Compartir
Publicidad

Porsche 904 Carrera GTS, o cómo un coche de carreras dio lugar a un deportivo de calle

Porsche 904 Carrera GTS, o cómo un coche de carreras dio lugar a un deportivo de calle
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La semana pasada os llevamos con nosotros hasta Sicilia para varias cosas. En primer lugar para conocer de primera mano y contaros la historia que detrás de las victorias de Porsche en la Targa Florio que le han permitido situarse como la marca con más títulos en la mítica carrera. Después os animamos a montaros con nosotros en el último modelo que se ha unido a la gama GTS de Porsche, el 911 Targa 4 GTS. Por último quisimos que nos acompañaseis en una visita, muy breve, al Museo Targa Florio.

El objetivo de Porsche a la hora de llevarnos hasta Sicilia, no era otro que brindarnos la oportunidad de probar toda la gama GTS, esa que ocupa una posición intermedia entre los modelos normales y los de altas prestaciones con apellidos como Turbo o GT3. Pero antes de repasar uno por uno los modelos que actualmente componen la gama GTS de Porsche, sepamos de dónde nace esta denominación con tanta historia para la marca de Stuttgart.

Las siglas GTS responden a Gran Turismo Sport, y todos y cada uno de los nueve modelos que componen hoy en día la gama GTS de Porsche, presente en todos los modelos excepto en el Macan (de momento) deben su origen al Porsche 904 Carrera GTS.

Aquel modelo lanzado al mercado en 1963 era un coche con motor central que en origen se había desarrollado para carreras en circuito. Ganó dos Campeonatos del Mundo de Constructores en 1964 y 1965 y según cuentan los que tuvieron la suerte de conducir uno, el coche de calle ofrecía un comportamiento casi idéntico al modelo de carreras, con lo que la transferencia de tecnología de la competición a la calle de la que tantos hacen gala, se materializaba de la forma más pura y directa.

Porsche 904 Carrera Gts 1964 Porsche Ag

Para homologarlo en competición tuvieron que fabricar 120 unidades de calle, que al igual que el modelo de competición, utilizaban la novedosa carrocería de fibra de vídrio que permitía, junto con un chasis vigas de acero huecas, que el peso del coche se quedase por debajo de los 700 kilos.

Porsche 924 GTS y 928 GTS, los sucesores

El 904 GTS podemos decir que tuvo sus sucesores, salvando las diferencias, en los 924 GTS y 928 GTS de los años ochenta y noventa. Ambos suponían las versiones más potentes y dinámicas cada modelo y permitieron mantener viva la tradición de los GTS en el tiempo.

Pero no fue hasta el año 2007 cuando volvimos a oír hablar de otro Porsche GTS. Ese año se lanzó al mercado el primer GTS de cuatro puertas de la historia, el Cayenne GTS que destacaba por una carrocería más atlética, un motor más potente y especificaciones en chasis y frenos para situar la parte ciclo a la altura de las necesidades.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos