Compartir
Publicidad
Publicidad
Probamos el nuevo Kia Stonic, un pequeño SUV muy 'chic' dado a ser un superventas
Pruebas de coches

Probamos el nuevo Kia Stonic, un pequeño SUV muy 'chic' dado a ser un superventas

Publicidad
Publicidad

El imparable crecimiento de los vehículos tipo SUV en toda Europa supone que actualmente uno de cada cuatro automóviles vendidos sea un todocamino, pero además existe un tipo de crossover que crece aún a mayor ritmo, el de pequeñas dimensiones o B-SUV, que está de moda. El último miembro de este disputado segmento se llama Kia Stonic y ya está a la venta.

Las primeras unidades del Stonic están llegando a concesionarios, con un precio de partida de 12.919 euros (con el máximo descuento aplicado, de 4.181 euros). Nosotros acabamos de probar este nuevo SUV, diseñado con el mercado europeo en mente, en los alrededores de Berlín, en Alemania, para contarte nuestra primeras impresiones.

El Kia Stonic aterriza en un segmento donde el cliente valora el diseño y la personalización por encima de muchas otras cosas, con ejemplos como los veteranos Nissan Juke o Renault Captur, y los últimos de la clase como el Seat Arona o el Hyundai Kona, entre muchos otros. Kia pretende vender el año que viene unas 15.000 unidades del Stonic.

Kia Stonic, toma de contacto

Hasta 20 combinaciones diferentes

El todocamino pequeño de la marca coreana apuesta por un aspecto juvenil y urbanita, protagonizado por la parrilla frontal (Tiger-nose), cortos voladizos, unos peculiares railes de techo llamados Dynamic, llantas de entre 15 y 17 pulgadas (las pequeñas sólo para el motor 1.2 litros), un pilar posterior estilo Targa o pilotos traseros LED en efecto 3D.

Siendo la personalización y el aspecto general del modelo la principal razón de compra, Kia ofrece nueve colores de carrocería (blanco, negro, rojo, azul, gris grafito, gris plata, verde, amarillo y marrón), cinco tonalidades para el techo y los pilares, y cuatro colores protagonistas para el interior. En total, hay hasta 20 combinaciones exteriores disponibles. Actualmente no se ofrecen acabados bitono, ya que habrá que esperar un par de meses, aunque sí se pueden reservar.

El Kia Stonic mide 4,14 metros de largo, por lo que tiene las mismas dimensiones que el SEAT Arona y es un pelín más grande (2 cm) que un Renault Captur, por ejemplo. El ancho del modelo es de 1,76 metros, mientras que la altura es de 1,52 metros. No obstante, tiene una generosa altura libre al suelo de 18,3 centímetros, superior incluso a la del más grande Kia Sportage.

Kia Stonic, toma de contacto
Kia Stonic, toma de contacto

Aunque el habitáculo, y especialmente las plazas traseras, no ofrecen modularidad de ningún tipo, más allá del abatimiento de los asientos traseros en un 60:40, el volumen de carga del maletero varía entre los 332 litros y los 1.135 litros totales. Además, el maletero tiene un suelo ajustable en dos niveles y en el mercado español se incorpora rueda de repuesto de emergencia.

Un interior atractivo

En general, el aspecto del interior es bueno, casi calcado al del Kia Rio, con acabados y materiales a la altura de un coche de este segmento. Además, las plazas traseras son bastante correctas, ya que con el asiento del conductor ajustado para una persona de 1,80 metros de altura, en la plaza posterior hay espacio para rodillas y cabeza para alguien de la misma talla, y no se llega a tocar ni el respaldo ni el techo. Aunque cuenta con tercer reposacabezas, el espacio disponible es ideal para dos ocupantes.

Todos los mandos tiene un tacto agradable, incluido el volante multifunción, y el cuadro de instrumentos es simple y de fácil lectura. La tapicería de serie es de tela, siendo el cuero artificial un tapizado opcional. En función del acabado, puede incorporar control de crucero, arranque por botón, cámara de marcha atrás, climatizador automático o sensores de luz y lluvia.

Kia Stonic, toma de contacto
Kia Stonic, toma de contacto

Destacan la pantalla multimedia táctil de 7 pulgadas con compatibilidad Apple Cay Play y Android Auto (y navegador a partir del acabado intermedio), así como los elevalunas eléctricos traseros y opcionalmente un puerto USB en la consola central trasera para carga de dispositivos.

Gasolina y diésel, pero sólo tracción delantera

La oferta de motorizaciones para el Stonic, disponible exclusivamente en tracción delantera (apenas un 8% de las ventas del segmento corresponden a modelos con tracción a las cuatro ruedas), está compuesta por dos bloques de gasolina y uno diésel. De momento no se espera una variante híbrida, aunque es una posibilidad de cara al futuro.

  • 1.25 MPI: El motor de acceso a la gama, de cuatro cilindros y atmosférico, ofrece una potencia de 84 CV a 6.000 vueltas y un par motor máximo de 122 Nm. Se combina exclusivamente con una caja de cambios manual de cinco velocidades y devuelve un consumo homologado de 5,2 litros a los cien kilómetros. Acelera de 0 a 100 km/h en 13,2 segundos y roza los 165 km/h.
  • 1.0 T-GDI: La versión más potente de gasolina, un tricilíndrico turbo, alcanza 120 CV a 6.000 RPM y desarrolla 172 Nm de par motor máximo. En este caso la transmisión es manual pero de seis velocidades, y el año que viene se ofrecerá tanto en versión con caja automática DCT de siete marchas como en variante de 100 CV (a mediados de 2018). El consumo mixto de este motor es de 5,0 litros. El esprint de 0 a 100 km/h le lleva 10,3 segundos y puede alcanzar 184 km/h.
  • 1.6 CRDi: La única opción turbodiésel es un cuatro cilindros de 110 CV a 4.000 RPM y 260 Nm, junto a una caja de cambios manual de seis marchas. Acelera de 0 a 100 km/h en 11,3 segundos y su velocidad punta es de 175 km/h. Ofrece el consumo más bajo de la gama con una homologación de 4,2 litros a los cien kilómetros. El depósito de combustible es de 45 litros en todas las versiones.
Kia Stonic, toma de contacto
Kia Stonic, toma de contacto

Las versiones 1.2 MPI incorporan llantas de 15 pulgadas y neumáticos en medidas 185/65 R15, mientras que con el resto de motores se montan llantas de 17 pulgadas con gomas en dimensiones 205/55 R17.

Primer contacto

Durante la presentación del modelo en Berlín pudimos probar únicamente el motor 1.0 T-GDI de tres cilindros, la opción más potente de la gama, con el que el Stonic se mueve con cierta soltura. Es algo ruidoso cuando se le exige, pero es suficientemente enérgico tanto en ciudad como en carretera, donde se defiende bastante bien una vez lanzado.

El modelo se muestra ágil en zonas de curvas y sorprendentemente aplomado en vías rápidas (pesa entre 1.200 y 1.400 kilogramos aproximadamente, según versión). La dirección es agradable, aunque bastante asistida, el tacto de la caja de cambios se antoja correcto y la suspensión resulta cómoda. Además, el habitáculo está bien insonorizado, aunque esto no evita que llegue algo de rumorosidad proveniente del tres cilindros turbo.

Kia Stonic, toma de contacto
Kia Stonic, toma de contacto

Teóricamente, este motor ofrece su par motor máximo de 172 Nm entre 1.500 y 4.000 RPM, aunque en la práctica el motor parece dar lo mejor de sí a partir de las 2.500 vueltas, aproximadamente. Combinando carretera y vías urbanas, obtuvimos un consumo algo superior a los 6 litros.

Además, la suavidad de conducción que ofrece el conjunto hace del Stonic un modelo ideal para callejear y moverse en la urbe de manera cómoda. Aparcar no es un problema, tanto por dimensiones como por la asistencia de la dirección, pero sobre todo si equipa la cámara de visión trasera, que facilita mucho las cosas.

Tres niveles de equipamiento

La gama del Kia Stonic cuenta con tres acabados, denominados Concept, Drive y Tech. La relación completa de equipamiento es la siguiente:

  • Concept: Desde el nivel más básico incorpora llantas de aleación, rueda de repuesto, 6 airbags, barras de techo, luces diurnas LED, faros antiniebla delanteros, pantalla de 7 pulgadas y sistema de audio, volante y palanca de cambios en piel, tapicería de tela, asiento de conductor regulable en altura, mandos de control de audio en el volante, control de crucero con limitador de velocidad, sensor de luces y aire acondicionado, entre otras cosas.
  • Drive: El nivel intermedio suma a todo lo anterior los retrovisores plegables, ópticas traseras LED, lunas oscurecidas, navegador y cámara de marcha atrás, servicios de conectividad TomTom, reposabrazos central con puerto USB trasero, climatizador automático, sensor de lluvia y sensores de aparcamiento traseros, por ejemplo.
  • Tech: La versión tope de gama añade los asistentes de conducción, pedalera de aluminio, red de maletero, retrovisor interior electrocrómico, llave inteligente y botón de arranque, etc...
Kia Stonic, toma de contacto
Kia Stonic, toma de contacto

De manera opcional, en los dos primeros acabados se puede equipar el paquete de asistentes de conducción (650 euros) que cuenta con asistente de mantenimiento de carril, detector de fatiga, asistente de luces de carretera, asistente de frenada de emergencia o panel de instrumentos con display LCD de 3,5 pulgadas.

Precios Kia Stonic

Los precios de la gama Stonic al completo, sin descuentos aplicados, son los siguientes, si bien actualmente se puede obtener un descuento de hasta 4.181 euros (descuento directo + financiación). Esto supone que, acogiéndose a las promociones, el Kia Stonic más asequible con el acabado de acceso a la gama parta de los 12.919 euros, y ya está a la venta.

  • 1.2 CVVT Concept: 17.100 euros
  • 1.2 CVVT Drive: 18.550 euros
  • 1.2 CVVT Tech: 19.850 euros
  • 1.0 T-GDi Concept: 18.850 euros
  • 1.0 T-GDi Drive: 20.300 euros
  • 1.0 T-GDi Tech: 21.600 euros
  • 1.6 CRDi Concept: 20.50 euros
  • 1.6 CRDi Drive: 21.500 euros
  • 1.6 CRDi Tech: 22.800 euros

Como de costumbre en los modelos de la marca coreana, el Kia Stonic incluye garantía de siete años o 150.000 kilómetros.

Kia Stonic, toma de contacto
Los gastos asociados a esta toma de contacto han sido asumidos por la marca. Para más información, consulta nuestra guía de relaciones con empresas.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos