Compartir
Publicidad
Publicidad
Mercedes-Benz GLC Coupé: así luce en exclusiva desde Nueva York
Mercedes

Mercedes-Benz GLC Coupé: así luce en exclusiva desde Nueva York

Publicidad
Publicidad

Casi un año después de que Mercedes-Benz presentará un prototipo del GLC Coupé en el Salón de Shanghái, la marca alemana muestra la versión definitiva de producción de su todocamino medio de estilo coupé en el Salón del Automóvil de Nueva York (NYIAS). El Mercedes-Benz GLC Coupé, que ya vimos en acción en un teaser previo hace días y que acabamos de conocer en exclusiva en Nueva York, llegará al mercado español en otoño de 2016.

Con 4,73 metros de longitud, el GLC Coupé es casi 8 centímetros más largo que el GLC, aunque rebaja su altura en 4 centímetros hasta 1,6 metros. Básicamente, las principales diferencias estéticas del Coupé con respecto a su hermano convencional son la parrilla de efecto diamante con un único listón horizontal y, sobre todo, la línea de techo con caída al estilo coupé en la zaga.

Tanto en la vista trasera como en la lateral, el nuevo modelo se asemeja mucho a su 'primo de zumosol', el GLE Coupé. Hombros prominentes, interesantes formas en la tapa del maletero, enormes pilotos traseros con "cejas" cromadas -como en otros coupé de la casa- o un robusto paragolpes con salidas de escape integradas y difusor, son algunos de los rasgos más significativos.

Una foto publicada por Javier Álvarez (@javieralvarezmp) el

Una foto publicada por Javier Álvarez (@javieralvarezmp) el

En el habitáculo no hay apenas diferencias con respecto al GLC, ya que tanto el diseño como el espacio interior es casi idéntico. EL maletero, por su parte, ofrece una capacidad de carga de 491 litros, ampliables a 1.205 litros con los asientos traseros abatidos.

Entre el equipamiento de serie de la versión más básica encontramos llantas de aleación de 18 pulgadas, detalles cromados, portón trasero eléctrico, sistema multimedia Audio 20 CD, cámara de marcha atrás, acceso y arranque sin llave, tapizado en simil de cuero Artico, luces automáticas, Attention Assist o asistente de prevención de colisiones.

Ocho versiones, tres en lanzamiento

La oferta de motorizaciones del Mercedes-Benz GLC Coupé está compuesta por ocho versiones, incluído un híbrido enchufable y una variante firmada por Mercedes-AMG. En el momento de lanzamiento, en otoño, estarán disponibles los siguientes motores, todos ellos con la nueva caja de cambios automática 9G-Tronic, de nueve relaciones.

Mercedes-Benz GLC Coupé

-

Potencia

Par Máximo

Consumo (l/100km)

Aceleración 0-100 km/h

Velocidad Máx.

GLC 220 d 4MATIC Coupé

170 CV

400 Nm

5,0

8,3 segundos

210 km/h

GLC 250 d 4MATIC Coupé

204 CV

500 Nm

5,0

7,6 segundos

222 km/h

GLC 250 4MATIC Coupé

211 CV

350 Nm

7,0

7,3 segundos

222 km/h

Mercedes-Benz GLC Coupé

Más adelante se sumarán otras versiones a la oferta, como el GLC 350 e 4MATIC, híbrido enchufable, que ofrecerá una potencia combinada de 320 CV y podrá recorrer más de 30 kilómetros en modo exclusivamente eléctrico. Además, promete una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos y una velocidad punta de 235 km/h. Es la única variante que equipa un 7G-Tronic Plus.

Mercedes-Benz GLC Coupé

Por otro lado, la variante de acceso a la gama Mercedes-AMG, con motor V6 biturbo, también estará disponible. El llamado Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC Coupé despachará el esprint de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos gracias a sus 367 CV y a la tracción total Performance, con prioridad al eje trasero.

Como viene siendo habitual en Mercedes-Benz, durante el primer año del modelo se ofrecerá una edición especial Edition 1, con equipamiento exclusivo como la AMG Line, llantas de 20 pulgadas con neumáticos traseros más anchos, pinturas específicas Designo o tapicería de cuero bitono.

En busca del dinamismo

Dinamismo y SUV son dos conceptos que quizá no deberían ir en la misma frase, pero la compañía alemana asegura que su GLC Coupé busca precisamente la mejor dinámica posible. De serie equipa un tren de rodaje deportivo, así como Dynamic Select con cinco modos de conducción (Eco, Confort, Sport, Sport+ e Individual). Opcionalmente, el cliente puede optar por una suspensión con amortiguación variable (Dynamic Body Control) o por una suspensión neumática (Air Body Control).

Mercedes-Benz GLC Coupé

Con ésta última opción, la neumática, la carrocería se rebaja en 15 milímetros al circular en modo Sport y promete contener los movimientos de la carrocería. El GLC Coupé estrena una dirección de desmultiplicación variable y se beneficia de una trabajada aerodinámica (Cx de 0,31) y un gran esfuerzo por reducir peso utilizando materiales ligeros (la variante de gasolina pesa 1.710 kilos).

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos