Compartir
Publicidad

El futuro Porsche 911 GT2 RS promete en torno a 650 CV y un tiempazo en Nürburgring

El futuro Porsche 911 GT2 RS promete en torno a 650 CV y un tiempazo en Nürburgring
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Porsche 911 GT2 RS de 620 CV de potencia es sin lugar a dudas el nueveonce más salvaje de los últimos tiempos, pero el fabricante de Stuttgart ya trabaja en un digno sucesor basado en la actual generación del modelo. Promete un 0 a 100 km/h por debajo de 3 segundos, un 0-200 km/h en menos de 9 segundos, una velocidad punta cercana a los 340 km/h... y mucha más potencia.

Aunque se encuentra aún en fase de desarrollo, el futuro GT2 RS ya rueda en forma de prototipo, y de hecho algunos medios especializados ya lo han conocido de primera mano. De momento sabemos que utilizará el motor 3.8 litros bóxer biturbo del 911 Turbo S, aunque es probable que supere los 650 CV y 750 Nm, gracias a dos turbos mucho más generosos y mayor presión de soplado.

Entre las soluciones de este motor biturbo destacan elementos mecánicos revisados, un nuevo sistema de refrigeración del aire de la admisión mediante inyección de agua -parecido al del BMW M4 GTS y también con un depósito de agua adicional-, o un escape de titanio fabricado a medida para el modelo. La caja manual del anterior deja paso a una transmisión automática PDK de siete velocidades que envía la fuerza del seis cilindros exclusivamente al eje trasero. Las llantas son de 20 pulgadas delante y 21 detrás, con gomas Michelin Pilot Sport Cup 2 (265/35 ZR20 y 325/30 ZR21), y esconden sistema de frenos carbocerámicos.

El futuro Porsche 911 GT2 RS promete en torno a 650 CV y un tiempazo en Nürburgring
Porsche 911 GT2 RS de 2011, con 620 CV.

El responsable de los modelos GT de Porsche, Andreas Preuninger, ha afirmado a la revista británica EVO que no se trata de un Turbo S vitaminado, sino de un coche totalmente nuevo. "Me encanta la brutal potencia que tiene pero es una gozada de conducir en circuito. Es preciso, ágil y capaz, y mucho más fácil de conducir que el GT2 RS 997, que era bruto hasta el punto de no poder hacerte con él algunas veces. Este tiene más potencia, mucha más potencia", concluye el alemán.

Además, el coche también buscará ser ligero, sin pasar de los 1.500 kilogramos (gracias, por ejemplo, al techo de fibra de carbono o a la luneta trasera de Gorilla Glass -un material usado en protectores de pantalla para teléfonos móviles-). Los clientes que así lo quieran, podrán ahorrar aún más peso eliminando el aire acondicionado, la radio o el sistema multimedia, y también habrá un paquete Weissach que ahorra 30 kilogramos mediante llantas de magnesio o jaula antivuelco de titanio.

Porsche buscará marcar un tiempo en el Infierno Verde con Walter Röhrl al volante, probablemente inferior a los 7 minutos. Si el GT3 paró el crono en 7 minutos y 12 segundos, los al menos 150 CV de diferencia, una puesta a punto más rígida, con amortiguadores de carreras y muelles hasta un 50% más duros en el eje delantero (y también más duros en el trasero), y una carga aerodinámica igual a la del GT3 RS, pondrán fácil el intento de rebajar la marca.

Fuente | EVO

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos