Probamos el CUPRA Formentor VZ5: 390 CV y una puesta a punto de ensueño para el CUPRA más exclusivo
Pruebas de coches

Probamos el CUPRA Formentor VZ5: 390 CV y una puesta a punto de ensueño para el CUPRA más exclusivo

El Formentor ha sido el coche que ha permitido a CUPRA despegar como marca. Como primer modelo desarrollado en exclusiva para CUPRA, su aceptación está siendo muy buena en los mercados en todas sus versiones de gasolina, diésel e híbridas enchufables. Pero faltaba por llegar este CUPRA Formentor VZ5 con el motor 2.5 TSI de 5 cilindros y 390 CV. Lo hemos probado.

Formentor. El nombre de un cabo de Mallorca y el nombre del modelo que tiene enamorado a medio mundo, con su peculiar planteamiento a medio camino entre un compacto familiar y un SUV deportivo con mucho carácter y personalidad.

CUPRA Formentor
El Formentor ha sido el impulso que necesitaba CUPRA como marca, y ahora no parece que haya quien les pare

Tal ha sido el éxito cosechado por el Formentor y tan bien está funcionando en todos los mercados, que en la marca dirigida por Wayne Griffiths se han permitido el lujo de ir a los cuarteles generales del grupo a pedir una versión de altas prestaciones que fuese objeto de deseo. Y se lo han concedido.

Con el conocido y aclamado bloque de cinco cilindros Turbo que conocimos por primera vez en el Audi TT RS con 400 CV y que siguen montando otros modelos de la marca como el Audi RS3 o el RS Q3, este coche promete sensaciones fuertes.

CUPRA Formentor VZ5

Esta es la primera vez que ese bloque, para mí uno de los mejores motores de la historia por rendimiento, sonido y tacto, se monta en un coche no Audi. Y para ponerlo a prueba sobre el Formentor VZ5 nos hemos ido hasta el Circuito de Castellolí, un entorno perfecto para sacarle el máximo partido.

Detalles sí, pero sin pasarse

El CUPRA Formentor VZ5 se identifica por una serie de detalles a nivel estético que le delatan, aunque hay que admitir que partiendo de una base con tanto carácter y personalidad como la del Formentor, hacerlo más deportivo a la vista no es sencillo.

CUPRA Formentor VZ5 escapes
Los escapes son de sus principales elementos característicos

Se consigue mediante la aplicación en su justa medida de una serie de detalles que le hacen especial, así que empecemos el repaso por la parte posterior. Allí encontramos las salidas de escape específicas del VZ5. Son cuatro, van decoradas en el característico color Copper y están dispuestas en diagonal, agrupadas dos a cada lado.

Rodeando esas salidas de escapes encontramos un difusor de formas muy trabajadas, realizado en fibra de carbono y con una presencia mucho más notable que el de cualquier otro Formentor. El logo VZ5 en un discreto color negro cromado sobre la tapa del maletero completan una trasera que seguramente sea la parte que más vean otros coches en carretera.

CUPRA Formentor VZ5 lateral

En la vista lateral el coche se ve más bajo y compacto si cabe que un Formentor más normalito, gracias a que la carrocería va 10 milímetros más abajo y a que monta llantas de 20 pulgadas específicas para esta versión.

Si nos vamos a la parte delantera, las molduras inferiores del paragolpes están fabricadas en fibra de carbono. También cambia la trama de la parrilla delantera, que tiene un trenzado específico para esta versión.

CUPRA Formentor VZ5

El color Gris Taiga será exclusivo de esta versión, aunque para recibirlo en ese color hay que esperar hasta 2022, mientras el Magnetic Tech, el Azul Petrol mate y el Negro Midnight estarán disponibles ya desde que se ponga a la venta a finales de este año.

Los pasos de rueda en negro, las carcasas de los retrovisores exteriores en el mismo color y el marco de la parrilla delantera en negro son los otros detalles que marcan su estilo, elegante, deportivo y con un toque especial.

CUPRA Formentor VZ5 asientos

En el interior por su parte el cambio más notable lo encontramos en los asientos, ya que el VZ5 equipa unos nuevos semi backet con estructura en fibra de carbono, que ellos llaman CUPBucket.

El CUPRA Formentor VZ5 en circuito

Para que el motor se ponga en marcha tenemos que pulsar un botón satélite del estilizado y ergonómico volante Cupra. Inmediatamente el ronroneo que se cuela en el habitáculo nos indica que este no es un Formentor ni de 150 CV, ni híbrido enchufable. Tampoco da lugar a dudas respecto al VZ de 310 CV. Aquí la sinfonía es bien distinta, más ronca, más contundente, y eso es solo el presagio de lo que nos espera a continuación.

CUPRA Formentor VZ5

Es fácil encontrar una postura cómoda al volante, con el asiento muy bajo como a mí me gusta. Salimos a pista detrás del piloto Mikel Azcona, que abre camino a los mandos de todo un CUPRA León WTCR, lo cual es mucho decir.

Vamos relativamente despacio en los primeros compases para permitir que el coche alcance temperatura mecánica, y que los neumáticos deportivos y el equipo de frenos con pinzas Akebono de seis pistones y discos de 375 mm de diámetro se pongan en su rango de funcionamiento óptimo.

CUPRA Formentor VZ5 trasera

Ya desde el primer momento se percibe que el chasis del coche tiene una puesta a punto diferente al de todos los Formentor que he conducido hasta la fecha, que son todos salvo el de 190 CV que todavía no he cogido.

En este la dirección se nota más directa, dura y precisa. Se ha trabajado a nivel de geometrías del eje delantero aplicando caídas específicas que hacen que el coche pise mejor y con más consistencia en curvas.

CUPRA Formentor VZ5

En una vuelta al sinuoso trazado de Castellolí con sus subidas y bajadas es suficiente para que la mecánica esté ya en temperatura óptima. Además Mikel va alegre y hemos perdido al resto de coches de la caravana que deberían seguirnos, así que vamos aumentando el ritmo.

Primer pisotón a fondo en la recta estirando cada una de las marchas y la patada con la que te pega al asiento es absolutamente brutal. El motor es salvaje, tiene una forma muy explosiva de subir de vueltas y el sonido que emite, aunque más discreto que en un Audi RS3 con el que comparte bloque, es pura música para los oídos.

CUPRA Formentor VZ5

Frenada fuerte, giro de volante buscando el vértice de la curva y todo parece fácil, ya que el coche se mueve de forma muy ágil y con precisión, aunque permite cierto deslizamiento y es fácil cogerle el punto justo de juego con las inercias para que el ritmo sea salvaje en pista.

No olvidemos que es un coche con tracción a las cuatro ruedas 4Drive con reparto de par automático entre ambos ejes. Además cuenta con el Torque Splitter que además de repartir hacia adelante o hacia atrás, también permite mandar más o menos par a cada una de las ruedas exteriores.

CUPRA Formentor VZ5

La capacidad de tracción y empuje a la salida de la curva es brutal. Abres volante, pones la mirada en el siguiente punto de contacto, pisas de nuevo a fondo y los 390 CV se encargan de llevarte allí en mucho menos tiempo del que esperabas.

Van pasando las curvas y el ritmo va vertiginosamente en aumento. Me encanta cómo de conectado te sientes con el coche. A pesar de esa puesta a punto claramente deportiva, es como si el VZ5 y tú hubieseis sido amigos íntimos desde hace mucho tiempo.

CUPRA Formentor VZ5

Gira plano, frena con un tacto excelente que permite modular la intensidad a tu antojo, la dirección es precisa y eso te lleva a ese nivel de confianza absoluta que hace fácil que el ritmo sea más y más alto.

Estirar las marchas es un auténtico placer. La caja de cambios DSG de 7 velocidades responde con inmediatez a cada indicación que le damos a través de las levas. Además hay una diferencia notable respecto a otras versiones y es que en este no salta a la siguiente marcha cuando alcanza el corte.

CUPRA Formentor VZ5

Se queda en la que tú le has indicado y salvo que pulses alguna de las levas, no hará nada por si mismo que tú no le hayas dicho. Eso te permite jugar más con el cambio, estirar más las vueltas y mantenerlo siempre en el régimen óptimo.

También es novedad el sistema lumínico que nos indica cuando estamos cerca del corte de encendido, haciendo parpadear unos diodos LED de color verde a medida que suben las revoluciones y cuando el motor se acerca a su límite de 7.000 RPM, las luces parpadean en color rojo.

CUPRA Formentor VZ5

Pronto se acaba la tanda en pista, pero ya tengo la información suficiente para confirmar que estamos ante un coche que más allá de ser una edición limitada y un producto de deseo, es muy eficaz cuando le exiges el máximo. Sin duda, está en mi top 3 de SUV deportivos junto al Porsche Macan y al BMW X5 M.

Racionalidad y disfrute en carretera

Pero no acababa aquí la cosa, ya que aunque los VZ5 todavía están en fase de homologación y por tanto las unidades que estábamos conduciendo eran aun prototipos, pudimos salir con ellos a carretera para hacer una bonita ruta de algo más de 100 kilómetros por las inmediaciones de Montserrat, muy cerca de Barcelona.

CUPRA Formentor VZ5

Allí el VZ5 sacó a relucir una cara que había estado oculta en el circuito, la de coche racional y práctico, válido para el día a día. En carretera no se muestra nada duro de suspensiones y llevándolo en el modo Normal es tan útil como su hermano de 150 CV.

La clave está en el Control de Chasis Adaptativo (DCC) con 15 niveles de ajuste de la amortiguación, que independientemente del modo que llevemos seleccionado, permite configurar la suspensión a nuestro antojo.

CUPRA Formentor VZ5

Cuando la carretera se vuelve menos transitada y más revirada, es una maravilla seleccionar el modo Sport desde el mando satélite del volante y volver a sentir ese carácter especial que nos había enamorado unos minutos antes en pista.

En carretera el coche es rapidísimo. El motor se siente muy lleno, especialmente a partir de 3.000 RPM hasta alcanzar las 6.500 RPM. No en vano, hay 480 Nm de par que se entregan de forma constante desde poco después de las 2.000 RPM.

CUPRA Formentor VZ5

Hace 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y es capaz de alcanzar 250 Km/h de punta, pero más allá de esas cifras lo bonito de este coche es lo bien que corre. La carrocería va 10 milímetros más baja que en un Formentor normal, de ahí que siempre te notes pegado al suelo.

El VZ5 cuenta también con un sistema de control del chasis integrado que se encarga de optimizar todos los sistemas que influyen en la dinámica lateral para asegurar el mejor paso por curva.

CUPRA Formentor VZ5

El otro elemento que brilla con luz propia es la dirección, que tiene una puesta a punto exquisita. Varía su progresividad en función del ritmo que llevemos y es una auténtica maravilla la información que transmite sobre lo que ocurre en los neumáticos del eje delantero. Todo ello te da una confianza absoluta para sacarle el máximo rendimiento también en carretera, donde sin duda ha brillado tanto o más que en circuito.

¿Cuánto costará el CUPRA Formentor VZ5?

Esa es la gran pregunta, la que hicimos a los responsables de la marca y a la que contestaron que hasta saberlo, debíamos esperar todavía unos meses. El CUPRA Formentor VZ5 está en su fase final de ajustes y homologación, y por tanto no han querido desvelar el precio que tendrá.

Lo que sí sabemos es que será antes de que termine este año cuando se podrán realizar pedidos, y si tenemos en cuenta que un CUPRA Formentor VZ de 310 CV cuesta 44.920 euros, y que un Audi RS Q3 con este motor a 400 CV cuesta 73.750 euros, este CUPRA Formentor VZ5 debería estar entre los 55.000 y los 60.000 euros de precio. El salto, respecto al VZ 310 justifica ese sobreprecio.

En Motorpasión | Nueve furgonetas camper muy interesantes más allá de la eterna Volkswagen California | La URSS quiso probar si sus vehículos aguantarían las armas nucleares, y por eso creó el UT-5000: el túnel de la destrucción

Temas
Inicio