Compartir
Publicidad

Mitsubishi Outlander 2.2 DI-D, prueba (parte 3)

Mitsubishi Outlander 2.2 DI-D, prueba (parte 3)
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Mitsubishi Outlander tiene la gama más rica de sus primos en relación a equipamiento y motores, aunque la mayoría de versiones van asociadas al 2.0 DI-D de 140 caballos (sólo para Outlander), dos a la 2.4 MIVEC gasolina de 170 CV y la más cara para el 2.2 DI-D de 156 CV.

Actualmente tiene dos promociones interesantes. El modelo gasolina de acceso, 2.4 MIVEC Intense, cuesta normalmente 26.900 euros pero actualmente se ofrece por 22.140 euros (rebaja de 4.760 euros). Por otro lado el diesel más económico es el 2.0 DI-D Invite, el modelo más pelado, por 25.100 euros.

En cuanto a la versión comentada, 2.2 DI-D Kaiteki+, está valorada en 40.100 euros. Más de uno dirá que es carísimo, pero es que va equipado hasta las orejas y todo lo que se ve en las imágenes viene de serie. En función del equipamiento se pueden encontrar C-Crosser o 4007 más económicos.

Mitsubishi Outlander

Equipamiento

Tiene cinco niveles: Invite, Intense, Intense+, Kaiteki y Kaiteki+. El básico es eso, básico, y tiene notables carencias de equipamiento como barras de techo, llantas de aleación, volante de cuero, faros antiniebla, mandos de audi integrados en el volante o control de velocidad de crucero.

El Intense tiene todo lo que he comentado anteriormente. El Intense+ añade a Intense la tercera fila de asientos, detalles de decoración llanta de 18 pulgadas, sensor de luces y lluvia, radar de aparcamiento trasero, equipo de sonido de 650 W y 9 altavoces, retrovisores exteriores avanzados…

Si nos vamos al Kaiteki ya empezamos a tener cosas de “lujo”, como asientos calefactados, faros de xenón autonivelantes, regulación eléctrica para asiento del conductor, manillas de puertas plateadas y sistema de entrada al coche “manos libres” sin necesidad de llave.

Mitsubishi Outlander

Respecto a Kaiteki+, el que os muestro, suma la cámara de visión trasera, navegador MMCS con pantalla táctil de 7”, disco duro de 22 GB, servidor de música para MP3 y WMA y más funciones para el ordenador de viaje. En resumen, las Intense e Intense+ son las más recomendables en general.

Es una pena, que a pesar del precio algunos plásticos de calidad dusosa se vean tanto en el más básico como en el más caro de la gama. Hombre, donde estén los asientos, volante y pomo del cambio en cuero… Por menos de 30.000 euros se puede tener un Outlander muy bien equipado y con 140 CV diesel.

¿Extras? No hay extras, es todo a base de accesorios postventa de concesionario, la política de equipamiento es a la japonesa. Se puede pedir la pintura metalizada, pero nada más. El fabricante nos da tres años de garantía o una extensión a cinco, que puede pedirse en los primeros 24 meses u 80.000 km.

Mitsubishi Outlander

Seguridad del Mitsubishi Outlander

Estos resultados son totalmente válidos para el Citroën C-Crosser y el Peugeot 4007. Los sistemas de seguridad son comunes a toda la gama, incluyendo ABS con ESP, cinco/siete cinturones de tres puntos, todos los cabeceros, airbags frontales, laterales delanteros y de cortina (dos filas).

Según el baremo de EuroNCAP de antes de 2009, el Outlander tiene cuatro estrellas y 32 puntos de protección de adultos, tres estrellas y 35 puntos de infantil y sólo dos estrellas de protección de peatones. Donde más destaca es en protección lateral, la delantera no es tan buena.

Respecto a la protección que brinda a los pasajeros de atrás, no es una maravilla ya que van prácticamente protegidos por el portón del maletero. La verdad sea dicha, pocos siete plazas dan una protección realmente efectiva para la tercera fila de ocupantes. Hay otros SUV y todocamino más seguros que éste.

Mitsubishi Outlander - EuroNCAP

Por ejemplo, podemos citar el Ford Kuga, Volkswagen Tiguan, Renault Koleos o Volvo XC60, todos con cinco estrellas EuroNCAP. Si el Outlander fuese puntuado con el nuevo sistema no espero que consiga la quinta estrella a pesar del ESP y dos chivatos de cinturón de serie. No todo SUV es indestructible.

No puede tener ni en opción sensor de presión de los neumáticos (Altea Freetrack), control de crucero activo (lo tiene normal), ni frenado preventivo (Volvo XC60) ni otros sistemas de seguridad avanzados. Dependiendo de la tipología del accidente puede ser más seguro que una berlina cinco estrellas… o no.

En resumen, lo que vengo contando “siempre”. ¿Es necesario un vehículo de este tipo? ¿No? Pues mejor un monovolumen o una berlina. Tener este coche para no sacarlo de ciudad no tiene mucho sentido. Da igual que sea tracción total o no, ya que todos pueden funcionar como 4×2 y así no gastar de más.

En Motorpasión | Mitsubishi Outlander 2.2 DI-D - "Parte 1":https://www.motorpasion.com/pruebas/mitsubishi-outlander-22-di-d-prueba-parte-1, "Parte 2":https://www.motorpasion.com/pruebas/mitsubishi-outlander-22-di-d-prueba-parte-2 y "Parte 4":https://www.motorpasion.com/pruebas/mitsubishi-outlander-22-di-d-prueba-parte-4

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio