Cuando compras 40 Maserati pero eres un país pobre y casi sin carreteras: la odisea de Papúa Nueva Guinea para deshacerse de ellos

Cuando compras 40 Maserati pero eres un país pobre y casi sin carreteras: la odisea de Papúa Nueva Guinea para deshacerse de ellos
10 comentarios

Hay compras impulsivas y hay errores muy gordos. Si te compras un cactus con forma de baby Yoda, no pasa nada. Pero que uno de los países más pobres del planeta compre 40 Maserati Quattroporte exclusivamente para pasear a altos cargos extranjeros en una cumbre internacional de un par de días, es un error; un error de los gordos. Y eso es lo que ha hecho el pequeño país de Papúa Nueva Guinea.

En 2018, el pequeño país del Pacífico acogió la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, en sus siglas inglesas). El acontecimiento impulsó un controvertido gasto que se extendió hasta la compra de una flota de vehículos de lujo para transportar a los dignatarios visitantes. Estamos a finales de 2021, y el gobierno local no consigue vender los coches que le sobran, informa The Guardian.

En 2018, Papúa Nueva Guinea compró 40 Maserati Quattroporte, gastando nada menos que 20 millones de kina, lo que equivale a unos 5,6 millones de euros actuales. Y no fueron solo Maserati, también compraron tres Bentley Flying Spur.

Los coches llegaron a la isla en aviones Boeing 747 fletados expresamente. Lógicamente, todo ello desató un enorme descontento en la población en las semanas previas a la cumbre del APEC. Debido a la controversia, algunos líderes como la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, se negaron a usar esos coches.

Aun así, para calmar la opinión pública, el entonces ministro encargado de la cumbre, Justin Tkatchenko, insistió en que los coches se venderían rápidamente a compradores privados tras el evento de dos días. Llegó a decir que “esos coches se venden como churros”. ¿Qué podía salir mal?

Maserati Quattroporte Gts Gransport 24

El problema es que en Papúa Nueva Guinea nunca se vendió un Maserati o un Bentley. Normal, es un país sin apenas infraestructuras y sin recursos. A día de hoy, solo dos Maserati y un Bentley han sido finalmente vendidos. Ojo, que el Bentley se habría comprado para ponerlo a disposición del primer ministro del país...

A priori, el resto de los coches estarían esperando a que alguien los compre en una nave en Port Moresby, la capital del país, según ha publicado el gobierno en 2019. En todo caso ya han pasado más de dos años y no han vendido otro coche.

Una flota de Maserati Quattroporte para un país sin casi carreteras

Maserati Quattroporte Air cargo

¿Qué ha podido llevar al entonces gobierno a comprar tal cantidad de coches de lujo? Es un país, recordemos, que carece de carreteras o infraestructuras mínimamente decentes fuera de la capital y donde el acceso hasta los servicios de salud más básicos es inexistente o muy deficiente.

Sencillamente demuestra una desconexión total con la realidad por parte de la clase gobernante, o bien, como indica a The Guardian Paul Barker, director ejecutivo del Instituto de Asuntos Nacionales de Papúa Nueva Guinea, "demuestra una grave falta de previsión y una decepcionante y aparente disposición a despilfarrar fondos públicos”. Quizá sea un poco de los dos.

Maserati Quattroporte

Según el actual ministro de Finanzas, John Pundari, los Maserati se pondrán a la venta al precio de 400.000 kina, unos 113.000 dólares. Y tampoco son una ganga. Un Maserati Quattroporte V8 de 2018 con menos de 15.000 km ya se puede conseguir por menos de 90.000 euros. La depreciación de estos modelos es bastante elevada en los primeros años.

Además, a esos precios, clientela local no va a haber, son coches que habrá que exportar, lo que aumentará el precio final. ¿No quieren venderlos, en realidad? O, ¿esperan realmente recuperar más de cuatro millones de dólares con la venta de esos Maserati? Es todo un sinsentido.

Tampoco es el único problema que sigue arrastrando Papúa Nueva Guinea con los coches y la cumbre del APEC. Además de la flota de 43 coches de lujo, el país también importó casi 300 coches para uso de la organización de la cumbre, entre ellos Toyota Land Cruiser y Mitsubishi Pajero, así como varios Ford y Mazdas. Y la gran mayoría no se han devuelto.

"Hay 284 vehículos... que se entregaron al personal para su uso durante APEC y que aún no han sido devueltos", dijo en 2019 el superintendente Dennis Corcoran, que dirige la unidad de recuperación de activos del Estado. Para colmo, algunos de Land Cruisers han sido robados de nuevo en 2020 de la nave del puerto donde están almacenados.

Fotos | AirBridgeCargo Airlines

En Motorpasión | Probamos el Bentley Continental GT V8, cuando el lujo extremo no está reñido con la deportividad ni con la comodidad

Temas
Inicio