Grupo Sigma, o el día que la policía griega cambió los Opel Astra de patrulla por Porsche 911, BMW M3 y Audi RS2

Grupo Sigma, o el día que la policía griega cambió los Opel Astra de patrulla por Porsche 911, BMW M3 y Audi RS2
1 comentario

Qué policía no ha soñado en poder disponer de un Porsche 911 Turbo o un BMW M3 para perseguir a un delincuente o infractor que se da a la fuga en lugar de su compacto diésel de turno. Ese sueño se hizo realidad para un selecto grupo de agentes de la policía en Grecia a mediados de los años 90.

Los coches patrulla de la policía son habitualmente un compacto o un SUV normal y corriente, algo de lo más mundano. Aunque hay excepciones, por supuesto, como los Alpine o Subaru Impreza WRX de la Gendarmerie, los Nissan GT-R de la policía japonesa y los Porsche de la policía alemana, por nombrar los más famosos.

En cuanto a los Bugatti, Ferrari y demás superdeportivos de la policía de Dubai, son impresionantes pero son meros ejercicios de comunicación. La palma del cuerpo de policía con los mejores cochazos de la historia sin duda se la lleva el grupo Sigma de la policía griega.

Según cuentan en Obscure Cars Daily, que sacó de nuevo a la luz esta pequeña historia desconocida fuera de Grecia y de la que se habló en Reddit hace casi un año, la policía helénica decidió en 1995 crear un cuerpo de élite equipado con los mejores deportivos de la época que podían comprar o que podían incautar a grandes delincuentes.

Escuadrón Sigma Policía griega

Grecia, como todos los países, tiene sus mafias. Pero la fuerte corrupción que reinaba en el país hizo que las bandas del crimen organizado camparan casi a sus anchas. No es que la región de Atenas se hubiese convertido en una especie de Nápoles de película negra, pero los robos violentos y otros crímenes eran relativamente habituales. Esa gente, obviamente, no andaba por ahí al volante de un utilitario o una plácida berlina, se movía con coches muy potentes.

La reacción de la policía fue entonces crear un grupo de élite que se encargaría de dar caza a esos delincuentes o a cualquiera que quisiese escapar de la policía. Ese grupo fue el escuadrón Sigma. Sin duda, formar parte de Sigma debía ser visto como un honor.

Una flota de ensueño

Escuadrón Sigma Policía griega

En todo caso, muchos policías habrán querido entrar en él. Una de las razones, la más obvia, era la posibilidad de conducir algunos de los mejores coches de la época. Así, en los diversos vídeos y fotos que circulan del grupo Sigma se aprecian hasta cuatro Alfa Romeo 155 Q4, dos Audi RS2, dos BMW M3 E30, un BMW M5 E39, un Porsche 911 Targa, un Porsche 944, dos Mercedes 190 E 2.5-16, un Ford Sierra RS Cosworth, un Lancia Delta HF Integrale e incluso un Ford Mustang. Claramente eran monturas mucho más interesantes que los Opel Astra y Citroën ZX que equipaban las patrullas.

Las autoridades griegas, antes de soltar a sus policías al volante de estos coches tuvo a bien de darles una formación de pilotaje. De ello se encargó Grigoris Nioras, un piloto del campeonato griego de rallys.

Escuadrón Sigma Policía griega

Los coches del escuadrón Sigma tenían una matrícula civil y mantenían los colores de fábrica. Las luces de emergencia estaban disimuladas y solo lucían el escudo dorado del escuadrón Sigma en las puertas.

Según uno de los pocos vídeos publicados en Youtube relacionados con este cuerpo policial, inicialmente se destinaron a patrullar por la zona costera y las grandes avenidas de la capital para "impedir el comportamiento antisocial de los conductores", entre ellos, los excesos de velocidad y eventualmente las carreras ilegales.

Pero también, apuntan, perseguir a los atracadores de bancos y de otros objetivos de interés, como joyerías. Así, en otro vídeo de un telediario se ve como el escuadrón Sigma intervino en un asesinato múltiple como parte de lo que pareciera un ajuste de cuentas.

Sí, la idea de que la policía tenga deportivos para perseguir al Toretto local de la época suena bien, pero claramente, las carreras ilegales de coches no eran lo habitual ni se creó el cuerpo únicamente para ello.

Como pasó en su día con los Subaru Impreza WRX de la Gendarmerie francesa, los elevados costes de mantenimiento, probablemente algunos  abusos y los diferentes accidentes ocurridos en persecución acabaron con el escuadrón Sigma a los pocos años. Para el año 2000, el escuadrón Sigma ya no existía.

En 2020, según un artículo de la edición griega del Huffington Post, la autoridades griegas se estaban planteando revivir el escuadrón Sigma. De nuevo, usando coches incautados e incluso comprando modelos nuevos. De nuevo, el objetivo es cortar el paso a las bandas de atracadores que operan en la región de Atenas.

Escuadrón Sigma Policía griega

Visto desde fuera, con muy poca información acerca del escuadrón Sigma -no hay rastro de él en la web oficial de la policía griega- y que se pusiera en marcha en una época de corrupción desbocada, uno no puede evitar pensar que quizá dotar a la policía de deportivos no fuese la mejor idea e incluso puede que algo innecesario. 

Fotos | 'Acción Inmediata Policía Griega'

En Motorpasión | Probamos el BMW M3 Competition: una berlina que más allá de sus 510 CV, mejora en todo respecto al anterior M3

Temas
Inicio