Probamos el BMW X5 45e: el coche SUV híbrido enchufable de 394 CV que es eléctrico en el día a día y también cumple con creces en carretera
Pruebas de coches

Probamos el BMW X5 45e: el coche SUV híbrido enchufable de 394 CV que es eléctrico en el día a día y también cumple con creces en carretera

Cuando en 2019 hicimos la primera prueba a fondo de la cuarta generación del BMW X5, la que está todavía hoy a la venta, la motorización 30d se erigía como la más completa, equilibrada y recomendable. Pero en solo cuatro años, las cosas han cambiado mucho en el mundo del automóvil con la llegada de la electrificación, y por eso este BMW X5 45e parece ser ahora una opción mucho más atractiva para determinados clientes de este SUV. Lo hemos probado, y te contamos cuáles son las impresiones al volante de esta variante híbrida enchufable de 394 CV con más de 80 km de autonomía eléctrica.

Este modelo representa en sus carnes la transición que se está viviendo en el mundo del automóvil desde los combustibles convencionales a modelos que combinan esas mecánicas con sistemas híbridos eléctricos, con grandes baterías, que le permiten moverse en ámbitos urbanos y semiurbanos sin emisiones de CO2 al utilizar únicamente el motor eléctrico.

BMW X5 45e Prueba 2

Estas versiones híbridas enchufables van ganando peso en el mix de ventas de coches frente a versiones de gasolina o diésel puras (en el caso del X5 ya todas son mild hybrid) gracias a las ventajas que tienen para un uso diario en algunas ciudades, que tienen beneficios específicos para estos coches con etiqueta CERO de la DGT como poder circular por zonas de bajas emisiones, aparcar en la calle sin cargo o la posibilidad de circular libremente por carriles BUS-VAO entre otras.

Ligeros detalles en azul le delatan

Esta versión 45e híbrida enchufable del X5 luce pocos cambios estéticos respecto a otras versiones de combustión convencionales del mismo modelo. Al igual que los diésel y gasolina, puede equipar el paquete de equipamiento deportivo M como es el caso de la unidad de pruebas. Son solo una serie de pequeños detalles los que le delatan como híbrido enchufable.

Porque hasta las salidas de escape en la parte posterior, con una a cada lado integradas en la parte baja del paragolpes son idénticas a las de un 30d o un 40i por ejemplo, y pueden ir con el perfil pintado en color negro como era el caso de esta unidad que pudimos probar largo y tendido.

BMW X5 45e Prueba 3
Los escapes integrados en el paragolpes posterior son seña de identidad del X5

Los pequeños detalles en color azul son los que nos indican que estamos ante un 45e. Son tan discretos que hay que fijarse para verlos. Hablamos por ejemplo del perfil que enmarca al logo de BMW en los pasos de rueda de las llantas.

También se emplea ese color en el contorno del logotipo en el centro del volante, ya que el resto del habitáculo es idéntico al del resto de X5. Lo que sí cambia algo es la capacidad interior, ya que esta versión solo está disponible en configuración de cinco plazas ya que las de la tercera fila están condenadas por las baterías, situadas en el piso del maletero.

Un maletero que por su parte tiene una capacidad máxima de 500 litros, lo cual son unos 150 litros menos de capacidad que las versiones convencionales. Si se abaten los asientos posteriores la capacidad máxima es de 1.716 litros.

BMW X5 45e Prueba 8
La toma de carga está situada en la aleta delantera izquierda

En esta unidad de pruebas además en la aleta delantera izquierda encontrábamos la tapa que cubre la toma de carga, y esta llevaba la inscripción "Electrified by i" en alusión a la división de electromovilidad del grupo.

La mecánica del BMW X5 45e

El BMW X5 xDrive45e está equipado con un motor de gasolina de 6 cilindros en línea, el cual se ha adaptado específicamente para esta versión. Se trata de una motorización acorde con el tamaño y peso del coche, un motor potente y con cubicaje para que tenga la capacidad suficiente para mover con dignidad el coche cuando no hay batería.

Es un 3.0 litros que por si mismo desarrolla 286 CV y está equipado con lo último de la tecnología BMW eDrive. Este motor se combina con el sistema eléctrico de 112 CV, dando como resultado una potencia combinada de 394 CV.

BMW X5 45e Prueba 18
Una de las claves del buen rendimiento del BMW X5 45e es el motor de gasolina de seis cilindros que se esconde bajo el capó

Tal nivel de potencia le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 5,6 s pese a sus 2.510 kilos de peso, casi 300 más que un X5 40i de gasolina. Y sobre todo, lo que te permite es tener una respuesta inmediata a cualquier exigencia que le hagamos desde el acelerador.

La batería tiene una capacidad de 24 kWh y eso le permite alcanzar una autonomía en modo eléctrico superior a los 80 km, casi tres veces la de su predecesor. Según BMW de esta forma aseguran que se pueden hacer los trayectos diarios en modo exclusivamente eléctrico.

Por lo demás el depósito de combustible tiene una buena capacidad con sus 69 litros, algo importante para hacer largos viajes. Cuenta con tracción total inteligente BMW xDrive que reparte la potencia entre todas las ruedas.

Al volante del BMW X5 45e en ciudad

BMW X5 45e Prueba 6

Tuve ocasión de probar el BMW X5 45e en todo tipo de circunstancias, desde los trayectos diarios como en largos viajes en familia, y puedo asegurar que es un coche que tiene cierto componente camaleónico y que pese a la electrificación mantiene los genes deportivos que siempre han marcado al X5 entre los de su segmento.

Hay un modo Battery Control que como su nombre indica, permite mantener el nivel de carga de la batería o incluso cargarla empleando para ello el motor de gasolina, para poder moverse en entornos urbanos sin emisiones

Cuando tienes carga de batería, es súper curiosa la sensación de moverse en semejante coche utilizando únicamente el motor eléctrico para avanzar. El silencio y la suavidad de rodadura no son precisamente lo que esperas  cuando te subes él, pero es lo que encuentras.

Pese a lo que cabría esperar por el peso y el tamaño del coche, el motor eléctrico de 112 CV se desenvuelve bien a la hora de moverlo. Lo hace con bastante soltura y en entornos urbanos si tienes carga de batería de 24 kWh, podrás recorrer en torno a 85 km en modo exclusivamente eléctrico (declara 87 km en ciclo WLTP). Nosotros conseguimos hacer ese número de kilómetros.

BMW X5 45e Prueba 21

Para ello puedes elegir el modo de conducción Electric, en el que se prima el uso exclusivo del motor eléctrico dejando el de gasolina apagado. Si en cambio vas en el modo Hybrid, el coche automáticamente va combinando ambos motores y en condiciones de amplia demanda llegan a trabajar conjuntamente.

Las aceleraciones desde parado tienen respuesta instantánea, y las recuperaciones cuando ambos sistemas funcionan conjuntamente son maravillosas porque te permiten hacer maniobras como una incorporación a una vía de alta velocidad o un adelantamiento con total seguridad.

Sea como fuere, lo cierto es que los beneficios de un coche con etiqueta CERO como este frente a los de combustión o mild-hibrid con etiqueta ECO son notables en una ciudad como Madrid, que es donde yo lo conduje. Puedes aparcar libremente en la calle sin tener que preocuparte por pagar, acceder a zonas de bajas emisiones y en general, tener menos restricciones que otros vehículos.

Consumos ajustados y buenas prestaciones en carretera

Hasta aquí, el BMW X5 45e digamos que cumple con creces con lo que cabía esperar de él, pero lo mejor llega cuando más allá de este uso urbano, sales a carretera en él. Porque no nos engañemos, comprar un BMW X5 únicamente para desplazarse por ciudad, sería un error.

BMW X5 45e Prueba 9
Es un coche largo y pesado, pero camufla bien su tamaño y peso

BMW ha sabido hacer los deberes a la hora de configurar este SUV para los trayectos en carretera. Frente a lo que ocurre en otros modelos híbridos enchufables de la competencia (en un Mercedes-Benz GLE 350 e el motor de gasolina es de solo 4 cilindros y 211 CV), en este encontramos una configuración mecánica acorde con este tipo de uso y vehículo que es.

El X5 45e esconde bajo el capó delantero un motor de seis cilindros específico de 3.0 litros que desarrolla 286 CV. Es por tanto un motor con un nivel de potencia superior al del xDrive 30d que ofrece 265 CV y con potencia similar a las que tenían anteriormente versiones 30i del X5, aunque esta motorización no se comercializa hoy en día.

La caja de cambios Steptronic de 8 velocidades se encarga de ir modulando siempre la marcha óptima para cada momento, siempre con el objetivo de contener los consumos. Eso, unido a la capacidad de 69 litros del maletero, solo 13 menos que un X5 40i, hacen que haya una capacidad suficiente de gasolina como para poder afrontar viajes largos sin paradas demasiado frecuentes, ya que los consumos son bastante contenidos.

BMW X5 45e Prueba 25
Cuando lo llevas en modo Electric, el cuadro de mandos luce un diseño específico con detalles en color azul

Pese a que lógicamente en carretera, una vez que la carga de la batería se ha agotado, el motor de gasolina tiene que tirar de los 300 kilos extra que supone la batería de 24 kWh, lo cierto es que los consumos no se disparan respecto a otras versiones de gasolina del mismo modelo.

En un viaje de Madrid a Vigo, con cuatro pasajeros, el maletero de 500 litros lleno y un ritmo alegre, el consumo obtenido fue de 9,1 l/100 km, lo cual es un registro que considero bastante bueno teniendo en cuenta el tamaño, el peso y la potencia del conjunto.

El par motor se transfiere a las cuatro ruedas cuando se conduce solo utilizando el motor eléctrico, cuando se usa el motor de combustión o cuando se emplean ambas unidades motrices de forma combinada

Porque estamos ante un SUV de altas prestaciones, que cuando se encuentra con los valores de carga al máximo, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 235 km/h.

BMW X5 45e Prueba 11

A lo que sí has de adaptarte, es a la forma en que hay que conducir este coche para sacarle el rendimiento más eficiente. Si quieres sacar el máximo provecho al conjunto híbrido, lo óptimo es que vayas entendiendo cómo actúa el sistema de regeneración de energía, capaz de meter bastantes kilómetros de carga si haces una frenada muy larga por ejemplo en una pendiente descendiente, o capaz de desacoplar con frecuencia la transmisión para que el coche avance "a vela" ejerciendo la mínima resistencia posible y optimizando así los consumos.

Por lo demás, es un coche muy estable y confortable en carretera. Se nota algo más aplomado que otros BMW X5 que he probado anteriormente porque en este la batería ayuda a reducir el centro de gravedad.

BMW X5 45e Prueba 15
Merece la pena ver la configuración mecánica del coche para entenderlo

Gracias a la suspensión neumática en ambos ejes de serie, es cómodo y filtra a la perfección las ondulaciones de la carretera, e incluso en la unidad que probamos, que equipaba unas gigantescas llantas de 22 pulgadas con neumáticos de perfil bajo, el confort a bordo es de primer nivel.

No balancea en las curvas en exceso y camufla bien los kilos de sobrepeso. También cuenta con diferentes niveles de altura de la carrocería y eso favorece esas bondades a la hora de circular en carretera.

Lo que sí tiene es un tacto bastante peculiar del pedal de freno, que al ser un elemento activo del sistema de regeneración de energía, no tiene todo el mordiente habitual en el primer tramo de pedal, y has de pisarlo bien a fondo para obtener buena potencia de frenado.

BMW X5 45e - Valoración

7,7

Diseño exterior 9
Diseño interior 8
Calidad 9
Habitabilidad 8
Maletero 6
Motor 8
Seguridad 7
Comportamiento 7
Comodidad 8
Precio 7

A favor

  • Prestaciones
  • Autonomía eléctrica
  • Confort de marcha

En contra

  • Maletero reducido
  • Peso elevado
  • Precio de opciones

El BMW X5 es un auténtico superventas entre los SUV grandes de marcas Premium, y esta versión 45e cobra protagonismo ahora que este tipo de coches se tienen que enfrentar a entornos para los que originalmente no estaban concebidos, las grandes ciudades con estrictas normas anti contaminación.

Es un coche muy completo, ya que permite un uso diario neutro en emisiones en la mayor parte de los casos, gracias a esos más de 80 kilómetros de autonomía eléctrica en condiciones reales, pero al mismo tiempo sigue gozando de una mecánica de gasolina que es más que suficiente cuando queremos viajar cómodamente.

Este BMW X5 45e es tal vez el más completo y camaleónico de todos los X5, un coche que tiene muchos argumentos para convertirse en el aliado de aquellos conductores que necesiten un SUV grande y lujoso para moverse en el día a día (pese a que su maletero de 500 litros pierde 150 litros frente a las mecánicas térmicas), desbancando así a las versiones diésel que tradicionalmente eran las más vendidas en nuestro mercado.

BMW X5 45e - Ficha técnica

BMW X5 45e



Motor térmico




TIPO

Seis cilindros en línea


CILINDRADA

2.998 cc


POTENCIA MÁXIMA

286 CV a 5.000 rpm


PAR MÁXIMO

450 Nm a 1.500 rpm


TRANSMISIÓN

Steptronic de 8 velocidades


TRACCIÓN

Integral

Motor eléctrico




POTENCIA MÁXIMA

112 CV


CAPACIDAD BATERÍA

24 KWH

mecánica combinada




POTENCIA MÁXIMA

394 CV


PAR MÁXIMO

600 NM

dimensiones




LARGO

4.922 mm


ANCHO

2.004 mm


ALTO

1.745 mm


BATALLA

2.975 mm


PESO

1.510 kg


CAPACIDAD MALETERO

500 litros

Prestaciones y consumos




0-100 KM/H

5,6 segundos


VELOCIDAD MÁXIMA

235 km/h


CONSUMO HOMOLOGADO

1,2  l/100 km

precio


81.550 euros

Temas