Compartir
Publicidad
Publicidad
Toma de contacto con el Porsche Macan GTS: por fin un SUV es deportivo de verdad
Pruebas de coches

Toma de contacto con el Porsche Macan GTS: por fin un SUV es deportivo de verdad

Publicidad
Publicidad

Hace unos días Porsche presentaba el Macan GTS, décimo modelo de la marca alemana que recibe este ilustre apellido, el de GTS, que con el paso del tiempo se va haciendo un hueco a medio camino entre los modelos básicos y los superdotados de apellido Turbo.

A la hora de situar esta nueva versión, si solo atendemos a los 360 caballos que desarrolla, pensaremos que estamos ante un coche intermedia entre el Macan S y el Macan Turbo, con 340 y 400 caballos respectivamente. Pero lo cierto es que Porsche habla del GTS como el más deportivo de la gama Macan, y eso es mucho decir si tenemos en cuenta que el Macan ya nos había parecido el SUV más deportivo del mercado. Para comprobar cómo se comporta, lo hemos conducido en Tenerife y esto es lo que nos ha parecido.

Porque Porsche llevó hasta Tenerife el nuevo Porsche Macan GTS para acompañar al nuevo Porsche 911 2016 en la Presentación Internacional a Prensa. Hacía algo más de un año de mi primer contacto con el Porsche Macan, un modelo que me sorprendió gratamente por su tacto deportivo y típicamente Porsche a pesar de ser un SUV de tamaño medio.

Porsche Macan GTS

Aunque muchos fabricantes tratan de poner a sus SUV el apellido de deportivos, no todos consiguen dotarlos de esos genes. Es más, muy pocos consiguen que se acerque al de un deportivo de verdad, a pesar de que hemos visto coches de este segmento incluso con más de medio millar de caballos.

Por naturaleza, los SUV tienen una arquitectura opuesta a la que debe tener un deportivo. Son altos, pesados, generan inercias. A pesar de ello, el Porsche Macan GTS consigue transmitir sensaciones deportivas de verdad

Por naturaleza, los SUV tienen una arquitectura opuesta a la que debe tener un deportivo. Son altos, pesados y generan inercias que no dan confianza. Pero con el paso del tiempo, los SUV de altas prestaciones han ido evolucionando y en el caso del Macan, que ya digo me parecía el referente dentro de los SUV de posicionamiento deportivo, parece una mezcla de 911 y Cayman elevado unos centímetros, ya que mantiene unas cualidades dinámicas muy similares a los dos deportivos de Stuttgart.

La primera vez que lo conduje me referí a él como el modelo más deportivo de su segmento, y no tengo dudas en reafirmar aquello que dije, ahora que me he puesto al volante, durante unos breves 50 kilómetros, del Macan GTS.

No es un Porsche Macan más, es la máxima expresión del Macan

Porque este coche no pretende ser un Macan más. El GTS llama la atención, busca deliberadamente destacar entre el resto de versiones gracias a un paquete aerodinámico específico, con un diseño mucho más agresivo y deportivo.

Porsche Macan GTS

Faldones rediseñados, detalles en negro, llantas de 20 pulgadas con diseño RS Spyder o altura al suelo rebajada en 15 milímetros son solo algunas de sus características que hacen que, incluso en una unidad configurada como la de las fotos en un discreto color gris, destaque, sobresalga.

Subimos al coche, no especialmente alto para tratarse de un SUV, y lo primero que me gusta es el ambiente acogedor que nos espera en el interior, en parte por una postura de conducción perfecta que permite situar el asiento muy bajo y disfrutar de una visión perfecta del entorno que nos rodea. Hay que agradecérselo al sistema de ajuste eléctrico del asiento de serie que cuenta con 8 posiciones.

Porsche Macan GTS

El cuero se combina con el alcántara en los voluminosos asientos deportivos, que cuentan con unos apoyos laterales muy marcados, que tal vez penalicen algo el confort en viajes largos. Lo que está segura es la sujeción lateral. Los logotipos GTS en los reposacabezas son sueña imprescindible en un modelo de esta familia.

El volante inspirado en el del 918 Spyder e idéntico al que monta ahora el nuevo 911, tiene un tacto perfecto tanto por el diámetro como por la posición de los botones multifunción.

El sonido del motor se hace notar desde que giras la llave situada a la izquierda. Emite un alarido a V6 metálico que estremece nada más ponerlo en marcha y que mantiene la intensidad en un grado bastante alto incluso con los escapes deportivos desconectados.

Porsche Macan GTS
El sonido de los escapes tiene dos niveles de intensidad, el normal y el deportivo. En cualquiera de los dos es bastante intenso.

El motor es el mismo que monta el Macan S, un 3.0 V6 biturbo al que le han apretado un poco los turbos para extraer esos 20 caballos extra mientras el par máximo aumenta de 460 a 500 Nm entre 1.450 y 5.000 rpm.

La caja de cambios es la PDK de siete velocidades,** no hay opción de caja de cambios manual en esta versión**. Las prestaciones desde parado son muy buenas para un coche de su tamaño y peso (1.895 kilos), ya que liquida el 0 a 100 km/h en solo 5,2 segundos, o 5 si el coche lleva el paquete opcional Sport Chrono como era el caso.

Tras un tramo bastante recto y rápido en el que el Macan GTS demuestra que por motor es capaz de correr mucho, llegan las curvas. Sorprende la agilidad y la facilidad con la que se inscribe en las mismas, en parte gracias al Porsche Active Suspension Management (PASM) que forma parte de la dotación de serie en el GTS.

Porsche Macan GTS

El PASM marca las diferencias, modificando los parámetros de la suspensión en función del tipo de conducción que estemos aplicando. En conducción deportiva la carrocería baja hasta 10 milímetros para reducir el centro de gravedad y evitar derivas innecesarias.

El motor es el mismo que monta el Macan S, un 3.0 V6 biturbo al que le han apretado un poco los turbos para extraer esos 20 caballos extra mientras el par máximo aumenta de 460 a 500 Nm entre 1.450 y 5.000 rpm.

El ritmo es alto porque el coche incita a ello. Solo puedo achacarle que la dirección no es todo lo dura que a mi me gustaría, y que es menos comunicativa de lo que esperas en un coche que permite ritmos tan altos.

Por suerte ese pequeño punto débil se contrarresta con un comportamiento típicamente Porsche. Uno de los secretos está en que los 360 caballos se envían primero al eje trasero, y en caso de que la tracción no sea óptima se reparten entre el delantero y el trasero de forma automática gracias al Porsche Traction Management (PTM).

Porsche Macan GTS

Seguimos avanzando por aquella interminable carretera de curvas enlazadas, de todo tipo, y el coche no parece tener fin. Incita a llevarlo rápido, más rápido que por ejemplo un Audi Q5 o un BMW X3 y no muestra síntomas de fatiga.

La unidad que llevábamos montaba el equipo de frenos de serie, que es exactamente el mismo del Macan Turbo. En el eje delantero discos de freno ventilados de 360 mm mordidos por pinzas monobloque de aluminio con seis pistones, mientras que atrás los discos son de 330 mm de diámetro y 22 mm de grosor.

En opción está disponible también el equipo de frenos carbono cerámicos PCCB, pero creo que esos solo son necesarios si piensas meter el coche en circuito de forma habitual. Si no es así, para ritmos altos en carretera el equipo de frenos de serie es más que suficiente.

Porsche Macan GTS

El Macan GTS parece pedir más, así que a continuación lo configuro en la posición más deportiva, pulsando el botón Sport Plus que activa también el sistema de escapes deportivos. Este no lleva el selector de modos en el volante, así que tendrás que buscarlo entre la marea de botones que decoran la consola central.

La intensidad del sonido crece unos cuantos enteros, se siente el petardeo de los escapes en el interior y eso incita a aumentar el ritmo. La caja de cambios PDK, que ahora está más alerta y lleva engranadas marchas más cortas, funciona a las mil maravillas.

Pasamos a las levas situadas detrás del volante para jugar un poco más con el coche. Las rectas desaparecen rápido ante nosotros gracias a una tracciona efectiva como pocas, que hace pelear a las ruedas con el asfalto a las mil maravillas. En las curvas tenderás a entrar más rápido de lo que tu mente te indica cuando sabes que vas al volante de un SUV de casi dos toneladas y 4,6 metros de largo.

Porsche Macan GTS

Me gusta el Macan, me gusta el GTS. Pero cuando realmente acabé de enamorarme de él fue tras comprobar que este coche permite hacer ciertas derrapadas de la parte trasera sin demasiada complicación.

Descubrí tarde el modo Sport Plus del Porsche Macan GTS

En el modo Sport Plus, basta con pisar con alegría y algo de antelación el acelerador a la salida de las curvas para que la trasera te deleite con una derrapada divertida, progresiva y asequible para cualquier conductor con unas mínimas nociones de conducción deportiva. Este guiño deportivo es algo que pocos o ningún SUV pueden ofrecer, y en el caso del Macan GTS está perfectamente planificado, porque para eso ofrecen el bloqueo electrónico del diferencial (PTV Plus) como opción.

Jugando con el coche, apurando las últimas frenadas mientras bajo de marchas con las levas del PDK, escuchando los petardeos del motor V6 biturbo de 360 caballos cuando suelto el acelerador, haciendo derrapar un poco la trasera cuando doy gas, llegamos al final de la ruta. Una pena que esto se acabe aquí, aunque tal vez esta sea la disculpa perfecta para hacer una prueba a fondo del Macan GTS más adelante.

Porsche Macan Gts
El Porsche Macan GTS no solo es el más deportivo de su familia, sino que es el SUV más deportivo del mercado

Ha sido breve esta toma de contacto de 50 kilómetros, breve pero intensa. No he tenido oportunidad de probar el Porsche Macan Turbo de 400 caballos, pero tengo dudas de que ofrezca un comportamiento más dinámico que este Macan GTS. Este coche es capaz de ponerte los pelos de punta, de hacerte disfrutar de verdad al volante de un SUV pensando que estás conduciendo realmente un deportivo.

Y lo hace ofreciendo el espacio necesario en sus 4,6 metros de largo para que viajen cuatro o cinco ocupantes con maletas en el compartimento de 500 litros de la trasera. Con un precio de 85.823 euros, no es barato ni pretende serlo. Lo que pretende es posicionarse claramente como el SUV más deportivo del mercado, y eso no tengo ninguna duda que lo ha conseguido. Y por si eso fuese poco, se ha actualizado con algo de tecnología que echábamos en falta.

En Motorpasión | Porsche Macan GTS

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos