Publicidad

El Tesla Model S no es imbatible: el Ferrari F8 Tributo de 720 CV le hace morder el polvo en esta carrera de aceleración, en vídeo

El Tesla Model S no es imbatible: el Ferrari F8 Tributo de 720 CV le hace morder el polvo en esta carrera de aceleración, en vídeo
116 comentarios

Los coches eléctricos parecen haberse erigido en los reyes de la aceleración con cifras en el 0-60 mph (0-96 km/h) muy locas, prometiendo en algunos casos firmar tiempos por debajo de los 2 segundos. Sin embargo, aún hay fabricantes ligados históricamente a los motores de combustión más bestias que se resisten a sucumbir en un campo donde se han visto referentes, y la carrera entre un Tesla Model S y un Ferrari F8 Tributo que hoy nos ocupa es un claro reflejo de ello.

Tras ver a la familia Tesla rivalizando en un duelo fratricida o, más recientemente, al flamante Lucid Air destrozando al Model S, los compañeros de DragTimes pensaron que era un buen momento de poner a prueba a la berlina cero emisiones contra uno de los grandes propulsores de gasolina en una drag race de cuarto de milla... y no, no es imbatible.

En concreto el Ferrari F8 Tributo, presentado el año pasado como una nueva evolución del 488 GTB, monta el encumbrado V8 de 3.9 litros biturbo capaz de escupir 720 CV a 8.000 rpm. El Tesla, por su parte, es un Model S Performance con el modo Cheetah -ajusta la suspensión hundiendo el capó y elevando la zaga para mejorar el rendimiento-, es decir, la variante más prestacional del sedán californiano.

La pegada inicial del eléctrico no es suficiente para contener al V8

El resultado, como puede verse en el vídeo, es una salida inexpugnable del Tesla Model S Performance, que rápidamente saca unos metros de ventaja sobre el 'Cavallino' gracias a la reactividad de los sistemas de propulsión eléctricos.

Cabe recordar que el Tesla Model S Performance certifica un tiempo en el 0-60 mph de 2,3 segundos, por los 2,9 segundos que homologa el F8 Tributo.

No obstante, la explosividad del motor V8 del F8 Tributo no tarda en surtir efecto y en apenas unos segundos puede apreciarse cómo logra reducir progresivamente la distancia hasta adelantar al Model S y culminar el cuarto de milla (unos 402 m) muy despegado del coche eléctrico.

Tesla Model S Ferrari F8 Tributo Carrera Aceleracion

Una victoria del motor térmico que si bien parece abismal visualmente, en tiempos no lo es tanto: el F8 Tributo cruzó la línea del cuarto de milla en 10,2 segundos y el Model S Performace hizo lo propio en 10,4 segundos. Las velocidades máximas registradas fueron 225,31 km/h 202,78 km/h, respectivamente.

Las cifras reflejadas son las mejores cosechadas en total, pues el duelo se repitió hasta en tres ocasiones, con resultados similares.

El Ferrari F8 Tributo envía sus 720 CV y 771 Nm a las ruedas traseras mediante una transmisión DCT, mientras que el Tesla Model S Performance manda sus 596 CV y 1.247 Nm de par a las cuatro ruedas gracias a su configuración dual.

Ferrari vuelve a poner así al coche eléctrico a rebufo del motor de combustión... al menos de momento, pues Tesla ya tiene en el futuro Tesla Model S Plaid de tres motores su gran arma. ¿Veremos la revancha con la variante más bestia cuando llegue en 2021?

En Motorpasión | Estas han sido las diez mejores carreras de Fórmula 1 de esta década (2010-2019)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios