Publicidad

Las baterías usadas del Nissan LEAF no mueren: acaban en robots autónomos que ayudan a fabricar más coches eléctricos

Las baterías usadas del Nissan LEAF no mueren: acaban en robots autónomos que ayudan a fabricar más coches eléctricos
Sin comentarios

Desde hace algunos años, los propietarios nipones de un Nissan LEAF pueden acceder a un programa de recuperación de baterías usadas para ahorrarse más de la mitad de lo que les costaría comprar una nueva.

Desde entonces Nissan ha seguido con su particular economía circular, y ya podemos ver en acción las baterías usadas del LEAF: impulsando robots autónomos que ayudan a fabricar más coches eléctricos.

Robots que se recargan solos en 30 segundos

El LEAF de primera generación estaba equipado con un paquete de baterías de 24 kWh.

Estos paquetes se fabricaron combinando 48 módulos, y hace unos ocho años los ingenieros de Nissan encontraron una manera de usar tres de estos módulos, volver a empaquetarlos y colocarlos dentro de un robot en vez de usar módulos nuevos.

Gracias a las baterías de iones de litio que ya no pueden impulsar un LEAF, los vehículos automatizados que trabajan en las fábricas de la marca han evolucionado: tienen una mayor autonomía y son más rápidos.

Algo fundamental para mejorar la eficiencia en el proceso de producción.

Según explica la marca, están dotados de sensores de movimiento y se encargan de suministrar piezas a los trabajadores de la planta a través de pistas magnéticas; como un tren en una vía.

Una de las funciones más interesantes es que estos robots se recargan solos en 30 segundos.

En un futuro, Nissan espera que en un entorno mucho más controlado y predecible los robots necesiten menos tecnología que los automóviles y se puedan mover libremente por las fábricas, aunque aún podrían depender de sensores y algoritmos para moverse de forma autónoma.

Si bien las baterías de plomo-ácido generalmente se reemplazan cada año o dos, se espera que las baterías LEAF reutilizadas duren de siete a ocho años.

Solo en la planta de Nissan en Oppama, al sur de Tokio, hay más de 700, pero a nivel global el fabricante utiliza cerca de 4.000 de estos vehículos automatizados.

En este escenario de economía circular también hemos visto cómo el Nissan LEAF se convirtió en un generador de energía portátil ante emergencias, capaz de suministrar electricidad hasta 24 horas a diferentes dispositivos y hasta seis días en el caso de hogares.

En Motorpasión | Probamos el Tesla Model 3 Performance en circuito. Y sí, un coche eléctrico puede hacer sombra a un BMW M3

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio