Publicidad

El Opel Insignia se renueva sutilmente, rebaja consumos y pierde 30 CV en la variante GSi

El Opel Insignia se renueva sutilmente, rebaja consumos y pierde 30 CV en la variante GSi
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Aunque está bajo un intenso bombardeo constante de SUV de todos los tamaños, el mercado europeo sigue siendo un caladero para las berlinas. En Opel lo saben y por eso han decidido actualizar al Opel Insignia para convertirlo en uno de los mejores candidatos para el segmento medio.

En esta ocasión el fabricante alemán ha decidido reestructurar una gama que será muy difícil de diferenciar con respecto a la variante a la que releva ya que los cambios exteriores son extremadamente sutiles. La mayor novedad está en su motor, que en el Insignia GSi renuncia a la mecánica diésel y que pierde potencia en el único motor de gasolina que queda disponible.

Opel Insignia: menos motores y mejor aerodinámica

Opel Insignia 2020 009

Por fuera no hay grandes cambios para el Opel Insignia al que sólo le podremos diferenciar por una nueva parrilla que en esta ocasión es totalmente activa, mejorando la aerodinámica con el propósito de reducir el consumo de combustible. Se mantendrán las carrocerías Grand Sport y Sports Tourer.

En el interior tampoco hay demasiadas novedades más allá de las nuevas tapicerías o la inclusión de un equipamiento tecnológico renovado. Destacan los nuevos faros matriciales IntelliLux LED con 84 diodos por faro con iluminación adaptativa y mejor capacidad anti-deslumbramiento, una nueva cámara trasera y head-up display. Cuenta con compatibilidad Apple CarPlay y Android Auto.

Opel Insignia 2020 017

A nivel mecánico Opel promete que la renovación del Insignia supone un gran recorte cuantitativo sobre las cifras de consumo al tiempo que mantiene las buenas capacidades del chasis adaptativo FlexRide y frenos eBoost electrohidráulicos.

La gama de motores se homogeniza con un 1.4 litros de 145 CV y 236 Nm de par motor como acceso de gasolina que se complementa con el 2.0 litros de 200 CV y 350 Nm y el 2.0 de 230 CV y 350 Nm del GSi. Además hay disponible un motor diésel (el único que queda) 1.5D de 122 CV y 300 Nm de par motor. Posteriormente llegará un 2.0 diésel.

Opel Insignia 2020 013

Los dos motores de acceso se asocian a una transmisión manual de seis relaciones, mientras que los bloques de 2.0 litros son los primeros de Opel en contar con desactivación selectiva de cilindros.

Como comentábamos al principio, el Opel Insignia GSi que hasta ahora estaba disponible en motores 2.0 turbodiésel y 2.0 turbo de gasolina abandona la mecánica de gasóleo de 210 CV y se centra en la de gasolina, solo que pasa de ofrecer 260 CV a 230 CV (y 350 Nm de par motor, 50 Nm menos) en un llamativo recorte con el propósito de rebajar su cifra de consumo. Será de largo el motor más sediento de la familia, con un consumo homologado bajo ciclo WLTP de 12-12,2 litros cada 100 km.

Opel Insignia 2020 002

Como curiosidad, este bloque se mantiene como un vestigio de las motorizaciones de origen de General Motors para ser el único que no procede de la alianza con PSA. Lo que sí cambia es la transmisión que abandona la automática de convertidor de par de ocho relaciones por una del mismo tipo pero con nueve velocidades y la tracción integral Twinster con dos embragues en lugar de diferencial autoblocante.

Aún no hay información sobre la disponibilidad ni los nuevos precios del Opel Insignia, así que tendremos que esperar previsiblemente hasta primavera para conocer más detalles.

En Motorpasión | Escasez, vida útil, autonomía... Estos son los retos a los que se enfrenta la batería del coche eléctrico del futuro | Coches eléctricos solares: un mercado con precios disparatados y pocas propuestas tangibles (de momento)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios