Compartir
Publicidad

Este 911 GT2 RS camuflado rodando en Monza no parece normal. ¿Qué está tramando Porsche?

Este 911 GT2 RS camuflado rodando en Monza no parece normal. ¿Qué está tramando Porsche?
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Porsche 911 GT2 RS es una bestia sin paliativos. El coche más potente de la marca alemana con 700 CV, tiene el récord de Nürburgring para un coche de producción de tracción trasera con 6 minutos y 47 segundos, ha batido el récord de Sachsenring y su aceleración hasta 356 km/h desde parado es simplemente hipnótica.

Por si no fuera suficiente con sus aptitudes de circuito (0-100 km/h en 2,8 segundos y 340 km/h de velocidad punta) para un coche de serie cuya principal misión es ser rápido en pista, Porsche parece que podría estar trabajando en algo aún más rápido que un Porsche GT2 RS. Y no, no estamos hablando del pack Weissach.

Un coche aún más bestia que un Porsche 911 GT2 RS

Con un precio de 30.272 euros el paquete Weissach rebaja 30 kg de peso al conjunto del GT2 RS utilizando llantas de magnesio forjado o plástico reforzado con fibra de carbono en algunos paneles de la carrocería. Además, por 33.938 euros se incluye también una jaula antivuelco de titanio 12 kg más ligera que la de acero. Pero repetimos que no estamos hablando de esto, sino de algo aún más radical.

Un reciente vídeo publicado en YouTube muestra una máquina un tanto atípica rodando en Imola. Hace poco Porsche reservó la pista italiana para probar algunas máquinas de circuito como el 718 Cayman GT4 Clubsport, el 911 RSR y el 911 GT3 R, pero había otro coche que no era ninguno de estos.

Porsche 911 GT2 RS

Se trataba de un 911 GT2 RS, pero no uno tal y como el que ya conocemos, sino un tanto anfetaminado. Inicialmente podría parecer un 911 RSR como el que la firma alemana utiliza en Le Mans, pero la carrocería no es tan ensanchada como el modelo de competición.

Las similitudes con respecto al GT2 RS son una delantera con las mismas canalizaciones frontales. Eso sí, el alerón trasero es mucho más grande que el modelo de producción, cuenta con aditamentos aerodinámicos en los laterales del paragolpes frontal y la parte trasera así como el capó se han rediseñado para conseguir un mayor flujo de aire.

Porsche 911 GT2 RS

Estas modificaciones nos harían pensar en un coche exclusivamente para circuito, pero por contra el sonido del motor no parece el de un coche de carreras, así que es difícil saber exactamente a qué está jugando Porsche. Quizá se trate de un programa de coches exclusivamente de circuito para clientes selectos como hacen Ferrari, McLaren o Aston Martin, pero aún es pronto para saberlo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio