Compartir
Publicidad

Madrid se ahoga en contaminación

Madrid se ahoga en contaminación
Guardar
200 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La capital de España está padeciendo las consecuencias del buen tiempo, y es que las lluvias no alivian la “boina” de contaminación que sufre la ciudad. El exceso de tráfico está aumentando los niveles de contaminación hasta llegar a cerca de los niveles en los que es necesario alertar a la población.

Doy fe que la mencionada boina es visible incluso a 100 kilómetros de Madrid. Los niveles que revisten preocupación son los de dióxido de nitrógeno (NO₂), nocivos para la salud (repasa nuestro minicurso de contaminación atmosférica). Es una consecuencia de la fuerte dieselización del parque móvil en los últimos años.

Pese a los intentos del consistorio por maquillar los datos y de quitarle hierro al asunto, se están intensificando las peticiones en paneles informativos de que la gente use el transporte público y deje el coche parado. Si la situación persiste, habrá que hacer un aviso a la población, y replantearse medidas correctoras.

Coches a bioetanol en Madrid

Si los ciudadanos no optan libremente por el transporte público, habrá que buscar fórmulas que casi siempre son impopulares. Ya ha pasado antes con el estacionamiento regulado (ORA), los barrios cerrados al tráfico exterior (Letras y Embajadores), el aumento de las sanciones de tráfico en la ciudad, etc.

Antes de que empiece a haber un repunte de enfermedades respiratorias, cabrá preguntarse en qué forma se puede restringir el paso de vehículos a la capital. ¿Peajes? ¿Endurecimiento de la ORA? ¿Prohibir que los vehículos que no cumplan las normativas Euro recientes se muevan por Madrid si no son residentes?

Sin duda un cambio masivo hacia vehículos eléctricos reduciría bastante el problema, pero no es una solución que se pueda tomar hoy, dado que el poder adquisitivo del ciudadano madrileño medio no está como para gastarse unos 30.000 euros en un coche de este tipo. Sería más inmediato aumentar las bonificaciones para coches híbridos.

Toyota Prius Plug-In de Alberto Ruiz Gallardon

El Ayuntamiento de Madrid ya se ha posicionado varias veces contra los motores diesel, empezando por los taxistas, como ya os contamos en su día. La flota de vehículos de servicio público empieza progresivamente a tener más híbridos, eléctricos o propulsados por GLP o bioetanol en sus filas. Lo mismo pasa con los autobuses de la EMT.

De hecho, hasta el propio alcalde está utilizando un híbrido enchufable para moverse, aunque es un modelo que aún no se vende. Lo que está pasando en estos días nos recuerda una vez más que es necesario racionalizar el uso del coche y asimismo apostar por la propulsión alternativa para luchar contra la contaminación.

Si llegamos al punto de avisar a la población, se sentará un precedente. Ya hay varias ciudades en el mundo que han llegado a un nivel muy peligroso de contaminación y han forzado a las autoridades a tomar medidas que no son del gusto de todos. En Madrid podría ocurrir lo mismo, porque el porvenir de la villa cada día es más negro.

Fotografía | scambelo
Enlace | Niveles de contaminación en Madrid en tiempo real
Fuente | El Economista
En Motorpasión | Madrid declara la guerra al motor diesel, Minicurso de contaminación atmosférica

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos