Compartir
Publicidad
Publicidad

Nissan Juke, presentación y prueba en Fráncfort (parte 1)

Nissan Juke, presentación y prueba en Fráncfort (parte 1)
Guardar
87 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta semana hemos viajado al corazón de Europa para probar el nuevo “invento” de Nissan, un crossover aún más compacto que el Nissan Qashqai y que llega para ocupar un segmento aún por explotar, el de los SUVs del segmento B.

Digo “invento” porque al igual que sucedió con el Qashqai, este segmento está aún virgen, salvo excepciones como el MINI Countryman o el Volkswagen Cross Polo, y aún así, hay muchas diferencias entre ellos y el Nissan Juke. Si la jugada le sale bien a Nissan, le auguro éxitos como los de su hermano mayor.

La principal es su forma, que no su tamaño. Mientras que sus teóricos rivales son meras adaptaciones del modelo normal a una especie de SUV de andar por casa, el Nissan Juke tiene la forma exterior de un SUV y las señas de identidad típicas de un todoterreno, pero en un tamaño realmente compacto. Pese a las apariencias, es sólo unos 10 centímetros más largo que un Peugeot 207.

Nissan Juke, un exterior muy atrevido

Nissan Juke

El exterior del Nissan Juke será de los que gustan a rabiar o directamente de los que se odian. Estoy seguro que no habrá término medio en cuanto a los gustos de la gente. Está hecho para llamar la atención y realmente lo consigue. Para bien o para mal no lo sé, pero lo hace.

Tenía ganas de verlo en persona y realmente me ha sorprendido, y para bien, para que os voy a engañar. Esos pasos de rueda tan abultados y la forma de las ventanas en los laterales, de muy baja altura, le dan un aspecto desenfadado que destaca por encima de lo que estamos acostrumbrados a ver.

Su frontal es la zona más atrevida, con los grupos ópticos dividos en dos zonas. Arriba, flanqueando el capó y en el centro del paragolpes. Según palabras de su diseñador, los superiores se inspirán en las garras de un dragón, para darle agresividad; en cuanto a los del paragolpes (los principales), tratan de hacer referencia a las luces de largo alcance de los coches de rally evocando a su deportividad. Cosas de diseñadores, ya sabéis.

Nissan Juke
Si nos vamos a su parte trasera, será donde realmente nos demos cuenta de lo anchos que son los pasos de rueda. La zaga del Nissan Juke es la parte más normal del diseño exterior, a excepción de los grupos ópticos, con unas formas que ocupan parte del montante trasero y del paso de rueda.

En cuanto a los laterales, el Nissan Juke presenta unas formas que están haciéndose demasiado comunes en el sector de los SUV. Su línea lateral tiene semejanzas con un coupé de cuatro puertas, reforzado por el hecho de tener el tirador de las puertas traseras “escondido” junto a las ventanillas.

De mitad para arriba vemos un coupé y de mitad para abajo vemos unos pasos de rueda enormes y una altura al suelo considerable, sobre todo si hablamos de subcompactos y compactos. Un rasgo heredado directamente de su antecesor, el Nissan Qazana Concept.

Dentro del Nissan Juke

Nissan Juke

Sin duda alguna, el interior del Nissan Juke es lo mejor conseguido en términos de diseño. Pero ojo, sólo en términos de diseño, porque hay ciertas partes que podrían haberse mejorado en términos de calidad, puesto que el tacto de los plásticos del salpicadero no es el deseable cuanto te sientas ante un diseño así.

Está disponible en dos colores diferentes, gris (en la imagen) y en rojo, una opción realmente bonita y que hace destacar sus formas tan peculiares. De nuevo, aquí tenemos síntomas de inspiración deportiva en su diseño, con ejemplos como la consola central, inspirada en el depósito de una moto o el cuadro de instrumentos, también proviniente del mundo de las motos.

Los asientos delanteros son cómodos y se adaptan bien al cuerpo. El volante no se ajusta en profundidad, pero se consigue una postura de conducción correcta ajustando el respaldo. Situado en su parte más baja, te hace sentir pequeño por la altura de las ventanas con respecto a la parte baja de las puertas.

La comodidad no se traslada a los asientos traseros, un tanto justos para alguien de estatura media, debido al poco espacio disponible para las piernas y la baja altura del techo. Ya se que estamos hablando de un subcompacto alto, pero dado su tamaño exterior, parece que el interior se queda pequeño.

Y pequeño también se queda el maletero. El suelo del mismo se queda justo a la altura de la boca del portón, lo que facilita cargar y descargar una maleta, por ejemplo, pero a costa de sacrifir su volumen interior. Bajo el suelo hay un compartimento para meter algunas cosas más, pero no tenemos rueda de repuesto (o yo no la supe encontrar).

Nissan Juke

Y es que es ese el principal problema que le veo al interior del Nissan Juke, su poca usabilidad. Intentar manejar ciertos instrumentos se hace realmente difícil. Por ejemplo, la botonera para ajustar los retrovisores exterior está “escondida” en la parte baja del salpicadero, a la izquieda del volante.

Lo mismo sucede con el botón para controlar el ordenador de a bordo, situado entre los relojes del cuadro de mandos (de una visibilidad excelente, todo sea dicho). Este botón está literalmente oculto tras el recubrimiento de la columna de dirección y se hace imposible manejarlo en marcha. Un fallo realmente gordo creo yo. Me costó como una hora encontrarlo, no digo más…

Sin embargo, los diseñadores del Nissan Juke han tenido una idea genial para la botonera de la consola central. Ahí tenemos el botón del climatizador y del Drive Mode, con una pantallita central. Si pulsamos sobre el botón Climate, los grafismos de los botones son los propios de un climatizador, pero si pulsamos el botón D-Mode sus dibujos cambian a otras funciones. Una solución atractiva, vistosa y llamativa.

Precios, motorizaciones y equipamientos del Nissan Juke

nissan_juke.jpg

El Nissan Juke cuenta con cuatro acabados diferentes, que van desde el Visia como entrada a la gama, hasta el Tekna Premium como tope de gama, pasando por el Acenta y el Tekna Sport, respectivamente. En todos ellos, la tracción es 4×2 (delantera) sin opción a una tracción 4×4, sólo disponible en el acabado Tekna Premium.

A la pregunta de porqué no se incluye la tracción 4×4 en los otros motores, la respuesta fue sencilla, la potencia de los motores 1.6i y 1.5 dCi perjudicaría la experiencia de conducción con una tracción integral. Hay más inconvenientes que ventajas, por lo que Nissan no se plantea ofrecerla como opción.

El Nissan Juke dispone de tres motores, dos gasolina y un diésel. En gasolina tenemos el 1.6i de 117 CV y 158 Nm y el 1.6i Turbo de 190 CV y 240 Nm. Si nos vamos al diésel, la opción más razonable, tenemos un motor 1.5 dCi de 110 CV y 240 Nm.

Los gasolina atmosféricos se pueden asociar a una caja de cambios manual de 5 relaciones o un cambio CVT, también de cinco velocidades. El 1.6 Turbo tiene una caja de cambios manual de 6 velocidades y el cambio CVT de seis relaciones. El diésel sólo puede ir con una transmisión manual de 6 velocidades.

Como decía, el acabado más básico es el Visia, que dispone de serie de ESP, seis airbags, elevalunas eléctricos y radio CD, además del aire acondicionado. Si subimos al Acenta, se añade el NDCS (lo que decía antes del cambio de botones) que añade tres modos de conducción: Normal, Sport y Eco. Dispone también de llantas de 17 pulgadas, manos libres Bluetooth, USB, volante en piel y retrovisores en el color de la carrocería.

Además, también dispone de climatizador, control de crucero, limitador de velocidad, faros antiniebla, encendido automático de los faros y los limpiaparabrisas. En los Tekna, a todo esto hay que añadir encendido por botón y el Sistema Nissan Connect, que añade una pantalla táctil en el salpicadero con navegador y control del sistema de audio.

Listado de precios

  • Nissan Juke 1.6i Visia 2WD: 16.250 euros
  • Nissan Juke 1.6i Acenta 2WD: 17.350 euros
  • Nissan Juke 1.6i Tekna Sport 2WD: 17.850 euros
  • Nissan Juke 1.6i Tekna Premium 2WD: 18.950 euros
  • Nissan Juke 1.6i CVT Acenta 2WD: 18.350 euros
  • Nissan Juke 1.6i CVT Tekna Sport 2WD: 18.850 euros
  • Nissan Juke 1.6i CVT Tekna Premium 2WD: 19.950 euros
  • Nissan Juke 1.6i Turbo 6 velocidades Tekna Sport 2WD: 19.650 euros
  • Nissan Juke 1.6i CVT Turbo 6 velocidades Tekna Premium 2WD: 20.750 euros
  • Nissan Juke 1.6i CVT Turbo CVT6 Tekna Premium 4WD: 24.250 euros
  • Nissan Juke 1.5 dCi 6 velocidades Visia 2WD: 17.950 euros
  • Nissan Juke 1.5 dCi 6 velocidades Acenta 2WD: 19.050 euros
  • Nissan Juke 1.5 dCi 6 velocidades Tekna Sport 2WD: 19.550 euros
  • Nissan Juke 1.5 dCi 6 velocidades Tekna Premium 2WD: 20.650 euros

En la próxima entrega, las impresiones de conducción y detalles de sus modos de conducción.

En Motorpasión | Nissan Juke, presentación y prueba en Fráncfort (parte 2)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos