¿A qué responden los números que dan nombre a los modelos de Peugeot?

¿A qué responden los números que dan nombre a los modelos de Peugeot?
24 comentarios

En el año 2008 el león de Peugeot cumplía 150 años, considerando que fue en el año 1858 cuando se registró la marca Peugeot y el león, no exactamente como lo conocemos ahora, como emblema de la misma. Aunque para ser justos no es menos cierto que los comienzos de este fabricante francés se remontan todavía un poco más atrás, cuando aún no hacía automóviles.

En el siglo XIX Peugeot se dedicaba a la fundición, a la fabricación de herramientas, como sierras, y complementos para la casa, como molinillos de café, pimenteros y saleros o máquinas de coser, además de otras cosas, como por ejemplo bicicletas. Precisamente en 2008 fue cuando os contamos la historia y evolución del león de Peugeot, por si tenéis curiosidad.

Para la Peugeot de automóviles se suele considerar el año 1896 como el inicio de su andadura. Hoy podemos contaros otra curiosidad de esta marca, la relativa a la nomenclatura de sus modelos con un número siempre con un cero en medio (Peugeot 205, Peugeot 307, Peugeot 508...).

peugeot-201-1930.jpg

Tiene su leyenda y todo

Cuenta la leyenda que esta forma de llamar a sus coches responde al hecho de que antaño los coches necesitaban de una manivela para el arranque del motor, en la parte frontal, y el agujero donde esta se insertaba era de forma circular. Pues bien, se dice que a ambos lados de ese agujero había un número, y de izquierda a derecha parecía leerse un número de tres cifras, por ejemplo 201. Con el tiempo el cero se oficializó.

Pero como decimos esto tiene más de mito que de realidad. El hecho es que fue en 1929 cuando se lanzó el Peugeot 201, que no fue el primer coche de la marca francesa, pero sí fue el primero en tener este nombre tan característico con un 0 en medio.

Anteriormente Peugeot había lanzado coches con nombres como Tipo 161, Tipo 172 o Tipo 190, este último precisamente su predecesor, por citar algunos. Eso sí, hasta entonces los nuevos modelos iban siendo números crecientes.

Este nombre 201 no le viene por nada relacionado con el agujero de la manivela de arranque, le viene porque es el número del proyecto de la oficina de estudios técnicos (un número creciente por encima del 190). Al verlo sin el "Tipo" delante les gustó, y entonces se decidió llamar a todos los nuevos modelos con esa misma estructura. De hecho Peugeot registró los nombres "con 0 en medio".

peugeot-205-gti-16v-gutmann.jpg

Segmento, "cero" y generación

De esta manera Peugeot decidió que el primer dígito hiciera referencia al tamaño o segmento del coche, el segundo dígito debe ser siempre un 0, por una cuestión de estilo, y el tercer dígito indica la generación de ese modelo. De esta manera el 1 se utiliza para los pequeños utilitarios de segmento A, el 2 para los utilitarios de segmento B, el 3 para los compactos de segmento C, el 4 para las berlinas de segmento D... y así sucesivamente.

Por ejemplo tenemos ese Peugeot 201, un automóvil pequeño de 1929, pero luego fueron creciendo los números según se iban renovando: 202 en 1938, 203 en 1948, 204 en 1965, 205 en 1983, 206 en 1998, 207 en 2005 y 208 en 2012. Pero en todos los casos se refiere al mismo tipo de coche, pequeño y asequible.

En los últimos años, con los nuevos modelos de tipo todocamino y todoterreno, se han creado nuevas series insertado dos ceros en medio, y así surgieron los 1007, 2008, 3008, 4007, 5008, etcétera.

peugeot-108-11.jpg

Solo para modelos muy singulares, vehículos comerciales e industriales y para prototipos y concept cars, Peugeot utiliza nombres de letras, como por ejemplo el Peugeot iOn, que es eléctrico, el Peugeot RCZ, deportivo, la Peugeot Partner, furgoneta, o los Peugeot Quasar, Oxia, Escapade, Quark, Onix... prototipos.

Hay una anécdota no menos curiosa. Recordad que hemos dicho que los nombres de coches con tres dígitos y un cero en medio fueron registrados por Peugeot. De hecho, aunque no lo hemos citado, y se emplea poquísimo, Peugeot reserva la serie de los 900 para los deportivos.

Pues bien, Porsche cuando iba a lanzar el primer Porsche 911, presentado en 1963, iba a llamarlo originalmente 901, pero se encontró con el problema en Europa del registro de ese tipo de nomenclatura por parte de Peugeot, y aunque internamente puede utilizarlo, no puede comercialmente, por lo que tuvo que cambiar el nombre oficial de ese modelo al ahora ya mítico Porsche 911.

Fotografía | Xabi Rome-Hérault (Wikimedia Commons - CC)
En Motorpasión | Un repaso a la serie 100 de Peugeot, Hace 80 años del primer coupé-cabriolet

Temas
Comentarios cerrados
Inicio