Compartir
Publicidad
Publicidad

Mercedes SLK 250, prueba (equipamiento y versiones)

Mercedes SLK 250, prueba (equipamiento y versiones)
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de conocer como es el Mercedes SLK 250 por dentro y por fuera y saber como se comporta en diferentes tipos de condiciones, llega el momento de saber que es lo que nos ofrece tanto de serie como en opción. Se trata de un Mercedes, un coche Premium y por tanto tiene que ofrecer todo lo que su comprador puede demandar.

El equipamiento de serie es muy completo. Tiene tanto cosas que se consideran básicas en todo coche, como otros detalles que algunas marcas tienen la poca verguenza de seguir cobrándote. Hablo por ejemplo del Bluetooth para conectar el teléfono, que en el Mercedes SLK 250 forma parte del equipamiento de serie.

Pero vamos más allá. El Mercedes SLK a nivel de seguridad pasiva y activa, ofrece absolutamente de todo. Airbag de conductor y acompañante, laterales de cabeza y torso son habituales, pero el SLK ofrece otros sistemas como el “Attention Assist”, un sistema de alerta por cansancio.

Mercedes SLK 250

El coche de forma automática, detecta cuando estás cansado y te “invita” a parar para hacer un descanso haciendo que en el panel de instrumentos se encienda una taza de café. Todos los días al comenzar la jornada, el coche estudia distintos parámetros de tu comportamiento al volante.

Cuando después de un buen rato conduciendo el coche detecta que ya no estás ajustándote a esos parámetros, el coche interpreta que es el momento de que pares a descansar. Eso es seguridad activa de verdad, porque el sistema realmente avisa cuando tiene que hacerlo. Os lo aseguro después de haber hecho en él algo más de 2.700 km en solo una semana.

Pero aquí no acaba todo. Otro de los elementos de seguridad que ofrece de serie el Mercedes SLK 250 es el avisador de pérdida de presión de neumáticos. También el ESP y el ABS son por supuesto parte del equipamiento de serie, y los cinturones de seguridad tienen pretensión automática.

Mercedes SLK 250

Y dejando a un lado los elementos de seguridad del coche, hay que destacar otros elementos de serie como los retrovisores con sistema antideslumbramiento automático, el Tempomat que es como se conoce al sistema de velocidad de crucero en Mercedes, o el volante multifunción forrado en cuero.

También destaca el freno de mano eléctrico, así como el sistema de asistencia de arranque en pendiente.

Equipamiento exterior del Mercedes SLK 250

Si el equipamiento interior y de seguridad está a un buen nivel, podemos decir que lo mismo ocurre en el exterior. Destaca el capó activo con protección de los peatones. Los retrovisores son eléctricos, calefactados y plegables mediante un botón situado en el habitáculo.

Mercedes SLK 250

Las luces diurnas de leds, también forman parte del equipamiento de serie. Y un detalle que en otros coches se cobra como extra, es el encendido automático de las luces. Sin dejar de hablar de luces, las ópticas traseras también son de leds y la luz de freno parpadea cuando realizamos una frenada de emergencia.

Prime Edition, un interesante paquete de equipamiento por 8.921 euros

Como podéis ver en las imágenes, el Mercedes SLK 250 de la prueba no era un modelo precisamente de serie. Salta a la vista que lleva un paquete de equipamiento, pero ojo porque no se trata de uno cualquiera. A todo el equipamiento de serie que os he contado, el Mercedes SLK 250 incluía un paquete llamado Prime Edition, que cuesta 8.921 euros.

¿Caro? Si, puede parecerlo. Pero ojo, porque vamos a repasar todo lo que este paquete incluye. Por un lado, con el Prime Edition tienes el kit estético AMG, formado por los faldones delantero y trasero, así como los embellecedores laterales. Se unen también las llantas AMG de 18 pulgadas, que realzan el aspecto deportivo del coche.

Mercedes SLK 250

Los faros delanteros y traseros tienen las molduras oscurecidas, lo cual le da un aspecto realmente deportivo y agresivo. También incluye el techo panorámico y el paquete dinámico que incluye los dos modos de suspensiones (sport y normal) y una dirección más directa.

Si sumamos el precio de todos estos elementos por separado, estaremos cerca de los 6.000 euros en extras. El paquete Prime Edition cuesta casi un 30% más, pero ojo porque todavía queda todo el equipamiento interior.

Y es ahí donde notamos las mayores diferencias respecto al modelo de serie. Lo primero que vemos son los asientos deportivos con tapizado bicolor. La combinación entre el color plateado y el negro, le dan un aspecto realmente bueno al habitáculo. Los asientos son calefactados, algo que se agradece en un coche descapotable para cuando circulas con el techo descubierto con bajas temperaturas.

Mercedes SLK 250

Si a esto unimos el Aiscarf, ese sistema del que ya os hablé en la prueba del Mercedes SL 350 (prueba: parte 1, parte 2, parte 3 y parte 4) que echa aire caliente a la altura de la nuca, la combinación es perfecta. Con este equipamiento es un auténtico placer rodar descapotado, independientemente de la temperatura exterior.

Pero sin duda lo más llamativo que tenía el Mercedes SLK 250 con el paquete de equipamiento Prime Edition, era la iluminación interior en color rojo. Una línea de color rojo recorre los laterales del salpicadero, así como las puertas. De día apenas se aprecia, pero en cuanto llega la noche, el color rojo gana protagonismo.

Al principio he de aceptar que me chocó bastante esta iluminación en un coche así. Tiene cierto componenete “tuning”, es como cuando los preparadores de coches le meten neones en el interior. Pero he de admitir que después de una semana conduciendo el coche de día y de noche, la iluminación en color rojo le da personalidad al interior.

Mercedes SLK 250

Además el paquete de equipamiento Prime Edition, añade a todo lo mencionado hasta el momento el cuadro de instrumentos con diseño de bandera de cuadros, el volante deportivo con el cuero perforado en las zonas laterales y los arcos de protección trasera con inserciones en aluminio.

Sin duda el Prime Edition se trata de un paquete que tiene un sobreprecio importante sobre el modelo básico, pero es una opción muy recomendable para los que quieran tener un Mercedes SLK realmente bien equipado y con un aspecto exterior que no deja indiferente a nadie.

Pero todavía hay más equipamiento para el Mercedes SLK

Las marcas Premium suelen ofrecer un catálogo de opciones realmente grande, capaz de satisfacer las necesidades de cualquier tipo de cliente. Y es que el Mercedes SLK 250 que probamos, además del paquete Prime Edition, también llevaba otros extras como el paquete antirobo (484 euros), el set de memorias para los asientos (1.375 euros) o el parktronic (803 euros) que es una de los extras indispensables si piensas aparcar el coche en la calle habitualmente.

A esto hay que añadir el sensor de lluvia para el limpiaparabrisas (121 euros), el sistema de pantalla central y navegador por satélite que en Mercedes tiene el nombre de Command (2.880 euros), o los faros bixenon inteligentes que cuestan 990 euros.

¿Echais en falta algo?

Continuará...

En Motorpasión | Mercedes SLK 250, prueba (exterior e interior; conducción y dinámica; valoración y ficha técnica)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos