Compartir
Publicidad
Publicidad

Mercedes deja morir el diésel en Estados Unidos: la EPA gana esta partida

Mercedes deja morir el diésel en Estados Unidos: la EPA gana esta partida
Guardar
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La firma de la estrella ha abandonado la lucha por vender modelos diésel en Estados Unidos en 2017. Desde que estallara el escándalo Dieselgate, la EPA puso en el punto de mira todos los vehículos diésel ligeros en Estados Unidos. Sin embargo, hace un par de meses Volskwagen recibió la aprobación de la EPA para vender 67.000 modelos diésel de 2015.

Pero Mercedes no ha tenido tanta suerte: ha tenido que tomar la decisión de dejar de vender motores diésel en 2017, y no se sabe si de forma permanente. La EPA ha ganado la partida, la menos esta.

Una muerte anunciada

Desde finales de 2016 Mercedes-Benz ya hacía patente los problemas a los que se enfrentaba para producir este tipo de motor en Estados Unidos y se planteaba dejar morir a modelos como el Clase C en la primera potencia mundial.

En septiembre de 2015 la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) afirmó que revisaría todos los vehículos diésel ligeros en Estados Unidos tras el escándalo Dieselgate, por el que Volkswagen está pagando económicamente su engaño (su imagen, según desvelan las ventas, sigue intacta). Más tarde, en abril de 2016, el Departamento de Justicia pidió a Daimler-Benz AG investigar los procesos de certificación de emisiones para sus vehículos Mercedes.

Mercedes Gle 5

Por entonces, la prioridad de Mercedes era asegurar la certificación de la EPA para el V6 diésel en el GLS 350d, una versión diésel del SUV más grande de la firma. La compañía ha estado buscando la certificación para al menos cuatro modelos en Estados Unidos: el GLS, el GLC y el GLE así como el sedán clase C.

En verano de 2016, la firma alemana presentó el nuevo motor diésel de cuatro cilindros del Clase E E 220 d, que daba el pistoletazo de salida a una familia de bloques de aluminio de cuatro cilindros. Por entonces, confiaba en la continuidad de este tipo de motor, pero las cosas cambiaron.

Mercedes Gle 1

Pero ahora sabemos que la firma de la estrella ha cejado en su empeño por seguir vendiendo estos motores en Estados Unidos y se desconoce si será una decisión definitiva, aunque la venta de vehículos diésel Mercedes en territorio norteamericano cayó en picado en 2016.

Así las cosas, la caída de las ventas unido a la imposibilidad de certificar vehículos diésel en Estados Unidos han sido los detonantes de esta decisión. La actual investigación de la EPA y el CARB (California Air Resources Board) sobre Mercedes podría desencadenar llamadas a revisión y multas significativas, aunque de momento está en el aire.

Vía | Carscoops
En Motorpasión | Mercedes-Benz no sabe si será el fin de las ventas de modelos diésel en Estados Unidos | Volkswagen ya puede vender esos coches diésel que almacena en aparcamientos de Estados Unidos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos