la vieja escuela. Aún así consigue extraer 310 CV y 400 Nm . Tanta fuerza que tiene que pasar por las ruedas delanteras no es la mejor solución. Y de hecho es algo que se nota en las prestaciones. Honda anuncia un 0 a 100 km/h en 5,7 segundos, sin embargo, el tiempo medio está más cerca de los 6 segundos que de los 5,7 anunciados. Dicho de otro modo, hay que ser muy muy fino y beneficiar de unas condiciones ideales para conseguirlo. ¿Es un problema? En la vida real, no. Porque no notarás la diferencia. Ya sean 5,7 segundos o 6 segundos, el Civic Type R es un coche muy rápido.

Honda Civic Type R

En términos de sensaciones, me deja un sabor de boca extraño. Personalmente, añoro el carácter de los V-TEC atmosféricos: no te daban nada hasta las 7.000 vueltas, más o menos, pero ofrecían luego una patada, un ruido y una rabia tan grandes que acababas perdonándoselo. Ahora es casi a la inversa, te entrega el par máximo a 2.500 vueltas y conserva el 80 % de ese par hasta casi las 6.000 vueltas. ¡Y con un corte que interviene a las 7.000 rpm! Es una sensación extraña, pues tiene un carácter de motor turbo y al mismo tiempo de atmosférico; son dos mundos en uno. Al volante, el ruido que produce el coche te sorprenderá en un Honda: admisión y válvula de descarga no te dejan oír los escapes. Desde la cuneta, sin embargo, la sonoridad producida por los escapes es mucho más sugerente y agradable.

Honda Civic Type R
Entrega los 400 Nm a 2.500 rpm y los mantiene casi hasta las 6.000 vueltas, con un corte de inyección a 7.000

Dos son también los modos de conducción que propone este Type R: Normal y +R. Éste último actúa sobre la dureza de la dirección, la firmeza de la amortiguación (vía amortiguadores magnetoreológicos) y la cartografía (respuesta del motor al acelerador, encendido, control de estabilidad etc). El modo normal suaviza la reactividad del acelerador y mantiene la suspensión en una configuración suave y confortable. Bueno, lo de confortable es un decir. Incluso en esta configuración las suspensiones son firmes y entre éstas y las ruedas de 19 pulgadas sientes muchas de las irregularidades sobre las que pasa el coche, pero tampoco es una tabla. Al final, incluso en ciudad no es un coche que esté fuera de lugar y se muestra bastante clemente con las espaldas de los pasajeros par que pueda ser un coche de uso diario como otro cualquiera. Siempre y cuando aceptes un consumo medio de 10,5 l/ 100 km.

Honda Civic Type R
Al final del día, lo que realmente interesa en un compacto deportivo son las sensaciones que te da

Es polivalente, relativamente cómodo y muy rápido. Incluso más que el Renault Mégane Trophy R y el SEAT León Cupra "Sub 8" si le hacemos caso a su proeza en el 'Ring. Pero seamos sinceros, esta batalla de cifras sólo tiene sentido para los tanderos más asiduos y los foros de internet, lo que realmente interesa en un compacto deportivo son las sensaciones que te da. De su eficacia no cabe duda, pero es con sus sensaciones que el Type R marca la diferencia con respecto a sus rivales, todos igualmente eficaces pero de carácter neutro (salvo el radical Mégane Trophy R).

Polivalente sí, pero generoso en sensaciones

El Honda combina lo de mejor de dos mundos. Su tren delantero con mangueta desacoplada (ésta recibe los movimientos de la dirección y así no llegan a los amortiguadores) y diferencial autoblocante son una maravilla. El coche se pega al asfalto y se mantiene imperturbable en su trayectoria, tirándose al vértice de la curva (aunque con menos ímpetu que el Trophy R). Incluso nos permite reacelerar en salida de curva más pronto que con otros modelos, pero con cierta mesura pues sólo podemos contar con las ruedas delanteras para pasar todo el par al asfalto. De lo contrario, el coche se volverá ligeramente subvirador -pero de forma notable- y alargará la trayectoria.

Honda Civic Type R

A pesar de su estética radical, el Civic Type R es un coche que sabe perdonar los errores de pilotaje. La dirección precisa y rápida, así como el tren delantero que da la sensación de ir sobre raíles te permitirán recuperar una frenada realizada un poco tarde. Y si tenías que pasar esa en 2ª en lugar de 3ª, no pasa nada. Los desarrollos cortos del cambio y la entrega de par del 2.0 litros te extraerán de la curva a la velocidad del rayo, como lo demuestra sus 4,2 s para pasar de 80 a 120 km/h en 4ª. Y todo ello con una suspensión que roza la perfección habida cuenta de su polivalencia y eficacia.

Los amortiguadores magnetoreólogicos del Civic Type R son una proeza. No porque sean una novedad técnica (el Cadillac STS de 2002 fue el primero en usarlos y el Corvette C5 de 2003 los puso bajo los focos del público) sino por la lograda puesta a punto que exhiben. Sin llegar a querer girar él también, el tren trasero en H acompaña el eje delantero en su trayectoria cuando levantas el pie.

Honda Civic Type R

En modo +R, el balanceo es ausente, el coche gira plano. Eso sí, deberás escoger muy bien donde lo accionas, porque en las carreteras más rotas, el coche te sacudirá de un lado a otro (él no se moverá, pero tú sí). Y es que el eje delantero con mangueta desacoplada implica ángulos de avance y caída más importantes para asegurar una mayor motricidad y estabilidad. Además, el tren delantero "lee" todas las irregularidades del asfalto y te las transmite debido a la excesiva firmeza del modo +R.

Vamos, que es un modo reservado a las tandas en circuito; un entorno, en el que la dureza de las suspensiones harán que el tren trasero sea todavía más estable y el tren delantero brille todavía más con su reactividad y precisión. Y ya, para terminar, los frenos Brembo se muestran ultra resistentes. Las distancias de frenada pueden parecer ligeramente más largas que en algunos de sus rivales (es sólo una sensación, no hemos podido medirlo), pero lo que sí hemos comprobado es la resistencia de los frenos. Puedes bajar un puerto de montaña frenando como un bruto que no se calientan.

La espera ha valido la pena

Hubo un momento en el que pensamos que no volveríamos a ver un Civic Type R, pero finalmente ya está aquí. ¡Y qué coche! Eficaz, muy polivalente, con grandes prestaciones y una puesta a punto que roza la perfección, se mantiene fiel al espíritu GTi y Type R a pesar de su motor turbo. Es un compacto deportivo de la vieja escuela, sin los defectos que eso conlleva. Definitivamente, la espera ha valido la pena.

7.8

Diseño exterior8
Dinseño interior7
Calidad7,5
Habitabilidad8
Maletero8
Motor8
Seguridad9
Comportamiento9,5
Comodidad6,5
Precio7

A favor

  • Diseño llamativo
  • Motor con más carácter que cualquier otro bloque turbo
  • Chasis y puesta a punto casi perfectos
  • Prestaciones
  • Polivalencia

En contra

  • Spoiler delantero muy expuesto a rozaduras
  • Visibilidad trasera

Honda Civic Type R

Ficha técnica

Versión probada   Honda Civic Type R
Cilindrada1.996 cm³ (86x85,9 mm) Tipo de tracciónDelantera (con diferencial autoblocante)
Bloque motor4 cil. posición transversal por detrás del eje delantero. Inyección directa. 4 válvulas/cil. Dos árboles de levas en cabeza. Alzada y tiempo de apertura variable de válvulas en admisión y escape (V-TEC). Sistema stop/start automático. Sobrealimentado por turbo. Intercooler CombustibleGasolina
Potencia máxima (CV @ rpm)310 @ 6.000 Capacidad del depósito50 litros
Par máximo (Nm @ rpm)5400 @ 2.500-4.500 Consumo urbano11,1 l/100 km
Masa en vacío1.560 kg Consumo medio homologado6,7 l/100 km
Velocidad máxima270 km/h Consumo mixto8,3 l/100 km
Aceleración 0-100 km/h5,7 segundos Capacidad maletero498 litros
TransmisiónCambio manual de 6 relaciones PrecioDesde 34.900 euros

El coche para esta prueba ha sido prestado por Honda. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas

Fotografía | Daniel Murias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos