Compartir
Publicidad
Publicidad
Mazda CX-3, lo conducimos para comprobar si también es fiel al espíritu de la marca
Pruebas de coches

Mazda CX-3, lo conducimos para comprobar si también es fiel al espíritu de la marca

Publicidad
Publicidad

Probamos el nuevo Mazda CX-3, el coche con el que la marca japonesa entra en el creciente segmento de los SUV pequeños dispuesto a competir contra Opel Mokka, Fiat 500X, Peugeot 2008, Renault Captur y Nissan Juke, aunque con 4,27 metros de largo es de los más grandes y sus rivales más directos son los dos primeros, Mokka y 500X. Del diseño ya nos contó Josep en la novedad del Mazda CX-3 y tienes muchas fotos en la galería para recrearte.

Con la denominación Mazda juega al despiste, el CX-3 ni es un compacto ni deriva del Mazda3. Pertenece al segemento B-SUV y su plataforma deriva de la que usa el Mazda2. Esta plataforma está debidamente estirada a lo largo, ancho y alto para crear el CX-3, aunque la mayor diferencia está en longitud, ya que el SUV crece 21,5 cm respecto al Mazda2. Curioso, porque mantiene la batalla intacta.

Mazda Cx3 Motorpasion 03

El esquema de suspensiones está compuesto por un sistema McPherson en el eje delantero y ruedas tiradas con eje de torsión en el trasero. Otro dato curioso es la ausencia de rueda de repuesto (lleva kit) con espacio sólo para una rueda de emergencia. Es común en este segmento, pero con ruedas tiradas no suele haber limitaciones de espacio para dejar hueco a una rueda de tamaño normal.

Tres motores y dos cambios

La oferta mecánica del CX-3 está compuesta por un único propulsor diésel y dos gasolina, aunque Mazda estima vender en España casi un 70% de las unidades con motor diésel. Este propulsor es un 1.5 Skyactiv-D con una baja relación de compresión, inyección directa y sistema i-stop que desarrolla una potencia máxima de 105 CV a 4.000 rpm y 270 Nm de par entre 1.600 y 2.500 vueltas.

El peso del CX-3 está entre los 1.230 y los 1.340 kilos, una masa que este propulsor mueve con soltura aunque no hablamos de altas prestaciones. Eso sí, los consumos son reducidos, con un medio homologado en la versión más sencilla y ligera de 4 litros a los cien. En gasolina Mazda apuesta por motores grandes y atmosféricos, no quiere ni oir hablar del turbo-lag y su línea de desarrollo futuro va por este camino.

Mazda Cx3 Motorpasion 05

Un bloque de 2.0 litros que ofrece dos potencias en el CX-3, 120 y 150 CV a 6.000 rpm con el mismo par motor, 204 Nm a 2.800 vueltas. el consumo medio homologado es de 5,9 litros en el 120 CV y 6,4 en el 150 CV. Pero ojo porque igual que el diésel puede elegir entre tracción delantera o total, el gasolina de 120 sólo puede ser delantera y el 150 CV sólo tracción total (más lastre).

Estos tres motores se combinan con una caja de cambios manual con el característico tacto preciso y recorridos cortos de Mazda o con un cambio automático por convertidor de par también de seis velocidades.

Por dentro luces y sombras

El interior del CX-3 resulta atractivo y deportivo, más aún si se trata de la versión Sport que presenta guarnecidos y tapizados más llamativos. La distribución de los mandos se centra en el conductor y el puesto de conducción es muy similar al de un turismo convencional. Los conductores altos agradecerán la amplia regulación en profundidad del volante y el espacio disponible para las piernas.

Mazda Cx3 Motorpasion 08

Los asientos delanteros son un poco estrechos pero dentro de lo normal en el segmento. Sus formas son muy marcadas para sujetar el cuerpo correctamente y resultan cómodos. Los pasajeros traseros no lo tienen tan bien en el CX-3, el espacio para las piernas es justo, no llega a ser incómodo pero no transmite sensación de amplitud. También es estrecho aunque la altura libre es suficiente.

El maletero tiene una capacidad de 350 litros con formas totalmente rectas que favorecen su aprovechamiento. El respaldo del asiento trasero se abate de forma asimétrica y, como deja un escalón en la superficie de carga, cuenta con una base elevable para crear un doble fondo y crear una superficie plana.

En cuanto a materiales y acabados encontramos un poco de todo, por una parte la calidad visual percibida es buena y parece que se ha eliminado esa sensación de que falta algo para estar al 100% que suele caracterizar a los japoneses. Al tacto encontramos plásticos duros, pero si pensamos que se trata de un segmento B personalmente lo doy por bueno.

Mazda Cx3 Motorpasion 10

Sin embargo hemos encontrado algunos detalles de acabado mejorables, como el encaje del guarnecido del pilar A o una guantera sin llave, luz y ni freno de apertura. No son cosas graves, pero el precio de este Mazda está en un nivel en el que esos pequeños detalles podrían evitarse.

Equipamiento del Mazda CX-3

En cuanto al equipamiento es muy completo, tanto que cuando leas la lista de precios que encontrarás al final de este texto debes tenerlo en cuenta. Para ser un coche pequeño cuenta con un montón de asistentes a la conducción. Como es normal depende de las versiones, pero desde la más básica que llega a España es un punto a valorar.

Empezamos con la lista: alerta de tráfico trasero, asistente de cambio involuntario de carril acústico y visual, frenada de emergencia en ciudad, control de crucero adaptativo y asistente de arranque en pendiente. A esto se suman faros LED, head up display, cámara de visión trasera, sensores de aparcamiento traseros, navegador integrado, pantalla táctil de siete pulgadas y un sistema de conectividad con internet y múltiples aplicaciones.

Mazda Cx3 Motorpasion 12

Prueba dinámica del Mazda CX-3

Durante la presentación europea del nuevo Mazda CX-3 tuvimos ocasión de conducir dos unidades, un gasolina de 120 CV y un diésel, ambos tracción delantera y cambio manual. El gasolina fueron pocos kilómetros, pero lo suficiente para comprobar que tiene el suficiente carácter como para divertirte al volante y la suavidad propia de estos propulsores en ciudad.

Con el diésel sí pudimos recorrer un buen puñado de kilómetros, es un motor que parece que cunde más de lo que puedes pensar en principio al ver sus cifras escritas. Si le pides el máximo en un adelantamiento rápido, por ejemplo, encuentras su debilidad, pero en una conducción normal tirando a rápida se comporta satisfactoriamente.

En ciudad resulta un poco ruidoso, Mazda dice que para conducir bien es necesario escuchar el motor y estoy de acuerdo, me gusta un mínimo de sonido mecánico, pero no tanto precisamente en los momentos en los que no conduces, sino que te transportas. En cuanto alcanza cierta velocidad el sonido del motor dentro del habitáculo se reduce enormemente y además es agradable (suena un poco gordo).

Mazda Cx3 Motorpasion 15

No se aprecian grandes carencias a bajas vueltas por debajo del régimen de par máximo y estira bastante bien. Destaca por un funcionamiento suave y con pocas vibraciones. Dinámicamente el CX-3 hace honor al antiguo eslogan de la marca: Zoom-Zoom. La postura de conducción con el volante bastante vertical, su reducido diámetro y dirección rápida te dan vidilla.

Además las suspensiones son tirando a firmes, pero ojo que no son duras, de hecho en carreteras de montaña rodando a buen ritmo presentaba cierto cabeceo de la carrocería (balanceo mínimo). Es como si el umbral de actuación fuese elevado y por eso filtra poco las pequeñas irregularidades pero luego sí se traga bien las grandes.

Demuestra agilidad y precisión en la trayectoria, te lo puedes pasar bien en zonas reviradas y es que es un SUV un poco de mentira, porque tiene muy poca altura libre al suelo, la carrocería no es alta y tampoco lo es el puesto de conducción. Es un caso claro de hacia dónde están tendiendo los actuales todocaminos.

Precios en España del Mazda CX-3

Precios de tarifa que incluyen pack Style (sistema MZD Connect y alerón trasero) o Luxury (alerta cambioo de carril y lunas traseras sobretintadas) de regalo (500 euros). A este precio hay que restar 1.800 euros de campaña promocional, el posible Plan PIVE y descuento de financiación entre 470 y 500 euros.

Versión Precio tarifa
CX-3 2.0 120 CV 2WD Style 20.345 €
CX-3 2.0 120 CV 2WD Luxury 22.980 €
CX-3 2.0 150 CV AWD Luxury 26.280 €
CX-3 2.0 120 CV 2WD Auto. Style 22.145 €
CX-3 2.0 120 CV 2WD Auto. Luxury 24.780 €
CX-3 2.0 150 CV AWD Auto. Luxury 28.080 €
CX-3 1.5 diésel 105 CV 2WD Style 21.795 €
CX-3 1.5 diésel 105 CV 2WD Luxury 24.430 €
CX-3 1.5 diésel 105 CV AWD Luxury 26.230 €
CX-3 1.5 diésel 105 CV AWD Auto. Luxury 28.030 €

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos